Análisis del LQ Q6, un nuevo gama media donde reina la pantalla

Hace unos días os dejamos con las primeras impresiones del LG Q6, el nuevo dispositivo de gama media de LG. Muchos lo hemos tratado como un LG G6 Mini, y realmente lo es, aunque su nombre comercial no lo indique. Hoy por fin nos toca hablar de todos los puntos detenidamente, de mostraros lo que más nos ha gustado, y también las carencias del dispositivo. Sin más, vamos con el análisis del LG Q6, un dispositivo que nos ha dado tanto una de cal, como otra de arena en algunos puntos.


Honor 9 Premium: la nueva apuesta de Honor por el mercado europeo


Hemos estado cerca de dos semanas con el dispositivo, y no necesitamos más días para dejaros con nuestro opinión sobre los puntos más interesantes de este dispositivo, aunque antes de empezar, hay que dejar claro que nuestra unidad no se trata de un terminal 100% acabado, por lo que algunos puntos que os contamos pueden variar, tanto a nivel de hardware como de software. 

Un diseño que destaca, pero con puntos flojos

Lo que más destaca de este dispositivo, posiblemente sea su diseño. Estamos ante un dispositivo muy similar al LG G6, al menos en su parte delantera, donde cuenta con una pantalla de 5,5 pulgadas que acoge casi todo el frontal. Es la primera vez que vemos este tipo de diseño en un terminal de gama media, por lo que se trata de un punto muy llamativo que destaca sobre la competencia.

Aunque no contamos con el mismo porcentaje de pantalla, sí están presentes las esquinas redondeadas, los márgenes reducidos y la capacidad de tener uno de los terminales más compactos de la gama media. En los marcos, la compañía ha elegido un aluminio de mayor calidad que en el LG G6, que realmente le sienta muy bien, aunque la parte trasera no le hace justicia, ya que estamos ante un plástico no demasiado resistente. 

No sabemos si es por el hecho de que el dispositivo no esté acabado, pero la parte trasera de plástico se raya con mucha facilidad, y en los días que llevamos con él, se ha llevado más de un arañazo. Hemos hecho el mismo uso que con cualquier otro terminal, y realmente creemos que hay un margen de mejora en este punto, ya que la versión negra, que es la que nosotros hemos analizado, tiene un problema con los arañazos.

Si seguimos con esta parte, vemos como el diseño de la cámara cambia respecto al LG G6, siendo ahora un único sensor el encargado de tomar las fotografías. En la parte inferior vemos la toma de auriculares y la conexión microUSB, qué no USB Type-C. 

En general, estamos ante un buen diseño, aunque en el mismo rango de precio vemos opciones con cristal en la parte trasera, aunque no con la pantalla de este LG Q6, todo hay que decirlo.

Una de las mejores pantallas que nos ha gustado analizar

 

En la gama media actual vemos grandes pantallas, la mayoría con resolución FullHD. Este LG Q6 no iba a ser menos, solo que en vez de contar con 1920 x 1080 píxeles, sube hasta los 2160 x 1080 píxeles, que se denomina como FullHD+. Esto es debido a la relación de aspecto que tiene, que es la misma que la de su hermano mayor, el LG G6, es decir, 18:9. También es muy similar a la del Galaxy S8, aunque en esta ocasión, con una diagonal de 5,5 pulgadas. 

Esto nos permite contar con un dispositivo realmente compacto, y que se puede usar a la perfección con una mano. Su respuesta táctil es muy buena, y sus esquinas redondeadas nos dejan con un diseño muy atractivo que se integra a la perfección con la interfaz. Las aplicaciones de LG están listas para esta pantalla, pero en el caso de la reproducción de YouTube, veremos unas bandas negras en los laterales, que no son para nada incómodas.

La pantalla se ve bien, y aunque no es la más destacable en brillo, contamos con un gran panel que hará las delicias de todos los usuarios que compren este dispositivo.

Un rendimiento por debajo de la media, pero que nos deja contentos

LG Q6 banco

Cuando LG nos presentó este dispositivo hace unas semanas, nos dimos cuenta de que su procesador estaba por debajo de la media. Actualmente en la gama media es común encontrarse dispositivos con un Snapdragon 625, en el mismo rango de precio que este LG Q6. Esto nos sorprendió, ya que este dispositivo cuenta con un Snapdragon 430, un chip por debajo en el escalafón.

En los días que lo hemos podido probar, no podemos decir que sea un dispositivo poco fluido, pero hay veces donde contar con más potencia hubiese sido necesario. El dispositivo cuenta con 3 GB de RAM, que no está nada mal, y esto le permite cambiar de aplicaciones sin problema, incluso correr juegos como el nuevo Virtua Tennis sin ningún problema, algo que ha llegado a sorprendernos.

En definitiva, se trata de un dispositivo no llega a la altura de algunos gama media en potencia, pero que es capaz de correr juegos y aplicaciones potentes, por lo que será perfecto para la mayoría de usuarios que no hacen un uso súper intensivo del hardware interno.

Una cámara que no sobresale, pero con muchos modos

Cuando la gama media cuenta con dispositivos tan avanzados, te das cuenta de que es complicado estar a la altura, y está cámara aunque no es mala, no es la mejor de la gama media. Cuenta con una calidad aceptable cuando contamos con buenas condiciones de luz, pero la cosa flojea cuando estamos en interiores. En la siguiente galería podéis echar un vistazo a las diferentes fotografías que hemos tomado, que no se ven nada mal en el móvil, pero a las que les falta calidad cuando las pasamos a un dispositivo con pantalla más grande, como un ordenador.

La mayoría de usuarios utilizan la cámara del móvil para subir fotos a redes sociales, por lo que la calidad de este LG Q6 es perfecto para ellos, además de contar con varios modos muy interesantes, de disparo cuadrado y montajes. Como bien hemos comentado al principio, no se trata de una unidad final, por lo que el apartado fotográfico podría mejorar bastante con la versión final. 

En la cámara delantera nos encontramos con un sensor de 5 megapíxeles y gran angular, que casualmente es el mismo que monta el LG G6. Aunque no podemos decir que la cámara delantera del LG G6 sea la mejor, para un dispositivo de gama media sí nos parece una calidad más que aceptable.

En general, no estamos ante la mejor opción para los amante de la fotografía, aunque habrá que esperar a la versión final del dispositivo. Además contamos con muchos apartados que equilibran el dispositivo, como la pantalla o el diseño.

Reconocimiento facial, autonomía y sonido de este LG Q6

En las imágenes que te hemos dejado del dispositivo, habrás notado que le falta algo, y no es que el sensor de huellas esté bajo la pantalla. LG ha decidido prescindir de este componente y apostar por un reconocimiento facial que se sirve de la cámara delantera. Esto puede ser un error, ya que prácticamente todos los dispositivos del mercado cuentan con un sensor de huellas, incluso los que están en la gama baja. Aún así, parece más una apuesta de futuro que un intento de ahorrar costes, ya que nos comentaron que este reconocimiento llegaría al LG G6 en algún momento del año.

Si nos centramos en el reconocimiento facial, decir que estamos ante algo que funciona bien, y que con solo levantar el dispositivo, sin tocar ningún botón, es capaz de reconocer nuestro rostro y desbloquear el terminal. Cada vez que lo hagamos el sistema aprenderá más de nosotros, y por lo tanto, será más preciso y rápido. El problema viene cuando cae la noche, o hay luz muy pobre, ya que no conseguiremos que el móvil reconozca la cara correctamente, por lo que en este tipo de casos, nos hubiera gustado contar con un sensor de huellas. 

Pasando al tema de la batería y de la autonomía que hemos conseguido, estamos ante un terminal con buenas cifras. Todos los días hemos conseguido llegar al día de uso, incluso haciendo uso de la cámara, jugando y con un brillo alto. No es un apartado que podamos destacar frente al resto, pero tampoco es malo. Su autonomía es correcta, y cuenta con una media muy parecida a su competencia.

Pero si hay algo que no nos ha gustado, es la carencia de carga rápida. Suponemos que es por el uso del procesador, pero es un terminal que tarda bastante en cargar, por lo que olvídate de ponerlo a cargar 10 minutos antes de salir para conseguir un 20% más de vida.

Por último, pero no menos importante, hay que hablar del sonido. La colocación del altavoz no es la más común, ya que se encuentra en la parte trasera, pero es perfecta para cuando jugamos o vemos vídeos, ya que no lo taparás con la mano. Su sonido es correcto, y toma posesión el volumen antes que la calidad. Es un apartado que pasa sin pena ni gloria, y que no será un punto determinante para la compra del dispositivo.

Nuestra opinión del LG Q6

En definitiva, estamos ante una buena apuesta por la gama media de LG, aunque vemos carencias al tratarse de la primera versión del dispositivo. Nos hubiera gustado ver una parte trasera más resistente, un sensor de huellas y algo más de calidad en la cámara, pero esto se compensa con el diseño del dispositivo y la gran pantalla que eclipsa el frontal. Cierto que la competencia está muy fuerte, y por los 349 euros que cuesta este LG Q6 hay más opciones, pero el diseño tomará una parte importante de esta decisión.


Ya sabemos cuando llegará MIUI 9 y algunas de sus novedades


 

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

02/08/2017 17:00