81-e1456768083108

Cuando compramos un smartphone existen varios factores a la hora de decidirnos por uno u otro, pero el más decisivo casi siempre es el diseño. Está claro, no queremos ir por ahí con un dispositivo feo, muy grueso o muy pesado, por este motivo le damos bastante importancia a este apartado. Las compañías lo saben y este es uno de los motivos por el cual lo bonito le esté quitando protagonismo a lo cómodo o funcional. Un smartphone con un diseño agresivo puede ser mucho más atractivo, pero mucho menos cómodo que uno con un líneas más redondeadas.


GravityForever aterriza en Android 


En el factor del diseño también se incluye el material con el que están fabricados los dispositivos. Desde hace algunos años es común ver terminales unibody. Podemos ver como hasta la propia Samsung se ha sumado a esta moda, algo de lo que seguro se arrepiente con el nuevo Note 7. Pero lo más interesante de los dispositivos unibody son los materiales con los que se pueden fabricar. Últimamente estamos viendo como un material bastante extraño está tomando protagonismo en algunos dispositivos, y hoy os vamos a explicar algunas de sus ventajas.

La cerámica, ese gran desconocido en la electrónica

Posiblemente hayas oído hablar de los terminales que usan la cerámica como material principal en sus dispositivos. Tenemos varios ejemplos muy conocidos como el Xiaomi Mi5 o el OnePlus X. Pero recientemente ha llegado el Apple Watch 2, gracias al cual se está hablando mucho más de este material.

Lo primero que debemos saber de la cerámica usada en la electrónica y en los terminales actuales, es que no se trata de la misma cerámica que vemos en las vasijas de nuestra casa. Dichas vasijas se caracterizan por tener una fragilidad muy alta, algo que no queremos en un smartphone. Por ello los métodos que se usan para crear las cerámicas que se usan en teléfonos móviles son totalmente diferentes.

Tenemos muchos métodos, los cuales se usan para ofrecer diferentes texturas, colores o acabados. Por ejemplo, la cerámica del Xiaomi Mi5 no es la misma que la del nuevo reloj de Apple. Este último utiliza una novedosa técnica con óxido de circonio, lo que le otorga mucha más dureza y durabilidad, además de un aumento en el precio de hasta 1000 euros por cada reloj.

Pero realmente la cerámica nos ofrece muchas ventajas a la hora de fabricar smartphones. La primera y más conocida es la dureza. Como bien muestra el vídeo que vais a ver a continuación, es prácticamente imposible de rayar y su durabilidad es superior a la del metal. Se puede mojar sin miedo a ningún tipo de óxido, por lo que es perfecta para terminales acuáticos.

Otra de las ventajas es, que no es conductora, lo que le permite soportar altas temperaturas y no interferir en las señales. Tampoco conduce la electricidad, por lo que se trata de un buen aislante. No hay ningún tipo de problema en usar métodos de carga inalámbrica, ya que se trata de uno de los materiales más recomendables para usar este tipo de carga.

Estas son solo algunas de las ventajas que nos otorga la cerámica en la telefonía móvil, por lo que esperamos que en 2017 muchos más fabricantes se sumen a la moda. Seguramente Samsung haya experimentado con este material, pero dudamos bastante de su uso en el próximo Galaxy S8.


Estas son las noticias más interesantes de la semana pasada