Samsung Galaxy S20 vs Samsung Galaxy S10 ¿Qué ha cambiado?

Tras varios meses de continuos rumores y filtraciones, por fin Samsung ha presentado de forma oficial a los Samsung Galaxy S20, S20+ y S20 Ultra, junto con su segundo teléfono plegable, el Samsung Galaxy Z Flip. En Pro Android ya os hemos traído toda la información de sus características, pero es momento de ver qué ha cambiado respecto a su antecesor, una evolución que en los apartados clave, presenta un paso adelante en la dirección correcta por parte de Samsung.

Antes de nada, debes saber que en esta comparativa nos centraremos en el modelo normal de ambas versiones, tanto el Samsung Galaxy S20 como del Galaxy S10, puesto que el modelo Plus es prácticamente idéntico a estas versiones a excepción del tamaño y el año pasado no teníamos un modelo Ultra con el que comparar. Hecha esta aclaración, pasamos a ver todo lo que ha cambiado de un año a otro.

Un diseño más llamativo, pero con menos esencia

Antes de comenzar a ver las primeras filtraciones del diseño del Samsung Galaxy S20, estábamos convencidos de que llegaría con prácticamente el mismo diseño que su antecesor, tal y como vimos con el Galaxy S8 y el Galaxy S9. Para nuestra sorpresa, cuando empezó la oleada de información de este nuevo teléfono, vimos que no era así. Estéticamente, hay un cambio radical en este Samsung Galaxy S20 frente al Samsung Galaxy S10, tanto por la parte frontal como en la parte trasera.

Samsung Galaxy S20 todos los colores

En el frente, la pantalla ha crecido 0,1 pulgadas, pasando de las 6,1 del modelo anterior, a las 6,2 del actual, aunque el tamaño general del teléfono es prácticamente el mismo, debido a una reducción de marcos aún mayor. Además de esto, el nuevo Galaxy S20 también es más estrecho, pues su pantalla pasa a tener formato 20:9, más panorámico, por lo que también menos ancho para casi la misma diagonal.

Puestos a hablar de su pantalla, el nuevo teléfono de Samsung mantiene curvatura en los laterales de la misma, aunque es mucho menos pronunciada que en su antecesor, siendo prácticamente plana al uso. También seguimos viendo el agujero en pantalla para la cámara frontal, aunque este cuenta con un tamaño significativamente menor y pasa de estar colocado en la esquina superior derecha, a estar en la posición central, algo que estamos viendo en todos los terminales de la marca de los últimos meses.

Samsung Galaxy S10

 

Sobre la parte trasera, estamos ante dos diseños completamente diferentes. El cristal sigue siendo el material escogido para la trasera, pero más allá de eso, todo lo que vemos en esta zona, es completamente diferente. Hablamos del módulo de cámaras básicamente, puesto que Samsung ha renunciado a la disposición horizontal de todos sus sensores de cámara, pasando a una distribución vertical, en la esquina superior izquierda y en el interior de un módulo de cámara rectangular.

Este diseño, para este modelo en concreto, nos parecía completamente innecesario, aunque probablemente haya acabado contando con ese módulo de cámara para compartir similitud con los dos modelos superiores. De todos modos, esto le hace perder parte de la esencia de la gama alta de Samsung, puesto que ahora el diseño trasero, es muy similar al de otros teléfonos de la marca, como el Samsung Galaxy A51 o el Samsung Galaxy S10 Lite.

Cámaras: más allá del diseño, hay grandes cambios

Aparte de las novedades en el diseño y distribución de cámaras en el Samsung Galaxy S20, encontramos diferencias importantes respecto a las cámaras del Samsung Galaxy S10.

La primera cámara sobre la que hablaremos, es la principal, que mantiene una resolución de 12 megapíxeles, pero de la que esperamos una gran mejora, puesto que el tamaño físico del sensor ha sufrido un gran aumento respecto al de su antecesor, permitiendo que los píxeles alcancen un tamaño de 1,8 μm, en vez de 1,4 μm que vemos en la cámara principal del Galaxy S10. Esto le debería bastar para mejorar las fotografías en cualquier condición de luz, sobre todo en tomas nocturnas.

Otro gran cambio que vemos en estas cámaras, es en la lente telefoto. El Samsung Galaxy S10 contaba con un sensor de 12 megapíxeles y una lente que le permitía tener x2 aumentos de forma óptica. En cambio, el Samsung Galaxy S20 renuncia a esta lente telefoto y apuesta por un sensor de 64 megapíxeles, que gracias a un recorte en el sensor, nos permitirá realizar zoom x3 sin pérdidas y hasta zoom digital x30. El motivo por el cual Samsung ha hecho esta jugada, es para poder incluir la grabación de vídeo a 8K en el Galaxy S20 y S20+, pues requiere una resolución en el sensor de por lo menos, 32 megapíxeles, algo que no vemos en la cámara principal.

Cámara del Samsung Galaxy S10

En el gran angular también hay un ligero cambio y es en la resolución del propio sensor, que pasa de 16 a 12 megapíxeles, pero con un tamaño de píxeles de 1,4 μm, que es mucho mayor al 1 μm de su antecesor, por lo que, de nuevo, deberíamos ver mejoras en la calidad de las fotografías.

Como detalle, en este Samsung Galaxy S20, la firma ha renunciado a la apertura focal variable entre f/1.5 y f/2.4 para el sensor principal y apuesta por una fija de f/1.8, pero sin renunciar a la estabilización óptica, que también encontramos en la cámara destinada al zoom sin pérdidas y la grabación de vídeo 8K.

Pantalla: misma resolución y tecnología, pero con 120 Hz

La pantalla era una de las novedades que más esperábamos para el Samsung Galaxy S20. No por su resolución o por su tamaño, que como hemos dicho, solo ha crecido 0,1 pulgadas y ha cambiado a un formato 20:9, sino por la tasa de refresco. Seguimos ante un panel de tecnología superAMOLED, probablemente el mejor del mercado actualmente, con una resolución QuadHD+, pero lo más importante de todo, es que cuenta con una tasa de refresco de hasta 120 Hz, lo que nos permite tener una experiencia muchísimo más fluida del terminal prácticamente en cualquier situación.

Eso sí, hay que tener en cuenta que de momento, solo se puede utilizar esta tasa de refresco con la resolución FullHD+, algo que quizás Samsung haya hecho para evitar un gran consumo de su batería de 4.000 mAh.

Características comparadas cara a cara

Os dejamos una tabla con las características comparadas del Samsung Galaxy S20 y del Samsung Galaxy S10:

Samsung Galaxy S20 vs Samsung Galaxy S10

Precios prácticamente idénticos

El Samsung Galaxy S20 todavía no se puede comprar, pero es algo a lo que estamos acostumbrados en la marca, tener que esperar un par de semanas para poder hacerlo. De todos modos, ya conocemos sus precios, los cuales, han bajado de forma discreta respecto al Samsung Galaxy S10. Mientras que el Galaxy S10 salió al mercado por 909 euros, el Galaxy S20 lo hace por 899 euros para su versión 4G, aunque si queremos la que cuenta con conectividad 5G, deberemos pagar 999 euros, subiendo así también a la versión con 12 GB de memoria RAM.

Juanjo Segura

Redactor en Pro Android | Apasionado por el mundo Android y por la natación. Siempre dispuesto a ayudar a cualquiera con problemas y/o dudas sobre smartphones. Me gusta cacharrear con cualquier aparato electrónico.

11/02/2020 20:10