Samsung Galaxy S9 vs Samsung Galaxy S8: ¿merece la pena el cambio?

Hace apenas unos minutos que se ha presentado el Samsung Galaxy S9. Llevábamos esperando este momento varias semanas y por fin os hemos podido contar todas las novedades de los nuevos móviles de Samsung. Ahora toca compararlo con uno de los mejores de 2017, el Galaxy S8. Es una comparativa obligada en la que repasaremos las principales diferencias entre ambos terminales y os dejaremos con nuestra opinión ahora que hemos probado ambos terminales. Sin más, os dejamos con nuestro Samsung Galaxy S9 vs Samsung Galaxy S8, dos terminales parecidos pero con cambios importantes.

Como bien sabéis, Samsung cambia la línea de diseño cada dos años, algo que pudimos ver con el Galaxy S5, el Galaxy S6 y todos los que han ido viniendo después. Este año no toca ver ese cambio radical de diseño, por lo que no esperes tener un terminal totalmente diferente. Sí, el diseño cambia en algunos puntos, pero contamos con dos terminales muy similares en el apartado estético. 


Primeras impresiones del Samsung Galaxy S9: nuestra opinión después de la presentación


Un diseño basado en el otro y pero con mejoras importantes

Sí, el Galaxy S9 está basado 100% en el Galaxy S8. Esto era de esperar y contamos con una parte trasera de cristal, marcos de metal y una parte frontal prácticamente idéntica. El cambio más importante que vemos en el diseño llega por parte del sensor de huellas. Samsung por fin lo ha colocado en un lugar accesible. Ahora está situado debajo de la cámara, una posición que nos gusta mucho más y que es mucho más cómoda para la mayoría de usuarios. Más allá de esto, vemos muy pocos cambios estéticos.

El bisel inferior se ha reducido ligeramente, pero no es algo muy destacable cuando los comparamos uno frente al otro. Otro de los cambios que más hemos notado son los botones de encendido y Bixby. Estos están en la misma posición, pero ahora son más grandes, lo que mejora su pulsación. Aunque parezca algo mínimo, realmente estamos ante un cambio que muchos agradecerán. En general estamos frente a un pulido del diseño donde lo más destacable es la posición del nuevo sensor de huellas.

Dos pantallas muy parecidas en las que notarás pocas diferencias

Poco hay que contar de la nueva pantalla del Samsung Galaxy S9. Mantiene tamaño, resolución -QHD+ – y tecnología, además de la curvatura y el ratio 18,5:9. Son dos calcos prácticamente idénticos que más allá de mejorar los apartados del brillo y colores, nos dejan con una experiencia casi idéntica. En ambos dispositivos se ve todo genial, con los típicos colores de los paneles Super AMOLED.

La curva de la pantalla es muy similar y si tuviéramos que decir cuál es cuál en una prueba “a ciegas”, puede que nos equivocáramos. Por si te lo estabas preguntando, no, este es el apartado por el que menos merece la pena cambiar el Galaxy S8 por el nuevo S9. Sus pantallas con iguales, con ligeros cambios que apenas podemos avistar, por lo que tendrás una experiencia prácticamente idéntica.

Dos móviles muy potentes que lo pueden correr todo

Llegamos al punto del rendimiento y el hardware interior. Aunque es un punto donde se renuevan los componentes, se montan chips más rápidos y un nuevo procesador, lo cierto es que en el día a día poco notaremos este cambio. Los pocos minutos que llevamos con el Galaxy S9 nos han dejado ver poca diferencia frente al Galaxy S8. Sí, es increíblemente rápido y todo funciona a la perfección, pero es algo que ya podemos ver en el Galaxy S8 y que no sorprende en un dispositivo de gama alta.

Llevamos mucho tiempo diciendo que los procesadores cada toman menos importancia en los dispositivos de gama alta y aunque nos prometen mejoras muy sustanciales de rendimiento, lo cierto es que en el día a día no podemos aprovechar ese cambio. Por si te interesa saberlo, el Galaxy S9 renueva el Exynos 8890 y monta un 9810, el cual, promete más potencia y un consumo energético menor. La memoria RAM se mantiene en los 4 GB y pocos aspectos más hay que destacar.

Son dos terminales con un hardware de gama alta que pueden con cualquier juego o aplicación de Google Play. Son capaces de mover su interfaz con soltura, pero más allá de las diferencias en los benchmarks, también nos costaría decidir si uno es mejor que otro en una prueba “a ciegas”.

La cámara será el punto por el cuál querrás tener este móvil

Sí, sabemos que solo llevamos unos minutos con el móvil y que apenas hemos podido hacer fotos con él, pero si lo que dice Samsung se cumple, estaremos frente a la mejor cámara del mercado. Sabemos que el salto del S7 Edge al Galaxy S8 no fue muy grande, pero ahora la cosa cambia con el nuevo sensor del Galaxy S9. La apertura variable y los cambios implementados por Samsung nos dejan con una experiencia fotográfica bastante diferente. No estamos diciendo que la cámara del Galaxy S8 sea mala, pero todo lo que no destacó en 2017, lo hará la del Galaxy S9 en 2018.

Este modelo no cuenta con doble sensor, algo que sí vemos en el Galaxy S9+ y que dentro de un rato te contaremos. Si eres un entusiasta de la fotografía y quieres tener lo mejor de lo mejor, podemos decirte que el Galaxy S9 está un paso por encima del Galaxy S8, tanto en fotografía como en grabación de vídeo. Este sí es un punto donde hemos encontrado diferencias y que queremos explotar del Galaxy S9. Aunque es pronto para hacer una comparativa sobre sus cámaras, más adelante os dejaremos con nuestro veredicto final.

El precio será la clave para recomendar uno u otro

Llegamos al final de la comparativa y aunque todavía no tenemos precio oficial para el Samsung Galaxy S9, podemos asegurar que no será barato. En la actualidad comprar un Samsung Galaxy S8 en Amazon es posible por unos 500 euros, algo impensable para el Galaxy S9 de momento. Hay más de 300 euros de diferencia entre ambos y solo un punto por el cual podemos recomendar el cambio de un terminal a otro: la cámara.

Todos los aspectos restantes son muy parecidos y realmente no merece la pena el cambio a no ser que te sobre el dinero. Si actualmente tienes un Samsung Galaxy S8, el cambio al Galaxy S9 te aportará actualizar un poco antes a Android P, tener un sensor de huellas más accesible y una de las mejores cámaras del mercado. Es por esto que nos cuesta recomendar el cambio, aunque nuestra opinión es diferente si vienes de un Galaxy S7 Edge, por ejemplo.

De terminales como un S7 o móviles de otros fabricantes con más de 2 años, sí que recomendamos mucho más su compra. El Galaxy S9 no deja de ser uno de los mejores móviles del mercado actual y si te lo puedes permitir será un gran cambio a tu favor.


Samsung Galaxy S9 vs iPhone X: ¿Cual es mejor?


 

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

25/02/2018 18:30