Pixel 2 XL o Moto G5, ¿Android de gama alta o gama media asequible?

Este año será recordado por la irrupción en masa de los smartphones con marcos reducidos. Una tendencia que tiene sus defensores y sus detractores pero que, sin duda, es algo en alza de cara al año que viene y nuevos lanzamientos. Pero no es el único punto llamativo. Otro es el constante aumento del valor de los dispositivos móviles que ya alcanza peligrosamente los 1000€. Samsung, HTC, Sony y compañía sacan al mercado smartphones con la última tecnología y con un precio muy elevado pero, ¿es esto necesario?¿existen alternativas más asequibles que nos den una experiencia similar? Decisiones como Pixel 2 XL o Moto G5 pueden tener más sentido del que crees.


El teléfono flexible de Samsung podría llegar muy pronto en una edición limitada


Uno de los grandes mercados que cada vez más usuarios ponen sus miras en él es el mercado chino. Muchas firmas venidas de China son conocedoras de los altos precios de las marcas tradicionales y aprovechan para colocar sus productos a precios irrisorios. A veces se inspiran en diseños conocidos para que sus terminales tengan mayor aceptación. Otras simplemente abaratan costes en los componentes internos. Es una opción válida pero también existen opciones tradicionales que se pueden obtener en tiendas convencionales que ofrecen dispositivos de muy alto nivel a precios contenidos. Porque no todo es tener lo último de lo último.

Pixel 2 XL o Moto G5, una decisión valorable

La elección de nuestro smartphone personal es algo muchas veces subjetivo. Es como la elección de compra de un coche. Sabemos sus prestaciones, conocemos sus características y muchas veces elegimos por lo bonito que es uno u otro cuando el resto de especificaciones son similares. Pero resulta extraño comparar un Ferrari o un Porsche con un Ford Fiesta o un Renault Clio. Las prestaciones son muy distintas y los precios también. Dependerá de las necesidades de cada individuo y de su poder adquisitivo para decantarse por un tipo u otro de coche.

Algo parecido pasa en los dispositivos móviles. Todos queremos lo mejor del mercado, el más bonito, el más potente. Pero, ¿es realmente necesario?. Para hacer la compra de la semana un Ferrari no es la mejor opción. Como tampoco lo es un Renault Clio en una carretera de montaña o un Citroën C5 en un circuito. Dependerá mucho para qué usemos el coche la elección de uno u otro.

Galaxy s7 edge cámara

No todos hacemos largas sesiones de juego con gráficos increíbles en 3D en nuestro smartphone. Tampoco somos unos locos de la fotografía, ni amantes del diseño. No todos necesitamos que las páginas web se carguen en menos de un segundo porque la vida nos va en ello. Cada usuario tiene sus propias necesidades y es cuestión de cada uno que valore sus posibilidades a la hora de adquirir uno u otro terminal.

Obviamente si el dinero no es un problema irás de cabeza a por el más caro. Pero si valoras tus preciados euros mirarás una y otra vez las distintas opciones que se te ofrecen. Un smartphone de 300€, o incluso menos, te puede ofrecer algo similar a otro de más de 1000€. Es algo que desde aquí sabemos muy bien. Entonces, ¿cuál es la diferencia? La diferencia radica en los pequeños detalles que sumados entre sí encarecen el terminales hasta límites insospechados. Que, repito, si estás dispuesto a pagarlos estás en pleno derecho, pero para aquellos que no puedan, no hay que comerse el tarro.

Galaxy note 8 colores

Una cámara más rápida, con mejor apertura para mejorar la luminosidad en entornos oscuros. Un procesador de 10 nm que realice millones de operaciones por segundo que haga volar al smartphone. 6 GB de RAM para tener 15 o 20 aplicaciones abiertas a la vez. Todo eso es genial. Un Pixel 2 XL es perfecto. Un Galaxy Note 8 con su stylus es genial. Un Xperia XZ Premium con pantalla 4K y cámara lenta de 960 fps es increíble. Pero, si no necesitas todo eso, si no dispones de un presupuesto desorbitado, tienes muchas otras opciones con las que disfrutar al máximo de la experiencia Android gastando mucho menos dinero.

Terminales como el Moto G5 o G5 Plus y sus renovaciones son muy buenas opciones de fluidez, cámara, experiencia… por un precio muy asequible. La firma española bq también hace alarde de una experiencia fantástica por unos precios muy contenidos. E incluso algunos gama alta, con el tiempo, van bajando de precio y se postulan como alternativas de peso a pesar de no contar con la tecnología pionera de la que hacen gala sus hermanos mayores. El LG G6, un dispositivo un poco infravalorado, es una de las mejores opciones que a día de hoy puedes comprar. Otro del que se habla poco, el Huawei P10. La gama Galaxy A de Samsung o incluso la Galaxy J son también buenas alternativas.

BQ Aquaris X Pro blanco

En definitiva. No hace falta gastarse 1000€ en un dispositivo porque los de 300€ hacen prácticamente lo mismo. Debes mirar tus necesidades y tu presupuesto y no preocuparte porque no tenga las últimas prestaciones del mercado. Eso no quita que si te sobra el dinero lo gastes en aquello que más te apetezca. Y, por qué no, un Ferrari es un Ferrari.


El Moto G5 baja de precio y se consolida como una de las mejores opciones


 

Imanol Delgado

ExRedactor en ProAndroid.com | Diseñador apasionado por la tecnología. Usuario de Android desde sus inicios y seguidor de este maravilloso mundo de comunicación e innovación. Valencia, mi ciudad.

06/10/2017 14:22