Google Pixel 2 XL, primeras impresiones

Ya tenemos en nuestras manos el Google Pixel 2 XL, el móvil que competirá con el Galaxy Note 8, iPhone X o Huawei Mate 10 entre otros, para lograr convertirse en el mejor móvil de 2017. En España no llegará el Google Pixel 2, únicamente se venderá su hermano mayor, el cual está disponible para reservar desde hoy mismo, con unos tiempos de espera de 2 a 3 semanas. Para todos los amantes de la fotografía y Android puro que desean conocerlo más en profundidad, aquí te traemos nuestras primeras impresiones.


Análisis a fondo del Google Pixel 2 XL 


La segunda generación de Google Pixel, fabricada por LG, se esperaba con mucho entusiasmo en el mundo de la tecnología, ya que los modelos de 2016 dejaron el listón muy alto en temas como la cámara o el rendimiento. La principal pega que se le hacía a la primera generación era el tamaño de los marcos, algo que han corregido en el Pixel 2 XL.

En cuanto al unboxing del dispositivo, lo que echamos más en falta son los auriculares, no los hay. Sí contamos con un adaptador de USB-C a auricular, debido a que el móvil no cuenta con entrada para auriculares. El cable para la carga es USB-C a USB-C, debido a que el adaptador a la corriente tiene la entrada para el Tipo C. También contamos con un adaptador de USB-C a USB, para conectar Pendrives o discos duros al móvil.

Un diseño más optimizado

Su diseño ha mejorado mucho respecto la generación anterior, especialmente en los marcos superior e inferior, mientras que los marcos laterales tienen un tamaño bastante superior a la media. El tamaño del Pixel 2 XL, pese a sus 6 pulgadas de pantalla, resulta más compacto de lo que nos esperábamos. Gracias al ratio de pantalla 18:9 consigue tener un ancho del mismo tamaño que un móvil de 5.5 pulgadas de pantalla. Su seña distintiva es la franja de cristal en la parte trasera, aunque su construcción es principalmente de aluminio, y cuenta con un tacto diferente a lo que puedes imaginar. Es la primera vez que hemos notado un tacto así en un móvil metálico, ya que es un poco rugoso, y nos recuerda más al tacto de algunas fundas. Personalmente me gusta, sienta bien en la mano y es un punto diferenciador.

Google Pixel 2 XL

El mejor punto de su diseño es la inclusión de los altavoces en la parte fronal del dispositivo, que encontraremos tanto en la parte superior como inferior. Tanto el nivel de audio como su calidad es muy alta, claramente superior a la media, y ayudado por una posición de los altavoces que resulta muy práctica tanto a la hora de ver películas como de jugar a videojuegos. El sensor de huellas es rápido y cómodo, aunque no llega a la velocidad de los que utilizan otras marcas como Huawei o OnePlus.

Un hardware de primera

Acompañando al Qualcomm Snapdragon 835, tenemos la GPU Adreno 540 y 4 GB de memoria RAM. Hemos puesto a prueba la multitarea y es capaz de mantener abiertas más de diez apps y tres juegos simultáneamente. La memoria interna es de 64 GB no ampliables mediante expansión MicroSD. Eso sí, Google ofrece, mediante su nube, almacenamiento ilimitado para fotografías y vídeos realizados con el Pixel 2 XL.

Google Pixel 2 XL primeras impresiones

El Pixel 2 XL viene por defecto con unos fondos de pantalla animados muy curiosos. Por ahora son exclusivos de la gama Pixel, y tienen efecto en movimiento es muy sutil. En el que tenemos activo, y puedes ver en la fotografía, solo se mueven las olas más cercanas a la arena. Por otro lado, tenemos la función Active Edge, la cual nos permite activar el Google Assistant con solo presionar los bordes del smartphone (únicamente la mitad inferior, por debajo de los botones de volumen). A día de hoy ya han salido aplicaciones que permiten reconfigurarlo y abrir la aplicación que queramos al presionar el móvil.

Software, la característica estrella

Navegando por el sistema, nos encontramos la interfaz nativa de Android 8.0 Oreo, con pequeñas diferencias respecto a Nougat, como la posición de la barra de búsqueda en el launcher, o la aplicación de ajustes. La fluidez es total, como cabe esperar al combinar el Snapdragon 835 y Android puro. Hemos probado juegos potentes como Bullet Force o Asphalt 8, y los tiempos de carga son muy bajos, y el framerate (con los gráficos al máximo) se mantenía constante en los rangos más altos.

Pantalla, lo más polémico

Google Pixel 2 XL

El Pixel 2 XL cuenta con una pantalla de 6 pulgadas y resolución QHD+ (2880×1440 píxeles), dando como resultado una densidad de 538 píxeles. Utiliza tecnología pOLED, y está generando mucha polémica debido a su calibración de color. La pantalla es bastante amarillenta, y no se puede configurar desde los ajustes del dispositivo. Habrá usuarios que les guste, pero su pantalla es claramente diferente a lo habitual, y también cuenta con una saturación de color muy baja, incluso más reducida que en paneles IPS. Confiamos en que Google consiga actualizar el móvil y lograr una mejor calibración de pantalla, o al menos ofrecer al usuario la opción de ajustarlo a su gusto.

Una cámara excelente

Este era el, junto con el software, el mayor pro de la primera generación de los Pixel, y lo sigue siendo. Esta vez contamos con una cámara frontal de 12.2 megapíxeles y apertura focal f/1,8, capaz de grabar en 4K a 30 fps, en FullHD hasta 120 fps, y en HD hasta 240 fps. La cámara frontal es de 8 megapíxeles y apertura f/2,4. Pese a no subirse a la moda de las cámaras duales, no le hace ninguna falta: consigue mejores resultados incluso sin ellas. Incluso es capaz de tener un modo retrato tanto en la cámara trasera como en la frontal, efectivamente mediante software, y consigue con precisión enfocar únicamente el objeto o persona en primer plano. Las fotografías consiguen un nivel de detalle y unos colores que lo sitúan por encima de cualquier otro smartphone que hayamos probado.

Una autonomía en la media

La batería del Pixel 2 XL es de 3520 mAh, una cifra bastante buena. No cuenta con carga inalámbrica, pero sí con carga rápida. Por ahora lo hemos podido probar durante todo el día de hoy, y tras 4 horas de pantalla, tiene el 20% de batería, pese a haberle instalado muchas aplicaciones y haber probado juegos exigentes. En la review completa os traeremos en mayor detalle los tiempos de pantalla según uso y conectividad.

Conclusiones

De momento nuestras primeras sensaciones con el Pixel 2 XL son muy buenas: en cuanto a rendimiento, software y cámara promete mucho. El diseño nos ha gustado debido a la reducción de marcos o la incorporación de altavoces en el frontal. El Pixel 2 XL cuesta 959€ en su única versión de 64 GB, y está disponible en color negro y en blanco y negro. Tanto por hardware como por software es una bestia, y si Google consigue perfeccionar su calibración de la pantalla, se posicionará, a ojos de muchos usuarios, como el mejor móvil de la actualidad.


Ya puedes conseguir el Samsung Galaxy S7 Edge al precio más bajo de Internet


 

Eduard Esteller

Fundador y redactor de Pro Android | Amante de la tecnología y de la comunicación. Soñador, autodidacta, disfruto aportando mi granito de arena al cibercosmos. Producción multimedia como estilo de vida. Combino deporte y una buena dieta desequilibrada. Comparto mi pasión por Android en YouTube desde 2012. ¡Geek a tiempo completo!

27/10/2017 21:01