Análisis del Google Pixel 2 XL: review tras un mes de uso

Llevo 39 días con el Google Pixel 2 XL como móvil personal, y hoy te comparto mi experiencia con este dispositivo, para que descubras si te compensa comprarlo, o no. Enfocaré este artículo como mitad review y mitad experiencia personal. ¡Vamos a ello!


La Revista de Pro Android – Número 9 (diciembre 2017)


Recalcamos que esta review tras un mes de uso del Google Pixel 2 XL es una experiencia personal con mi unidad, por lo que es posible que varíe un poco a las sensaciones que podáis tener todos aquellos que contéis con un Google Pixel 2 XL como teléfono personal o que hayáis tenido la oportunidad de probarlo, así que sin más dilación, os cuento mi experiencia.

Pese a la polémica, la pantalla del Google Pixel 2 XL es buena

La pantalla del Google Pixel 2 XL ha estado en el punto de mira desde su lanzamiento, por eso empezaremos hablando de ella. Principalmente porqué cuando salió a la venta, la saturación y contraste de su panel P-OLED eran muy bajos, y lo que Google consideraba “colores naturales”, eran en realidad los colores más pálidos que había visto en cualquier móvil. Dos semanas después de su lanzamiento, ya habían salido casi todas las reviews en internet, criticando su pantalla (con toda la razón del mundo). Sin embargo, poco después Google lo actualizó con el modo “Colores saturados”, que pudiéndolo llamar “Colores normales”, ya corregía totalmente el problema en el Google Pixel 2 XL. No solo puedo decir que ya no es una pantalla mala, sino que ahora es un muy buen panel, tanto por brillo máximo, saturación, contraste y colores (blancos muy logrados y negros puros).

Google Pixel 2 XL

El único detalle pendiente, y que no puede ser corregido por software, son los ángulos de visión: al girar ligeramente el dispositivo, los colores pasan a estar azulados. Este es el único punto criticable hoy en día de su pantalla, y en mi experiencia no me ha supuesto ningún problema, ya que utilizo el móvil de forma frontal a mi. Más allá de esto, es un panel de calidad 8 sobre 10, y los problemas iniciales le han dado una mala fama que ya no merece.

En cuanto a sus cifras, son 6 pulgadas en resolución 1440×2880 píxeles, dando una densidad de 538 píxeles por pulgada. Además el OS corre a esa resolución, nada de reducción a FullHD+. Su relación de aspecto es 18:9 (o 2:1), dando como resultado un ancho del dispositivo similar a los móviles de 5.5 pulgadas, permitiendo que se pueda coger bastante cómodamente en la mano. La pantalla está protegida por el Corning Gorilla Glass 5.

Diseño correcto, evolución respecto a su predecesor

Tiene un diseño peculiar, con sus pros y contras. El contra es la ausencia de la entrada para los auriculares. Si estás acostumbrando a usar Bluetooth y auriculares inalámbricos, genial, pero no es mi caso y en varias ocasiones quería escuchar música, y tenía los auriculares pero no el adaptador.

Google Pixel 2 XL traseraSu construcción es principalmente de aluminio, combinado con la franja de cristal de la parte trasera. Eso sí, en la propia página de Google dice que el aluminio tiene un “revestimiento híbrido”: entiéndase una capa de plástico. ¿Por qué? No lo sé. En la mano da una sensación curiosa, efectivamente un mix entre plástico y metal, incluso siendo un poco rugoso. En mi opinión, hubiese sido mejor el tacto habitual del aluminio.

Estéticamente es cuestión de gustos, a mi me gusta bastante ya que los Pixel son de los pocos que combinan metal y cristal en la parte trasera, es algo diferenciador. La cámara trasera supone un bulto muy pequeño, de apenas un milímetro. Tiene certificación IP67, con lo que podemos estar tranquilos al utilizarlo bajo la lluvia o si se cae accidentamente en un líquido. Su grosor de 7.9 milímetros y su peso de 175 gramos lo sitúan en la media, nada a destacar por aquí.

Lo que sí podemos destacar en el frontal del Google Pixel 2 XL son los altavoces. Los marcos son bastante reducidos, aunque no tanto como Note 8, LG V30 o OnePlus 5T, sin embargo los aprovecha con unos altavoces en estéreo que tienen un volumen y nitidez de sonido geniales. Tanto para escuchar música como para gaming, la experiencia es muy buena.

Autonomía a la altura

Su batería de 3520 mAh da entre 6 y 7 horas de pantalla, en un uso variado y sin racanear con las conexiones. Valora tú mismo si te parece buena o no. Comparativamente, está en la mitad alta de la tabla de los gama alta, llegando sin problema a fin de día. Con un uso normal te llegará a fin de día con un 25-35%. Si eres un usuario que utiliza poco el móvil, te puede durar hasta 2 días.

El único punto criticable es la carga rápida, que es de todo menos rápida, de hecho creo que no la deberían llamar así, pero bueno, es marketing supongo. Tarda más de 2 horas en completar la carga completa. En mi caso lo he cargado únicamente durante las noches, ya que ningún día me ha dejado tirado a media tarde.

Como curiosidad, un día me fue a dormir a las 2:00 con un 50% de batería restante, y tras 4h y media de pantalla activa. Iba a ritmo de 9 horas de pantalla (!!!!), aunque tampoco es lo habitual.

Cámaras, lo mejor del mercado

Qué decir que no se haya dicho ya de la cámara del Google Pixel 2 XL… es tremenda. Es difícil comparar las cámaras de diversos móviles y sacar un ganador claro, ya que cada una puede ser buena en unos aspectos u otros, pero puedo afirmar que si no es la mejor de la actualidad (en un móvil), está en el Top 3. En mi opinión, para vídeo siguen siendo mejor los Samsungs (especialmente en cuanto a la velocidad de enfoque), sin embargo como cámara de fotos, para mi la del Pixel 2 XL es la clara vencedora.

Teniendo una única cámara en la parte trasera (de 12.2 megapíxeles y apertura f/1.8), consigue tomar fotografías en modo retrato (desenfocando el fondo) con una precisión total, superior incluso a móviles dual camera. Y como lo logra mediante software, aplica los mismos algoritmos a la cámara frontal, pudiendo hacer también retratos en modo selfie.

Google Pixel 2 XL cámara

En cuanto a la grabación de vídeo, tenemos opción de grabar en 4K a 30 fps, o en Full HD a 30 o 60 fps. Tambien tiene camara lenta a 240 fps y resolucón HD. Tiene estabilización óptica (OIS) y lo combina con estabilización digital para lograr unos movimientos muy fluidos, dando la sensación que el móvil esté situado en algún trípode con montura o estabilizador externo. Desde los ajustes de la cámara podemos desactivar la estabilización, en caso que lo prefiramos.

La cámara frontal es de 8 megapíxeles y apertura f/2.4. Al igual que la cámara trasera, también tiene un alto rango dinámico, permitiendo tener una buena exposición tanto en las zonas oscuras como en las zonas claras de las fotografías. Puedes hacer click en las siguientes fotografías tomadas con el Pixel 2 XL para ver su calidad.

Rendimiento y software

No creo que sea una sorpresa el hecho que un móvil creado por Google y con Android puro (y de 959 euros), funcione a la perfección. La apertura de aplicaciones es instantánea en el Google Pixel 2 XL, y los tiempos de carga en los juegos son de lo más rápido que he probado. El hecho que tenga Android stock se nota mucho. Muchísimo. Otros móviles con la misma configuración de Snapdragon 835, Adreno 540 y 4 gb de RAM, no funcionan igual de bien. Por mucha caña que le metas, el móvil lo aguanta todo y sin bajar el framerate o recortar animaciones. Siempre es complicado al comparar con otros sistemas operativos (¡hola iPhone!), pero dentro del mundo Android, es el que tiene mejor rendimiento.

Google Pixel 2 XL juegos

En cuanto al software, tenemos Android 8.0.0 Oreo. Tiene 2 añadidos interesantes, escondidos dentro de Ajustes/Sistema:

  • Active Edge: el Pixel 2 XL tiene sensores en los laterales del dispositivo, que al presionarlo, activa el Google Assistant. Desde los ajustes se puede desactivar (por defecto viene activado) o cambiar la sensibilidad de presión.
  • Deslizar el sensor de huellas para notificaciones: haciendo un gesto hacia abajo en el sensor de huellas se despliega el panel de notificaciones, y haciéndolo de nuevo, abre los Quick Settings. Personalmente lo tengo desactivado, ya que en más de una ocasión lo he abierto sin querer, pero es interesante de saber que la opción está ahí.

La “pantalla ambiente” a lo Always On Display, ya es un estándar en la gama alta y también lo tenemos en el Pixel 2 XL. Nos muestra tanto la hora actual como el icono de las aplicaciones que han lanzado una notificación. Podemos activar la opción del doble toque en la pantalla para encenderla, o que al recibir notificaciones, se muestre el contenido de la notificación en la pantalla ambiente. El móvil también cuenta con LED de notificaciones, aunque viene desactivado por defecto, y lo podemos activar desde los ajustes de notificaciones.

Como curiosidad, tengo que decir que he tenido problemas con GBoard en el Google Pixel 2 XL, el teclado de Google y que viene activado por defecto, ya que lageaba continuamente (incluso desactivando la sugerencia de palabras y la autocorrección). He preguntado a otros usuarios y no les afecta. Al cambiar a un teclado de terceros ya se ha solucionado. Supongo que en próximas actualizaciones se corregirá.

En la caja viene incluido lo que veis en la imagen superior: adaptador a la corriente (con entrada USB-C), cable USB de Tipo C a Tipo C, adaptador de USB-C a auricular, y adaptador de USB-C a USB-A, para conectar pendrives al móvil. No hay auriculares incluidos en este Pixel 2 XL.

Tiene 64 GB de memoria interna, no expandibles mediante tarjeta micro SD. El OS ocupa 9.4 gb, así que quedan 54.6 gb para el usuario. Desde los ajustes de almacenamiento podemos activar el “Almacenamiento inteligente”, que borra los vídeos y las fotos que ya estén subidas a la nube, tras 60 días. Pasando a la conectividad, tenemos Bluetooth 5.0, un GPS de alta precisión (A-GPS, GLONASS y GALILEO) que para la navegación con Google Maps me ha funcionado correctamente, WiFi ac y de banda dual, así como NFC.

¿Entonces, vale la pena o no?

El precio del Google Pixel 2 XL es de 959 euros, situándose como uno de los móviles más caros de la actualidad. Es cierto que hay gamas medias que costando la mitad, ofrecen buenas características, pero si te encaja de presupuesto y quieres tener lo mejor de la actualidad y experiencia Google 100%, sé que estarás satisfecho con él. Sus puntos débiles son la falta de entrada para auriculares y los ángulos de visión. Sus puntos positivos son todo el resto.


El nuevo Honor View 10 es presentado: precio y disponibilidad en España


 

Eduard Esteller

Fundador y redactor de Pro Android | Amante de la tecnología y de la comunicación. Soñador, autodidacta, disfruto aportando mi granito de arena al cibercosmos. Producción multimedia como estilo de vida. Combino deporte y una buena dieta desequilibrada. Comparto mi pasión por Android en YouTube desde 2012. ¡Geek a tiempo completo!

05/12/2017 21:00