Samsung-Galaxy-Note7-10-700x500

Ya han pasado un par de días desde que Samsung presentó su nuevo Galaxy Note 7 por todo lo alto. Cómo era de esperar la presentación fue todo un éxito y aunque lo presentado no sorprendió a la mayoría, sí que nos gustó en general lo que Samsung nos trajo. Hoy os vamos a contar si merece la pena el cambio de este terminal si contáis con un Samsung Galaxy Note 5. Algo que sin duda muchos os habéis podido preguntar.


Samsung utilizará el escáner de iris en la gama media 


Son terminales bastante similares pero con claves diferenciadas a la hora de la puesta en venta, algo que puede determinar el cambio a la versión más moderna o no. En España no se ha podido comprar el Note 5 oficialmente, por lo que la mayoría de usuarios aficionados a esta gama llevan dos años sin ver un terminal de estas características en nuestro país, algo bastante a favor del nuevo Note 7.

Certificación IP68, pantalla curva y más claves

Lo primero que tenemos que tener en cuenta para saber si merece la pena el cambio por una versión que tan solo tiene un año es el envejecimiento de dicha versión. Actualmente el Galaxy Note 5 es uno de los mejores terminales de gama alta del año pasado, lo que nos deja saber que todavía tiene una larga vida por delante. No tiene problemas de rendimiento y todas sus especificaciones siguen siendo una ventaja frente a muchos terminales, incluso de 2016.

Sabiendo que el Note 5 funciona todavía a la perfección podemos empezar a mirar las carencias de este terminal frente al nuevo Note 7. Lo primero que destaca es la pantalla curva, algo que a muchos usuarios les gustará y que a muchos otros no. Si no eres un fan de las pantallas curvas, no te recomendamos la compra del Note 7, ya que la pantalla del Note 5 es muy parecida y contarás con un panel plano de muy buena calidad.

En términos de diseño son bastante parecidos, ya que el Note 5 cuenta con la curva en la parte trasera que vino en la segunda mitad de 2015. Si te gusta un diseño, posiblemente te guste el otro, por lo que no es un punto muy diferenciador. Pero lo que sí puede marcar un antes y un después en tu decisión, es la nueva certificación IP68 del Note 7, la cual le otorga resistencia al agua y al polvo.

Seguimos con la misma cantidad de RAM, aunque ahora es ligeramente más rápida al igual que el almacenamiento, algo bastante positivo para el Note 7, aunque ya os adelantamos que no será algo notable en el día a día por la mayoría de usuarios.

Su procesador sí es más potente, aunque ahora, recién salido el terminal, el Exynos del note 5 todavía tiene mucha vida por delante, pudiendo correr todos los juegos de Google Play sin problema. Puede que dentro de una año, cuando casi se esté anunciando el Note 8 sí veamos una clara desventaja frente a un procesador y otro, pero por el momento no es algo notable.

Y por último, donde sí que podemos tener más clara la decisión es en la cámara. El Note 7 cuenta con el mismo sensor que su hermano pequeño el S7, por lo que se sitúa en una de las mejores posiciones del mercado. Actualmente el Note 5 cuenta con una gran cámara, aunque no llega ni mucho menos a la calidad de la actual.

Estas son las principales claves de uno y otro, por lo que los 849 euros que costará el nuevo terminal de Samsung puede ser lo que más te eche para atrás a la hora de comprarlo, aunque si el dinero es algo que no te importa, adelante, contarás con bastantes novedades y una pantalla curva bastante novedosa.


Google Maps nos ayudará a encontrar aparcamiento