Análisis del Oppo Find X: todo pantalla, cámara oculta y la carga más rápida

Llevamos un par de semanas probando el Oppo Find X. Es uno de los móviles más interesantes del mercado y también uno de los más caros. Su diseño innovador lo hace realmente atractivo y para sorpresa de todos se puede comprar en España con garantía y soporte. Hemos estado analizando cada uno de los puntos de este dispositivo y ya te podemos contar todas las cosas buenas y también malas. Es un dispositivo que actualmente se puede comprar por 999 euros en tiendas físicas. Sí, es un precio increíblemente alto y que muchos otros fabricantes también están fijando para sus terminales.

Gastar tanto dinero en un móvil hace pensar que debe ser perfecto y no faltarle nada, pero nada más lejos de la realidad. Este Oppo tiene puntos flacos que no te gustarán si gastas 1.000 euros en un smartphone. Si son importantes para ti o no es cosa tuya, aunque en la competencia no hace falta gastar tanto para poder tener detalles parecidos.


El Samsung Galaxy S10 tendrá un coprocesador de Inteligencia Artificial


El diseño más espectacular de la gama alta no es perfecto

Este Oppo Find X entra por los ojos. Nada más verlo te das cuenta de que estás ante uno de los móviles más espectaculares del mercado. Es bonito, sus materiales son de mucha calidad y cuando enciendes la pantalla te enamoras de ese ratio que ofrece. Eso sí, no es oro todo lo que reluce. Su mecanismo para la cámara es algo que estás deseando probar. Los primeros días con el terminal los pasamos enseñando a todo el mundo este espectacular sistema, dejando más de una boca abierta. Después de una semana nos empezó a parecer algo más malo que bueno.

El mecanismo es relativamente rápido y oculta la cámara delantera y los dos sensores traseros. Este Oppo carece de sensor de huellas, por lo que el único sistema de desbloqueo es el reconocimiento facial. Cuando pulsas el botón lateral de bloqueo el mecanismo se activa, te reconoce la cara y se oculta. Debemos reconocer que es un proceso rápido, aunque no tanto como activar un sensor de huellas. Si quieres ver la hora o pulsas el botón sin querer el mecanismo se activa, incluso dentro del bolsillo.

Esto hace que todos los bordes del interior se llenen de polvo y sea muy complicado limpiarlo. Estarás todo el día intentando limpiarlo con un soplido o con algún tipo de tejido. No es una sensación que nos haya gustado eso de levantar el mecanismo y encontrarse todo lleno de suciedad. Creednos que por muy limpio y cuidadoso que seas, en un par de días tu Oppo Find X tendrá su mecanismo lleno de suciedad.

El resto del diseño es muy interesante. Está perfectamente acabado, sienta bien en la mano y su pantalla brilla allá por donde pase. Su trasera de cristal tiene un tratamiento para las huellas y aunque no es 100% efectivo, funciona correctamente. Eso sí, en un par de semanas hemos notado micro arañazos en esta parte trasera, lo que nos hace pensar que no tiene protección extra además de la que ofrece el vidrio.

Tienes dos colores disponibles: azul y ¿morado?. Nosotros hemos probado la unidad “morada” y además de los tonos que ofrece el cristal trasero, los marcos laterales también están tintados. Es un color elegante que nos ha gustado.

Por último, debes saber que no tiene sensor de huellas ni jack de auriculares. La conexión podemos entenderlo, pues ya hay varios dispositivos que carecen de ella. Pagar 1.000 euros por un móvil sin sensor de huellas no nos parece algo tan normal. Mucho más cuando su reconocimiento facial requiere que el sistema mecánico se active. Oppo tiene la tecnología necesaria para implementarlo en la pantalla y parece que no ha querido hacerlo con este modelo.

Una pantalla espectacular con una experiencia de gama baja

Si hay una cosa que no nos ha gustado de este Oppo Find X es su pantalla. Y no, no nos referimos a su resolución o biseles, sino a la curva en los laterales. Este detalle lastra la experiencia considerablemente, sobre todo cuando estamos escribiendo con el teclado. Su tactilidad es mala tirando a nefasta en algunos puntos de la curva, lo que convierte a este dispositivo en uno de los peores que hemos probado con pantalla curva. Escribir puede llegar a ser algo tedioso, sobre todo cuando lo intentas hacer muy rápido. Letras como la ‘A’, la ‘S’ o la ‘Ñ’ están justo en la curva y debes pulsar fuertemente para activarlas.

Dejando este detalle a un lado, admirar la pantalla del Oppo Find X es algo único. Es el móvil con mayor ratio de pantalla del mercado. Su resolución es más que suficiente, sus colores nos encantan y poder tener un panel de 6,42 pulgadas en un móvil de estas dimensiones es algo que no acostumbramos a ver.

Los biseles son realmente pequeños y casi todo lo que tenemos en el frontal es pantalla. Es cierto que el inferior es ligeramente más grande, pero muy poco y algo que apenas se aprecia en el día a día.

La experiencia con este panel ha sido de las más satisfactorias que hemos tenido en mucho tiempo, sobre todo a la hora de consumir contenido multimedia. Solo podemos hablar de cosas negativas cuando nos fijamos en la curvatura de la pantalla. Aunque los pixeles se ven a la perfección y la imagen apenas se deforma, el móvil tiene un problema de tactilidad importante. Es algo que no se puede pasar por alto, pues lastra la experiencia y ocurre en un dispositivo por el que estás pagando 1.000 euros.

El resto del panel entra dentro de los estándares de la gama alta y su ratio de pantalla es una de las cosas más espectaculares que hemos podido probar en un smartphone. Eso sí, no sabemos si será suficiente para recomendar su compra.

No hay pegas para uno de los móviles más potentes del mercado

No podemos negar que el Oppo Find X es potente. Cuenta con el procesador estrella del año y lo acompaña de 8 GB de memoria RAM. Su rendimiento es casi perfecto y aunque no somos muy fans de su capa de personalización, la mueve a la perfección. En ningún momento hemos tenido problemas de rendimiento o ralentización. Hemos jugado a entregas como FIFA Mobile, PUBG o Asphalt 9 sin problema alguno, incluso con varias aplicaciones en la multitarea.

Es un dispositivo que se mueve a la perfección, que abre muy rápido las aplicaciones y con el que no tendrás problema alguno. No esperábamos menos, pues la mayoría de dispositivos de la gama alta ofrecen un rendimiento similar. ¿Hubiese corrido mejor con Android Stock? La respuesta es sí, pero ya sabemos que Oppo tiene su propia capa.

Como extra, debes saber que la versión base de este dispositivo cuenta con 256 GB de almacenamiento. No es algo que mejore el rendimiento, pero sin duda alguna podrás almacenar todo tipo de vídeos, imágenes y documentos en este móvil. Para que te hagas una idea, tiene el mismo almacenamiento y memoria RAM que un MacBook Pro actual.

Una cámara que cumple, aunque sin ser la mejor del mercado

La cámara de este Oppo Find X es una de las mejores que hemos probado en mucho tiempo. No llega al nivel de otros gama alta como el Galaxy Note 9 o el Huawei Mate 20, pero sí cuenta con una calidad suficiente para convencer a los usuarios. Hay pocas ocasiones en las que notarás falta de calidad. Las tomas que hemos conseguido hablar por sí solas. Todas cuentan con una buena calidad y representación de los colores cuando la luminosidad es buena.

Cuando la luz del ambiente baja también lo hace la calidad. El aumento del ruido es notable y hemos comprobado que la noche no es la mejor situación para disparar con este dispositivo. La representación de los colores no es fiel y la buena experiencia se va perdiendo. Aún así hemos conseguido tomar grandes fotografías con este dispositivo.

Eso sí, la experiencia de nuevo no es la que podemos exigir a un móvil tan caro. En el mercado contamos con móviles como el Galaxy Note 9, el iPhone Xs o el Mate 20 que sobrepasan con facilidad la calidad de este Oppo. Lo mismo ocurre con la cámara delantera, que sin ser lo mejor se comporta bastante bien en situaciones con luz decente.

Puedes ver las fotos que hemos realizado a lo largo de la prueba y juzgar por ti mismo.

Un sonido agradable junto con una batería decente

Por último debemos hablar del sonido y de la batería. El primer apartado no es muy destacable. El dispositivo suena bien y fuerte, aunque no hemos notado nada que lo haga destacar en este sentido. La situación del altavoz es una de las pegas que podemos sacarle, ya que lo tapas con facilidad cuando sujetas el móvil para jugar o ver un vídeo de YouTube. En general, otra buena experiencia que podemos conseguir en móviles por la mitad de precio.

Si estás deseando conocer las estadísticas de la batería, debes saber que Oppo no las proporciona en su capa de personalización. Aunque no podamos dejarte con las horas de pantalla que hemos conseguido, sí podemos comentar que en ningún caso nos hemos quedado tirados a mitad del día. Su batería de 3.730 mAh nos deja con una buena autonomía que da para todo el día, incluso exigiéndole bastante a la cámara y a la pantalla.

Pero lo mejor de este móvil no es su batería, sino su sistema de carga. Cuenta con el sistema de carga rápida más veloz del mundo y esto es una auténtica gozada. En pocos minutos ves como sube el porcentaje de batería y solo 5 o 6 minutos pueden llenar la célula para varias horas. Su cargador no es extremadamente grande, aunque ofrece una potencia bastante increíble. Puede que esta carga rápida sea una de las cosas que más vamos a echar de menos cuando cambiemos de dispositivo.

¿Merece la pena comprar este Oppo Find X?

La respuesta rápida es que no. La experiencia que hemos conseguido con la pantalla no nos deja recomendarlo, aunque tampoco su precio. 999 euros es una cifra al alcance de muy pocos y este Oppo Find X solo es el mejor en dos aspectos: ratio de pantalla y carga rápida. Hay muchos otros smartphones en el mercado que ofrecen mejor pantalla, mejor cámara e incluso mejor autonomía por un precio más razonable.

El sistema para ocultar la cámara es un gran paso para poder deshacerse del notch, pero creemos que tarde o temprano acabas viendo que es algo más malo que bueno. Si te sobra el dinero y quieres este móvil adelante, aunque si no es el caso, no podemos recomendarte que hagas una inversión de 1.000 euros en este dispositivo.


El Asus Zenfone 6 llegará con un nuevo concepto de notch


 

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

05/11/2018 19:15