alcatel-idol-4-principal

Hace un par de semanas os trajimos las primeras impresiones de un terminal que conocimos por primera vez en el Mobile World Congress de Barcelona este mismo año y que nos dejó con ganas de echarle el guante una vez saliera a la venta y estuviera más pulido, estamos hablando del Alcatel Idol 4, la apuesta por la gama media premium de Alcatel que ha sabido introducirse en este mercado de una forma muy positiva.


Alcatel Idol 4, toma de contacto de un bonito terminal


El Alcatel Idol 4 mantiene la esencia que vimos en su predecesor el Alcatel Idol 3, de ser un teléfono completo, que cumple en la gran mayoría de ocasiones y con características que lo hacen diferenciarse de la competencia, características que nos han gustado y que nos gustaría seguir viendo en sus dispositivos.

Especificaciones completas

Como ya os hemos dicho, el Alcatel Idol 4 pertenece a la gama media, pero no por ello renuncia a una buena hoja de especificaciones. La firma francesa ha decidido crear un terminal muy equilibrado y compatible con cualquier tipo de usuario que pueda hacerse con él. Sus especificaciones completas son las siguientes:

  • Pantalla IPS de 5’2 pulgadas en resolución FullHD.
  • Procesador de cuatro núcleos Qualcomm Snapdragon 617.
  • 3 GB de memoria RAM.
  • Cámara trasera de 13 megapíxeles acompañada por un flash LED de doble tonalidad.
  • Cámara frontal de 8 megapíxeles junto a un flash LED que hace las funciones de LED de notificaciones.
  • Batería de 2620 mAh de capacidad.
  • Android 6.0.1 Marshmallow.

Construcción y diseño del Alcatel Idol 4

alcatel-idol-4-trasera

Cristal es el material que predomina en este Alcatel Idol 4. Tanto en toda la parte frontal como en la trasera nos encontramos con una superficie de cristal que lamentablemente atrapa las huellas con bastante facilidad. En cuanto a los marcos laterales y superior e inferior, están fabricados en aluminio dando una mayor sensación de rigidez del terminal en conjunto. Como detalle decir, que la parte trasera del dispositivo, debajo del cristal, parece tener una lámina metálica con un patrón de líneas circulares concéntricas que es apreciable cuando le da la luz a este Alcatel Idol 4 y es reflejada.

Como ya os comentamos en las primeras impresiones de este Alcatel Idol 4, la colocación de la botonera nos dejó una sensación agridulce en el cuerpo. Esto se debe a la incorporación de un botón multifunción al que ellos han apodado como tecla BOOM. Se trata de un botón circular, con el símbolo de alerta grabado en el y que tiene un tacto diferente al del resto de botones, lo cual se agradece para evitar confusiones. Se encuentra colocado a media altura del lado derecho del terminal, posición que normalmente relacionamos con el botón de desbloqueo. Es por esta tecla que el botón de desbloqueo se ha visto trasladado al lateral izquierdo, pero en una posición un tanto incómoda, ya que se encuentra en la parte más alta de este lateral, al igual que los botones de volumen, que se encuentran en la misma posición pero en el lateral opuesto.

alcatel-idol-4-auriculares

Una de las características que más nos han gustado de este Alcatel Idol 4 son los dos altavoces frontales que encontramos situados en la parte superior e inferior del terminal. Cada uno de estos altavoces cuenta con una potencia de 3.6 W, lo que hace que la experiencia de audio sea muy superior a la de la gran mayoría de dispositivos que encontramos en el mercado. Si además de esto lo acompañamos de el ecualizador de MaxxAudio y los auriculares incluidos firmados por JBL, la experiencia de audio del Alcatel Idol 4 es muy pero que muy satisfactoria.

Pantalla, prácticamente impecable

La pantalla en un smartphone es una de las características más importantes cuando queremos hacernos con un nuevo terminal ya que es el modo mediante el cual interactuaremos con el dispositivo. Podemos estar frente al mejor terminal del mercado que una mala pantalla hará que parezca uno de menor nivel y por lo tanto la experiencia de usuario no será la deseada.

En el Alcatel Idol 4 estamos frente una pantalla de 5’2 pulgadas en resolución FullHD y tecnología IPS, una pantalla que a primera vista no llama mucho la atención pero de la cual solo podemos hablar bien. En primer lugar por el tamaño de la misma, muy adecuado para la gran mayoría del público, puesto que no es demasiado grande para los que no quieren dar el salto a terminales grandes ni es demasiado pequeña para aquellos que les gusta disponer de una pantalla de gran tamaño para disfrutar del contenido multimedia. El panel del Alcatel Idol 4 responde bien en cualquier situación, no se aprecia ningún retraso respecto al dedo en su uso y los niveles de brillo son más que correctos, sobretodo el brillo máximo, que nos permitirá disfrutar de la pantalla incluso con luz solar directa.

alcatel-idol-4-pantalla

Hay una característica que no nos ha gustado de esta pantalla, mejor dicho es una función que estaba disponible y que os comentamos en las primeras impresiones. Cuando utilizábamos el doble toque para despertar la pantalla tardaba demasiado tiempo en reaccionar y encenderse. Alcatel aún no se ha pronunciado respecto a esto, pero esperamos que en una próxima actualización esto se vea resuelto, pues no es muy útil si trabaja con esa velocidad.

Por contra, una de las cosas que más nos han gustado de esta pantalla no viene directamente relacionada con esta, sino con la inclusión de unas gafas de realidad virtual. Mejor dicho podríamos decir que la caja que contiene el terminal realmente son unas gafas de realidad virtual, de muy buena calidad de construcción, con correas para una sujeción sencilla y con dos teclas táctiles en la parte inferior que nos ayudarán a utilizarlas. El Alcatel Idol 4 encaja perfectamente en estas gafas, puesto que están fabricadas precisamente para este terminal y la capacidad de disfrutar de la realidad virtual de forma tan sencilla y con tanta facilidad no la hemos visto en ningún terminal de la competencia. El panel FullHD no es el mejor para disfrutar de este tipo de contenido, puesto que podremos apreciar los píxeles cuando llevemos las gafas puestas, pero aún así cumple a las mil maravillas. Si queremos dar un salto en este sentido deberemos comprar el modelo superior, el Alcatel Idol 4S, que utiliza un panel QHD y algunas mejoras extra. Alcatel ha querido dar un impulso a la realidad virtual y demostrar que no es solo para terminales de alta gama y lo ha conseguido gracias a los añadidos tantos en hardware, como son las gafas, como en software, que posteriormente os explicaremos.

Cámara, el Alcatel Idol 4 se mantiene en la media

La cámara principal del Alcatel Idol 4 es de 13 megapíxeles con f/2.0 y que está acompañada por un flash LED de doble tono. La forma de resumir esta cámara es que cumple, no va a ser la mejor cámara que encontremos en el mercado pero con ella vamos a salir del paso en cualquier situación, en algunas de forma más airosa que en otras. Si nos encontramos en una escena bien iluminada las fotografías que tomemos serán de buena calidad, con una buena interpretación de los colores y con un contraste entre luces y sombras más que correcto. En situaciones donde el fondo está muy iluminado conviene utilizar el modo HDR, para evitar que salga quemado. En el momento en el que la luz comienza a desaparecer el grano o ruido hacen acto de presencia progresivamente. El Alcatel Idol 4 consigue salir del paso en situaciones de poca luz, pero la cantidad de grano que aparece en la toma harán que no sea recomendable utilizarla en estos casos y menos si pretendes imprimir las fotografías, pero para redes sociales serán tomas más que correctas.

camara-idol-4

La cámara frontal, a pesar de parecer un sensor pequeño, cuenta con 8 megapíxeles y está acompañada de un flash LED que hace las funciones de LED de notificaciones. Como observación, decir que parece tener un difusor, puesto que la luz es más tenue y suave de lo que cabría esperar.  A pesar de esto la cámara frontal del Alcatel Idol 4 será mucho más que suficiente para nuestros ​selfies. Poco más se puede decir de esta cámara, puesto que no tiene las mismas exigencias que la principal.

En cuanto a la aplicación de cámara que encontramos en el Alcatel Idol 4 nos recuerda un poco a la de iOS a la hora de cambiar entre el modo Manual, Panorámico, Automático, Cámara Lenta, Microvídeo y Fyuse. El modo manual es bastante completo, pero dentro de los ajustes que nos ofrece, nos gustaría haber visto un poco más de margen, como por ejemplo un mayor tiempo de exposición o que en el enfoque manual viéramos la previsualización del mismo enfoque a la vez que lo cambiamos y no cuando soltamos el dedo. El resto de modos son muy sencillos de usar y en los dos últimos encontraremos un pequeño vídeo explicativo antes de utilizarlo para averiguar qué es y cómo se usa. En la parte superior de la aplicación tendremos otros ajustes como son el modo de flash, el HDR, el temporizador o el modo noche. En general la aplicación nos ha gustado, es completa a la par que sencilla de utilizar.

Rendimiento y experiencia de uso

El Alcatel Idol 4 prometía un buen rendimiento con el Qualcomm Snapdragon 617 en su interior y junto a los 3 GB de memoria RAM. La verdad es que las expectativas fueron totalmente parejas a la realidad, hemos obtenido un buen rendimiento en todas aquellas tareas que le hemos pedido, desde reproducir contenido multimedia, pasando por uso de diferentes redes sociales, hasta llegar a juegos, donde ha movido perfectamente el Pokémon Go, Sky Force Reloaded, Modern Combat 5 y Real Racing 3 y en ninguno de ellos hemos notado caídas de rendimiento ni problemas que empeorasen nuestra experiencia con ellos.

En el uso diario el Alcatel Idol 4 no ha supuesto ningún problema. A día de hoy es raro ver un smartphone que de problemas en un uso normal, así que no podemos decir que la experiencia haya sido muy satisfactoria, porque cuando el sistema va fluido, abre las aplicaciones rápido y la multitarea funciona correctamente no podemos pedirle más, es una experiencia prácticamente perfecta y con la que tenemos que dar la enhorabuena a Alcatel, sobretodo por la gran elección de utilizar Android Stock con tan solo algunos añadidos.

alcatel-idol-4-interfaz

Aunque precisamente son esos añadidos los que no han acabado de gustarnos. El tema del aspecto del launcher y los iconos no tiene mayor problema que la instalación de uno alternativo, pero hemos notado una gran cantidad de aplicaciones preinstaladas en este terminal, algunas que no podremos eliminar y que es posible que no utilicemos nunca. No vemos que sea realmente necesario incluir una tienda de aplicaciones propia o un centro de juegos cuando ya disponemos de Google Play, ni un optimizador del sistema que acaba resumiéndose en un eliminador de caché. La aplicación propia de Actualizaciones del sistema tampoco la vemos necesaria, pues ya esta incluida esta función en los propios ajustes del sistema. Por otro lado nos ha gustado mucho y lo vemos como una seña de diferenciación de la competencia, la aplicación de Atención al usuario, puesto que facilitará el contacto directo con la marca.

Ya que el Alcatel Idol 4 estaba bastante orientado a la realidad virtual, Alcatel ha optado por incluir dos aplicaciones referentes a esta. La primera se trata de una especie de recopilación de aplicaciones adaptadas a la realidad virtual y que nos redirige a Google Play para descargarlas, pero se agradece poder ver en una lista aquellas aplicaciones que pueden interesarte para sacarle provecho a las gafas. La segunda es un lanzador diseñado para su uso con las gafas. Nos recuerda a la aplicación de Google Cardboard, pero nos permitirá acceder a diferentes elementos del sistema desde las propias gafas gracias a los dos botones táctiles que previamente nos habrá enseñado a utilizar.

Batería, los números no lo son todo

Cuando en la hoja de especificaciones vimos que la batería del Alcatel Idol 4 era únicamente de 2620 mAh pensamos rápidamente que sería insuficiente, teniendo en cuenta el tamaño de la pantalla y la resolución de la misma. Por suerte, no fue así, la batería de este Alcatel Idol 4 está muy bien optimizada, en reposo consume realmente poco y durante su uso tiene una vida de la misma muy respetable. En el día a día con un uso totalmente de datos móviles podremos llegar a las 4 horas de pantalla prácticamente, así que si normalmente utilizamos red WiFi, probablemente lleguemos cerca de las 5 horas de pantalla activa. En cuanto a modos de ahorro de batería no encontraremos nada aparte del nativo que encontramos desde Android Lollipop, seña de que Alcatel ha querido dejar el sistema lo más limpio posible.

Conclusiones del Alcatel Idol 4

Tras ver su presentación en el Mobile World Congress teníamos ganas de probar este Alcatel Idol 4 y las sensaciones que nos ha dejado después de probarlo han sido muy satisfactorias. Nos han gustado muchas cosas de este terminal: su calidad y materiales de construcción, su diseño, su pantalla, los añadidos como los auriculares y las gafas VR y sobretodo sus altavoces frontales que nos ofrecen una experiencia de audio que encontramos en muy pocos terminales en el mercado y que lo sitúan en lo más alto del mercado en el apartado del audio, por encima incluso de dispositivos de gama alta.

alcatel-idol-4-gafas-vr-3

Por otro lado hay algunas cosas que no nos han gustado. La primera es la tecla BOOM. El concepto es correcto y puede ofrecer funciones interesantes, pero no lo vemos como una característica necesaria y aún menos cuando hemos visto las teclas de bloqueo y volumen desplazadas a lugares no muy comunes ni cómodos. Y por último, la cantidad de aplicaciones preinstaladas que encontramos en el Alcatel Idol 4, aplicaciones que no hacen más que quitar espacio de los 16 GB de memoria interna que disponemos.

En conclusión, el Alcatel Idol 4 es un terminal muy interesante y orientado a cualquier público y que por los 275€ al que lo encontramos a la venta nos ofrece mucho más de lo que cabría esperar. Así que si estas pensando en renovar tu smartphone, darle una oportunidad al Alcatel Idol 4 no está de más.


ZTE Blade V7, un móvil que viene a competir: análisis y experiencia de uso