zte PRINCIAA

La gama media cada vez está abarcando más smartphones y con ello hay más opciones en el mercado para todos los usuarios. Posiblemente los terminales más atractivos para el público son estos de la gama media, ya que tienen que ser equilibrados, ofrecer una buena relación calidad precio y tener unos apartados multimedia a la altura del precio. La gente normalmente siempre escoge como próximo móvil una opción más barata ya que no necesitan un terminal de gama alta para cumplir sus necesidades.

ZTE es una de esas empresas chinas que llevan en el mercado bastante tiempo, solo que antes no estaban al nivel que están ahora. Llevan desde hace un tiempo sacando terminales muy interesantes, que de verdad se convierte en una alternativa a los gamas medias actuales como los Moto G o BQs. y han ido creciendo poco a poco dejándose notar. Poco a poco han hecho cada vez mejores terminales y apuestas más fuerte para alejarse del típico móvil chino de maá calidad para hacer móviles de muy buena calidad a un precio muy tentador.

ZTE ha apostado este año por un terminal diferente, ya que ha apostado por hacer un terminal de gama media, que quiere ofrecer un diseño que no deje indiferente a nadie, un rendimiento suficiente para toda persona que no necesita un gama alta, y un precio que no sea desorbitado. Este año también apostó por la gama alta, así que se ve de lejos que las intenciones de ZTE es hacer de su marca cada vez más grande para poder hacer terminales mejores.

Hoy os traemos el análisis y la experiencia de uso que hemos tenido con este ZTE Blade V7, que os adelantamos que nos ha gustado mucho, y que para ser un gama media chino, ha entrado de lleno en el mercado europeo para convertirse en una alternativa.

Un diseño no muy lejos de la gama alta

ZTE PRINCIPAL

Se podría definir el diseño de este nuevo terminal de ZTE en bonito y cómodo. Cuando lo cogemos por primera vez en la mano podemos ver como han dedicado mucho tiempo al diseño de este terminal. Su aspecto físico a veces nos puede hacer pensar que es mucho más caro de lo que realmente es. Vemos un diseño metálico por todos los lados que se hace bastante cómodo a la mano. Los bordes redondeados hacen que tengamos una mejor experiencia utilizándolo y que sea más cómodo a la mano que otros terminales con bordes cuadrados.

Este móvil lo podríamos catalogar como un terminal compacto, ya que tiene una pantalla de 5,2 pulgadas, pero a la mano parecen menos, el marco superior se aprovecha muy bien, mientras que el marco inferior es un poco más ancho, que se debe a que los botones están incluidos en él y no en la pantalla. Este ZTE Blade V7 tiene la tecnología 2,5D que hace que los bordes de la pantalla los veamos ligeramente curvados, que a nosotros especialmente no nos gusta, ya que te da la posibilitad de tocar la pantalla muchas veces sin darnos cuenta.

ZTE 1

En el lateral derecho si lo estamos mirando de frente, nos podemos encontrar el botón de encendido y apagado y una ranura para poner, o una tarjeta SIM y una tarjeta microSD, o dos tarjetas SIM. En el lateral izquierda nos encontramos los botones de subir y bajar volumen. Tenemos que decir que estos botones se ven ligeramente sensibles, ya que cuando coges el terminal o lo mueves, estos botones suenan como si no estuviesen del todo fijos, pero a la hora de presionarlo y utilizarlo en el día a día no hemos notado esta poca fijación.

Una pantalla que ofrece una buena experiencia

ZTE 3

Casi todos los terminales de gama media optan por poner una resolución HD o una FullHD, eso no es ninguna noticia nueva, y lo que las hace diferenciarse entre ellas es la tecnología del panel y la calidad de este. En el caso del ZTE vamos a hablar de una pantalla de 5,2 pulgadas como hemos comentado anteriormente, con resolución FullHD y una tecnología IPS. Esta pantalla nos ha ofrecido una experiencia muy buena, ya que en condiciones de exteriores, que es donde más tiene que sacar pecho una pantalla, hemos podido ver que la pantalla se puede ver muy nitidad y con un brillo bastante decente.

Al ser la tecnología IPS, hemos podido ver una muy buena interpretación de los colores, que los hace muy reales en todas las ocasiones. Cuando utilizamos la pantalla en interiores, le tenemos que dar una buena nota ya que siempre sabe interpretar el brillo que tiene que dar sea la situación que sea. Es decir, en todas las situaciones que hemos podido probar la pantalla nos ha dado un muy buen resultado, que hace que en la gama media pocas pantallas le superen.

Esta resolución FullHD, más el procesador MediaTek que vamos a hablar después, nos ofrece un buen rendimiento en la mayoría de ocasiones. Al no tener que mover más píxeles de los necesarios, y debería esta resolución hacer que la batería que tiene se pueda exprimir mucho más de lo que son los números, pero este no ha sido el caso.

Un software con un toque demasiando oriental

ZTE 6

ZTE esta vez ha apostado por poner un hardware de gama media, exactamente ha elegido el MT6753 acompañado de 2 GB de memoria RAM. En al apartado de almacenamiento han elegido poner una capacidad de 16 GB que se puede ampliar con tarjetas microSD. Este hardware es común en la gama media, aunque nos hubiese gustado ver otro procesador, tenemos que decir que este procesador MediaTek ha cumplido con creces en casi todas las situaciones. Estos 16 GB de almacenamiento se quedan en 11 GB realmente.

El ZTE Blade 7 ha venido de serie con la última actualización (de momento) de Android, que es Android 6.0 Marshmallow. Esperabamos ver Android nativo sin añadidos, pero ZTE ha querido poner su propia capa de personalización. Al principio nos ha chocado un poco ya que hemos visto que el terminal no tenía cajón de aplicaciones, y toda las aplicaciones que teníamos en el dispositivo estaban en la pantalla principal. Esta capa de personalización nos ofrece algunos detalles que pueden resultar interesantes como la opción de intercambiar los botones de atrás y multitarea, o personalizar los fondos de pantalla de una forma más fácil.

En general, aunque tenga este toque oriental que tanto le gusta al mercado chino, podemos ver como en algunos aspectos sigue teniendo Android puro, como en la sección de ajustes que seguimos viendo los originales de Android. No hay muchas aplicaciones añadidas, como la posibilidad de hacer que Swiftkey sea tu teclado principal, un navegador, o una serie de gestos que no hemos utilizado casi en todo lo que llevamos con el terminal.

Hay que decir que la combinación entre el procesador MediaTek y esta capa de personalización nos da un buen resultado, ya que en el día a día hemos notado un rendimiento muy bueno, muy lejos de lo que nos esperábamos por la capa de ZTE, que creíamos que iba a estar muy sobrecargada. No hemos notado ningún lag fuera de lo normal, ningún retraso a la hora de abrir una aplicación, una fluidez que se mantenía a lo largo del día. Lo que si hemos notado es que en lo juegos al móvil le costaba bastante entrar en alguno desde la multitarea, ya que se notaban caídas de frames, pero esté se recuperaba al momento.

ZTE 5

Posiblemente el apartado de la autonomía es el que menos nos ha gustado, ya que tiene 2.500 mAh, que puedes antojarse cortos, pero si se tiene una buena gestión energética se podría tener una autonomía buena, pero este no ha sido el caso. La resolución FullHD ayuda un poco a que la batería aguante más, pero no consigue sacar mucho pecho. Con un uso variado de redes sociales y juegos hemos llegado a sacar unas tres horas de pantallas, que pueden ser pocas para la mayoría de usuarios exigentes. Lo que si ayuda bastante es el Modo DOZE que hace que en reposo este terminal no gaste casi nada de batería. En resumen, si tienes un uso intensivo te va a costar llegar al final del día sin tener que pasar a darle una recarga.

Podemos decir que hemos tenido una experiencia muy buena con el ZTE Blade V7, con una fluidez digna de un gama media actual que hace que compita con todos de tú a tú. Le podríamos haber pedido una capa de personalización más suave, pero eso no quita que hayamos disfrutado en el día a día con el terminal.

Un arma de doble filo: la cámara de día y de noche

ZTE 2 CAMARA

La cámara puede ser uno de los puntos más destacados del terminal, pero no por que tenga muy buena calidad, o lo contrario, sino por la diferencia de calidad en las fotos que hemos hecho de día y de noche. Este ZTE Blade V7 tiene una cámara trasera con auto-enfoque de 13 megapíxeles.

Tenemos que decir que las fotos del día se ven bastante bien, no llegan a ser una cámara de un terminal de gama alta, pero funciona bastante bien. El nivel de detalle en las imágenes con luz es bastante bueno, y puede destacar en la gama media. Cualquier usuario normal que no necesite la cámara de su móvil para subir alguna foto a las redes sociales le será suficiente.  La mala noticia es que de noche este terminal flaquea mucho, ya que si no hay ninguna luz cerca las fotos se ven muy ruidosas y con muy poca calidad, aunque tengamos un flash bastante bueno, la cámara de noche es uno de los puntos flacos de este terminal.

La cámara delantera de 5 megapíxeles se podría resumir en lo mismo que la trasera, saca buenas fotos de día pero de noche vemos como flaquea bastante. Es normal que veamos esto en una cámara delantera, lo que nos extraña es que veamos esto en las dos cámaras de un terminal, aunque esta cámara no arruinara la experiencia de usuario de ninguna persona. La interfaz de la cámara puede resultar un poco rara al principio, pero al hacer un par de fotos te acostumbrar y encuentras todo más rápido. Tienes a mano poner el modo HDR, o los ajustes, pero hemos instalado la cámara de Google en el terminal, ya que algunas veces se nos ha quedado colgado la aplicación.

Conclusiones

El ZTE Blade V7 tiene algunos puntos destacados como su pantalla, su rendimiento, o su cámara de día. Estos puntos fuertes hacen que de verdad sea una posible recomendación a la hora de pensar en un terminal sencillo, de gama media, que sea bonito para el usuario y que no te deje tirado en ninguna ocasión. Este terminal está claro que no son para usuarios exigentes, ya que si le das mucho trabajo, la batería no te llegará al final del día.

Este ZTE salió al mercado por menos de 300 euros, y ahora mismo está a un precio de 185 euros, lo que le hace ser un smartphone muy tentador a la hora de renovar el móvil. Los puntos débiles de este terminal han podido ser su capa de personalización, que pueda que siga funcionando bien y que los añadidos que tengan no molesten, pero afean la experiencia de usuario. La cámara de noche ha sido un punto que nos ha decepcionado bastante y la batería de este terminal, que no llega a tener una autonomía mala, pero se queda por detrás comparado con los demás terminales de gama media.

En resumen, si te vas a comprar un ZTE Blade V7, tenemos que decir que vas a quedar contento con tu compra. Es un terminal que cumple las necesidades de un terminal de gama media, e incluso las supera en algunos aspectos como el diseño o la pantalla, pero se convierte con la suma de todos sus apartados en un terminal muy interesante que no tiene “peros” muy grandes.