Test de resistencia del Black Shark 2 ¿cómo de resistente es un móvil gaming?

Desde hace ya casi dos años, hay un tipo de teléfonos que ha ido haciéndose un hueco en el mercado, sobretodo para el público más exigente. Hablamos de los teléfonos gaming y es que cada vez más marcas cuentan con un dispositivo de esta clase en su catálogo. Por ejemplo, Xiaomi tiene al Black Shark 2 que fue recientemente presentado, Asus a su ROG Phone, también Nubia con su Red Magic y el más conocido de todos, el Razer Phone. Hoy hemos visto como el Black Shark 2 ha pasado un test de resistencia, mostrando su durabilidad ante unas duras pruebas.

Como ya hemos hecho muchas veces, este test de resistencia lo realiza Zack, el propietario del canal de YouTube JerryRigEverything. Hace poco vimos como el Huawei P30 Pro pasaba por las mismas pruebas, pero ahora es el turno de un teléfono gaming, que además cuenta con una construcción muy curiosa, pues su parte trasera combina piezas metálicas con otras de cristal. ¿Crees que aguantará?

El Black Shark 2 cuenta con una construcción única

Las pruebas que Zack realiza a los teléfonos son siempre las mismas: primero la dureza de la pantalla, seguido de la comprobación de los materiales de construcción del resto del terminal. Posteriormente, la prueba de fuego, donde mide el tiempo que tarda la pantalla en quemarse al ser expuesta a la llama de un mechero. Por último, la prueba del bend test que decidirá cuán duradero es el teléfono según si él puede doblarlo con sus manos o no.

Cuando hemos visto la prueba de dureza de la pantalla, nos hemos asustado al ver que con su hoja metálica la rayaba tan profundamente, pero es que el Black Shark 2 llega con una lámina protectora de plástico instalada. La pantalla está al nivel de cualquier otro teléfono de gama alta, con pequeñas marcas al nivel 6 de la escala de dureza de Mohs y con rayas más profundas al nivel 7. Para que os hagáis una idea, el metal está entre los niveles 4 y 5 de dureza. El resto del teléfono está construido casi en su totalidad por metal, incluidos los botones y la rejilla de los altavoces, salvo la tira LED lateral y algunos detalles en la parte trasera construidos en cristal, que hacen que este terminal tenga una construcción única.

Puesto que el Black Shark 2 cuenta con el lector de huellas bajo la pantalla, en el vídeo vemos como raya mucho esta zona para comprobar si sigue funcionando correctamente y así es, principalmente porque es de tecnología óptica. En la prueba de fuego, el teléfono tarda 22 segundos en mostrar signos de quemado, que no vuelven a recuperarse del todo al ser una pantalla AMOLED (en pantallas IPS sí que se recupera totalmente).

Pasando a la prueba final, el Black Shark 2 supera como un titán este apartado, pues no muestra ningún tipo de flexión en ninguno de los dos sentidos, por lo que se trata de un teléfono muy robusto. Sin duda, es un teléfono muy interesante, tanto por sus características, como por su diseño, software, precio y su ya demostrada resistencia.

Juanjo Segura

Redactor en Pro Android | Apasionado por el mundo Android y por la natación. Siempre dispuesto a ayudar a cualquiera con problemas y/o dudas sobre smartphones. Me gusta cacharrear con cualquier aparato electrónico.

25/04/2019 18:49