sony-xperia-m5-detras

Cuando el mercado de la gama media está tan discutido como lo está actualmente, es difícil hacerse un hueco en él, a no ser que ofrezcas ciertas características que te distingan de la competencia. Sony ha querido hacer esto mismo con el Sony Xperia M5, dotándolo de unos buenos materiales de construcción, un corazón potente, un sensor de cámara realmente grande para lo que estamos acostumbrados en esta gama y alguna que otra sorpresa que veréis más adelante.

Sony Xperia M5, entre la gama media y la alta

Cuando sacamos al Sony Xperia M5 nos llama la atención el diseño, siendo prácticamente calcado al del Sony Xperia Z3, excepto por las esquinas que no son de plástico gomoso. Nuestra unidad es en color dorado, un poco extravagante si tenemos en cuenta que este color en los smartphones suele ser bastante suave y discreto como lo era en el OnePlus X. Nos encontramos con un cuerpo construido en metal en sus marcos y cristal en la parte trasera, materiales que no solemos encontrar en la gama media, aunque la tendencia apunta a que cada vez más terminales darán el salto a materiales premium. Entre la botonera, que se encuentra toda en la parte derecha del terminal encontramos un botón dedicado a la cámara, para poder aprovechar el sensor de 21.5 megapíxeles que incorpora en la parte trasera o el de 13 de la parte frontal. Este botón también nos servirá para accionar la cámara si usamos el Sony Xperia M5 bajo del agua, ya que nos encontramos con un terminal con certificación IP68.

sony-xperia-m5-botonera

Los resultados de esta cámara a primera vista no están nada mal, pero habrá que probarla en diferentes situaciones a ver como rinde. La pantalla del Sony Xperia M5 es de 5 pulgadas en resolución FullHD con tecnología Mobile BRAVIA Engine 2, movida por el procesador MediaTek Helio X10, un octacore de 64 bits del cual esperamos un buen rendimiento junto a 3 GB de memoria RAM. Según Sony la batería del Sony Xperia M5 debería llegarnos hasta los 2 días con un uso normal, aunque falta poner a prueba esos 2600 mAh a ver si está al nivel de lo que nos prometen.

En el análisis completo pondremos a prueba el terminal en los diferentes usos a los que le sometamos y veremos si cumple con las expectativas.

¿Qué os gustaría que probaramos en el Sony Xperia M5? ¿Te parece un terminal interesante?