Honor 8

Hace ya más de 2 años, Huawei comenzaba sus nuevas andaduras creando una nueva marca secundaria llamada Honor, que sería la protagonista de un resurgimiento de la empresa dentro del mercado Android. En sus inicios conocimos las primeras incorporaciones allá por el mercado chino, apretando fuerte pero nada del otro mundo. Ahora bien, en el comienzo de este año, la marca secundaria ha cogido las riendas de las noticias en el mercado chino y ha sorprendido a todos los mercados con la presentación de una serie de smartphones con una calidad impresionante.

Hoy venimos a hablaros de su ultima incorporación, el Honor 8. Este smartphone se ha convertido en la viva imagen de una prácticamente alcanzada madurez de la marca, con un sinfín de novedades que apuntan a competir directamente con la gama alta. De esta manera, hoy os traemos las primeras impresiones del que ya caracterizamos como “killer” de la marca.

Ante todo, calidad al detalle y un absoluto minimalismo

Cuando abrimos la caja por primera vez de este smartphone nos encontramos con una distribución un tanto rara, ya que el Honor 8 viene colocado de forma vertical/acostado en la propia caja, insertado en una ranura. Además, como bien pudimos observar en su presentación, a primera vista este smartphone disfruta de un diseño muy conseguido, fabricado en cristal, con unos bordes redondeados que, unidos a la pantalla en 2,5D, ayudan a que el smartphone no sufra de cambios de nivel.

Por lo demás, con respecto a diseño no nos encontramos nada ostentoso y sobre todo una calidad premium, superando incluso a los smartphones de la primera marca, Huawei. En cuanto a la primera vez que encendemos la pantalla, viniendo de smartphones con la densidad de píxeles muy elevada, nos hemos sorprendido gratamente ya que consta con una definición asombrosa y un nivel de brillo perfecto.

honor 8

En el apartado de tamaño y sensación, nos encontramos con un smartphone ajustado a las 5,2 pulgadas de pantalla, con bordes prácticamente inexistentes. La sensación a la mano resulta bastante cómoda, gracias a un peso de 153 gramos, aunque como todo smartphone fabricado en cristal, siempre tenemos la sensación de que se va a caer. 

Finalmente, os recomendamos ver la review completa del Honor 8 dentro de una semanas, con todos sus pros y sus contras y con una conclusión final de experiencia de uso.


Tener Wi-Fi en el coche es más sencillo de lo que piensas