¿Es tan grave la fragmentación de versiones en Android?

Ya vamos por la octava versión numérica de Android y la fragmentación en versiones sigue a la orden del día en el tedioso mundo de los smartphones. A pesar de los esfuerzos de Google por solventar esto con programas como Android One o Android Go, Android Oreo parece seguir la estela de las versiones anteriores del sistema, como ya vimos en el articulo que publicamos hace algunos meses. En esta ocasión trataremos sobre la problemática de la fragmentación de Android y si resulta tan grave como se pinta en un principio.


La Revista de Pro Android – Número 9 (diciembre 2017)


Y es que si lo comparamos con iOS, la disposición de Android en distintas versiones parece ser uno de los mayores problemas del sistema, con cuotas que nada tienen que ver con el sistema de la manzana mordida.

Fragmentación de Android, ¿virtud o defecto?

Que la fragmentación en Android es uno de los mayores problemas del sistema no es un secreto a voces. Remitiéndonos a los datos aportados por la propia Google, la última versión de Android disponible no supera la cuota de instalación del 0’5%, algo irrisorio teniendo en cuenta los datos de la competencia.

Sin embargo, si en iOS este hecho supone la incompatibilidad de la mayoría de aplicaciones de la Apple Store, en Android no existe mayor problema más allá del no disfrute de las características integradas en dicha versión. Esto se debe, entre otras cosas, a la política de Google respecto a la publicación de aplicaciones en la Play Store, así como a la mayor flexibilidad del IDE de desarrollo de Android: Android Studio. Trasladado al uso real del sistema se traduce en la compatibilidad de casi la totalidad de las aplicaciones de la tienda de Google con la mayoría de versiones. Asimismo, la constante actualización de los Servicios de Google y las aplicaciones de esta solventan en parte la problemática de la fragmentación.

Mas como en la vida en sí misma, no es oro todo lo que brilla. Dejar de actualizar nuestros dispositivos conlleva una serie de desventajas que sí suponen un problema real en el uso de los mismos. La resolución de problemas de seguridad y bugs del sistema, así como la pérdida de nuevas características son algunos de estos, si bien Google ha tomado cartas en el asunto lanzando los parches de seguridad de forma aislada, aunque siguen dependiendo de los propios fabricantes.

Además de lo anteriormente mencionado, cabe destacar que con la integración de nuevas características, la carga del sistema en términos de software se hace mucho más pesada. Esto influye en la experiencia de uso del dispositivo en cuestión, la cual puede verse afectada por no disponer de las últimas tecnologías en lo que a hardware se refiere. A pesar de ello, y bajo la opinión de un servidor, los dispositivos actuales disponen de la capacidad suficiente para disfrutar de varias versiones de Android, venideras y presentes.


¿Qué veremos en la próxima versión de Android?


 

Juan Carlos Broncano

Redactor en Pro Android | Tecnófilo, empecé en el mundo de la tecnología con mi antiguo Nokia 5800 y mi Acer Aspire 5732Z; desde entonces no he dejado de cacharrear con todo tipo de tecnología. Enamorado de mi Meizu M2 y mis guitarras.

03/01/2018 16:00