Motorola

Recientemente ha sido lanzada la tercera generación de los terminales de Motorola. Como sabéis, la marca consiguió apropiarse de la medalla de “líder” de la gama media por el éxito de ventas que tuvo con las dos anteriores generaciones: el Moto E, el Moto E (2ª generación), el Moto G, el Moto G (2ª generación)Moto X y el Moto X (2ª generación).

Así, la marca conocida por sus precios contenidos,una experiencia de usuario perfecta para los amantes de Android y unas características técnicas más que aceptables para los terminales del momento, no nos ha causado el mismo impacto esta vez.

El Motorola Moto G 2015 no es lo que esperábamos. Y cuidado, que hay diferencias entre que sea un buen o un mal dispositivo y que sea lo esperado o no.

Por lo general, estamos delante de un gama media, que al fin y al cabo es lo que pretende la firma americana con sus Moto G. Por lo general nos encontramos con 5 pulgadas con resolución 1280 x 720 píxeles (294 ppi), unas cámaras de 13 y 5 megapíxeles, Snapdragon 410, conectividad 4G, soporte Dual SIM, posibilidad de microSD y la última versión de Android en estado puro (5.1.1 Lollipop), que siempre suele venir acompañada de actualizaciones tratándose de Motorola.

Hasta aquí bien, ya que de hecho, ha hecho muy buenas mejoras en la cámara, el buen altavoz frontal no deja nada que desear, ha dado protección contra el agua con la certificación IPX7 (un puntazo), la fluidez característica de Motorola está más que presente y la experiencia de tener Android puro siempre será un punto a favor para muchos usuarios. Además, en cuanto su aspecto físico, ha dado la posibilidad de combinar muchos colores, lo que es de agradecer. Y ya sabemos que no varía en gran medida su aspecto, pues el diseño es prácticamente calcado (a mí personalmente me parece bastante bonito), y falto de contención de dimensiones.

Motorola

El dilema viene en otros aspectos relacionados con la memoria que van a ser un problema en un gama media de hoy en día. ¿Por qué? Porque tener 1 GB de memoria RAM y 8 GB de almacenamiento interno de los cuales tan solo 4 GB quedan libres para el usuario no creo que haya sido una buena elección. Es verdad que en septiembre estará disponible una segunda versión del moto G 2015 con 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento interno, pero no estará disponible en muchos países, incluido España y parte de Sudamérica. La segunda versión tendrá un precio más elevado, pero sin duda es más recomendable, pues solucionaría en gran medida el hecho de no tener apenas espacio para aplicaciones y algunos problemas de fluidez al mover aplicaciones pesadas. Y otro aspecto a tener en cuenta es que la pantalla no ha sufrido a penas cambios, pues el panel IPS que incorpora ha sido mejorado muy ligeramente.

Podemos decir que el Motorola Moto G tercera generación no es un mal termina. Y lo podemos conseguir a partir de 190 €. Aunque nos esperábamos que fuera como el que va a ser el segundo Moto G 2015 y esto no nos ha dejado plenamente satisfechos viniendo de esta marca que nos sorprendió en sus anteriores generaciones.

¿Qué opináis vosotros?