Motorola Moto G 2015, análisis a fondo

Hace ya una semana os trajimos en Pro Android las primeras impresiones y el análisis a fondo de la cámara del Motorola Moto G 2015, un terminal muy esperado tras la fama de sus antecesores y su buen funcionamiento pero, ¿qué tal funciona? A continuación podéis leer el análisis completo de este nuevísimo terminal.

Aspecto exterior

No os voy a mentir, el aspecto del Motorola Moto G 2015 es muy parecido a toda la gama Moto, pero en mi opinión es un pequeño paso atrás en algunos aspectos. En el frontal encontramos una pantalla de 5 pulgadas en resolución HD, con unos marcos ligeramente más grandes que su antecesor y que ensucian un poco el aspecto de este terminal, ya que su tamaño total es más grande de lo que podría ser. Junto a la pantalla encontramos un altavoz frontal y el altavoz de llamadas, en vez de los altavoces duales que nos traía el Motorola Moto G 2014. Este dispositivo cuenta también con una cámara frontal de 5 megapíxeles de la que ya hablaré más adelante en su respectivo apartado.

La parte trasera del Motorola Moto G 2015 si que ha cambiado bastante en relación a los otros terminales de la firma, ya que ha pasado de un tacto suave y un tanto resbaladizo a un tacto con textura rayada en diagonal lo que le aporta un plus de agarre a este dispositivo. En la zona de la cámara nos encontramos con un plástico fijo que no se retira junto a la tapa trasera donde encontramos tanto la cámara trasera, el dual flash LED de doble tonalidad y la característica endidura circular con el logo de Motorola donde podremos posar nuestro dedo índice para mayor ergonomía. La parte trasera cobra especial importancia en este terminal ya que cuenta con la certificación IPX7, lo que lo hace sumergible 1 metro bajo el agua durante 30 minutos, siempre y cuando la tapa esté bien colocada. Hemos probado esta característica y aunque se nos haga raro mojar un dispositivo a conciencia es una característica curiosa y que funciona a la perfección.

Motorola Moto G 2015, análisis a fondo

Pantalla

Como ya he dicho antes la pantalla de este terminal es de 5 pulgadas en resolución HD, es decir, 1280×720 píxeles lo que arroja una densidad de píxeles más que suficiente para un terminal de esta gama aunque como ya he dicho antes la proporción entre pantalla y tamaño del terminal podría estar más conseguida. Los botones para movernos entre la interfaz de usuario los encontramos dentro de la pantalla, como viene siendo normal en todos los nuevos terminales de la firma americana.

En cuanto a la calidad de la pantalla, es una buena pantalla si tenemos en cuenta el rango de precios del que estamos hablando aunque si la analizamos más fríamente veremos que cuenta con unos colores bastante cálidos lo que hace que los blancos sean un tanto amarillentos aunque es probable que este aspecto se nos pase por alto si no la comparamos con las pantallas de otros terminales. La visualización de contenido multimedia en esta pantalla se hace realmente cómoda y su tasa de refresco y de reacción ante las pulsaciones que realicemos es realmente rápida. Cabe decir que si utilizamos el terminal bajo el agua la pantalla no responderá y que cuando lo saquemos y la pantalla esté mojada no responderá perfectamente aunque si lo suficientemente bien como para poder utilizar el terminal cómodamente.

Motorola Moto G 2015, análisis a fondo

Hardware y Software

La configuración que nos encontramos en el interior del Motorola Moto G 2015 no es nada nuevo, procesador Qualcomm Snapdragon 410 quad-core de 64 bits acompañado de 1 GB de memoria RAM (depende de la versión que compremos ya que también hay una que cuenta con 2 GB) y un almacenamiento interno de 8 GB (también disponible en 16 GB) ampliable mediante tarjeta MicroSD. Para alimentar todo esto el Motorola Moto G 2015 cuenta con una batería de 2470 mAh. ¿Y en qué se traduce todo este hardware? En una experiencia de usuario realmente buena, todo se mueve como debe, de forma fluida y sin parones y es lo suficientemente potente como para mover juegos pesados como el Asphalt 8, al igual que vimos con el Motorola Moto E 4G que utiliza el mismo procesador. Cabe decir que se agradece la inclusión de la conectividad 4G en el terminal y no lanzar después una nueva versión de este con esta característica, como ya hizo Motorola con las versiones anteriores.

En cuanto al software no nos encontramos sorpresas, Motorola nos ha dado lo mismo de siempre, un sistema operativo limpio y prácticamente sin añadidos que funciona sobre Android 5.1.1 Lollipop, lo que aporta una fluidez al sistema digna de la familia Google Nexus. Además de esto, Motorola ha querido dar una serie de características que hacen más cómoda la experiencia de usuario, como poder activar la cámara con dos movimientos de muñeca o encender el flash LED a modo de linterna con dos sacudidas del terminal. Pero la función más interesante sin duda es la Pantalla Moto, una interfaz que nos muestra las notificaciones sobre un fondo negro cuando las recibimos o cuando los sensores detectan que cogemos el terminal. En mi opinión esta función es demasiado sensible ya que una simple vibración en la superficie que se encuentre hace que la pantalla se encienda con su respectivo gasto de batería, aunque todo hay que decirlo si el terminal esta boca abajo o en el bolsillo esto no ocurrirá.

Cámara

Sobre este apartado ya dedicamos un articulo completo donde podéis ver un análisis completo de esta pero comentándola a grandes rasgos encontramos una cámara con un buen nivel, teniendo en cuenta su rango de precio aunque, para que mentir, los resultados son inferiores a terminales que utilizan el mismo sensor (Sony IMX214 de 13 megapíxeles) como puede ser el archiconocido OnePlus One. En las fotografías con buena iluminación no podemos quejarnos a este Motorola Moto G 2015 aunque en el apartado nocturno deja bastante que desear ya que las fotos salen bastante oscuras y el doble flash LED parece que solo es suficientemente potente como para ilumniar objetos muy cercanos.

Motorola Moto G 2015 primeras impresiones

En cuanto a la cámara frontal nos encontramos un sensor de 5 megapíxeles con un gran ángulo de visión, lo que permitirá captar fotografías grupales sin necesidad de accesorios extra. En cuanto a la calidad que nos deja en las fotografías no podemos quejarnos, buen nivel de detalle y la capacidad de enfocar manualmente donde prefiramos lo que la deja al mismo nivel que la cámara frontal de terminales mucho más caros y de más alta gama.

Multimedia y autonomía

Esta claro que en el mundo de los smartphones cada persona le da un uso diferente y a muchos de vosotros tal vez os guste ver películas o series en vuestro terminal y, como era de esperar, el Motorola Moto G 2015 cumple a la perfección con esto. La pantalla de 5 pulgadas y una resolución lo suficientemente cómoda para ver vídeos hace que podamos disfrutar del contenido multimedia que queramos. Esto pasa igual que en los juegos, el Motorola Moto G 2015 podrá mover la gran mayoría con soltura y hará que podamos pasar buenos ratos con los juegos que os recomendamos en Pro Android.

En cuanto a la autonomía, el Motorola Moto G 2015 ha arrojado unas cifras que superan a las de sus antecesores, llegando sin problema al final del día y con unas 4 horas y media de pantalla activa durante su uso. Cabe destacar que el consumo que hace este terminal cuando se encuentra en reposo es mínimo, lo que ayuda a que por las noches el porcentaje de batería baje sorprendentemente poco, así que en este sentido cabe decir que los 2470 mAh de batería de este terminal que en un principio parecían algo escasos han dado muy buena autonomía.

En conclusión estamos ante un dispositivo orientado a la gama media-baja pero que da una experiencia de usuario digna a terminales mucho más caros aunque ha sido un poco decepcionante, ya que se esperaba una evolución mayor respecto a sus antecesores, ya que el procesador sigue siendo prácticamente el mismo, aportando un rendimiento similar. A pesar de todo esto el Motorola Moto G 2015 nos ha dejado un buen sabor de boca, aunque tal vez los 199 euros que cuesta actualmente sean un precio un poco elevado si tenemos en cuenta que sus rivales ofrecen mejores características por precios poco superiores, como el Alcatel Idol 3, el bq Aquaris M5 e incluso el bq Aquaris E5 4G.

Captura de pantalla 2015-08-11 a las 20.10.47

Sorteo

SORTEO FINALIZADO. El ganador ha sido anunciado a través de nuestro perfil de Twitter.