¿Por qué las baterías de los smartphones no avanzan tanto como otros componentes?

Es algo que llevamos observando desde la popularización de la tecnología móvil: las capacidades de las baterías de los smartphones no avanzan. La única mejora en el ámbito de la autonomía viene de la mano de optimización del hardware y el software, con una reducción del gasto energético en ambos aspectos. Y es que a diferencia de otros componentes como los procesadores o las pantallas, la progresión de éstas se antoja cuanto menos insuficiente.

Dos de los principales tecnologías a futuro que pueden ser candidatas a sustituir a las actuales de ion litio son las basadas en hidrógeno y grafeno, si bien el avance de las mismas está siendo más lento de lo esperado.


Cómo desactivar la carga rápida en los Samsung Galaxy


Las baterías actuales no avanzan

Los años pasan y cada vez somos más viejos las baterías no progresan como cabría esperar; tan solo tenemos que hacer una comparativa entre dos smartphones actuales y pasados para darnos cuenta de ello.

A pesar de que existen varias razones que podrían explicar este hecho, el motivo de mayor peso para que las baterías de ion litio no avancen es el límite físico que presentan durante su fabricación debido al uso del propio litio. Esto también es aplicable para las baterías de tipo LiPo, las cuales no suponen una mejora significativa más allá de la flexibilidad de sus materiales debido, nuevamente, al empleo de litio para su fabricación.

carga rapida samsung

El segundo motivo a tener en cuenta viene de la mano del interés de las marcas. Fabricar una batería cuya capacidad fuese sobradamente superior a las actuales supondría alargar la vida útil de los dispositivos móviles, lo cual resultaría contraproducente si quieren mantener el ritmo de ganancias económicas actuales. Mencionable es que fabricantes como Doogee o  Blackview se desmarcan de esta tendencia diseñando smartphones con baterías generosas.

Pero si hay un motivo que es digno de incluir entre las posibles razones, ese es el de la presión de las petroleras. De sobra es conocido que algunas compañías de automoción como Tesla dedican todos sus esfuerzos a fabricar coches eléctricos. El precio medio de las materias primas, así como las respectivas restricciones en los países donde se aloja el grafeno y las costosas infraestructuras para fabricar baterías de hidrógeno podría estar influenciado bajo el mandato de las mencionadas compañías. Al fin y al cabo, el interés por seguir manteniendo el petróleo como combustible principal es mayor que el de construir un futuro sostenible.


Cómo cuidar tu batería de los problemas de la carga rápida


 

Juan Carlos Broncano

Redactor en Pro Android | Tecnófilo, empecé en el mundo de la tecnología con mi antiguo Nokia 5800 y mi Acer Aspire 5732Z; desde entonces no he dejado de cacharrear con todo tipo de tecnología. Enamorado de mi Meizu M2 y mis guitarras.

06/02/2018 20:00