Análisis del Samsung Gear Sport: ¿el mejor reloj inteligente del mercado?

Llevamos unas semanas probando el último gran gadget de la compañía coreana, el Samsung Gear Sport. Se trata de un reloj que Samsung lanzó al mercado con un motivo claro, enamorar a todos los usuarios que buscaran un reloj de calidad. Tras varios días con este reloj en la muñeca os podemos dejar con nuestra experiencia, puntos más fuertes y también los más flojos y mejorables. Lo primero que debes saber, es que en la gama alta de los relojes, este está en lo más arriba, quitando los más exclusivos de compañías de moda que cuestan miles de euros.


La Revista de Pro Android – Número 9 (diciembre 2017)


En el tiempo que hemos tenido este reloj nos hemos dado cuenta de que es muy similar al Galaxy Note 8 pero en la gama de relojes inteligentes. Es un dispositivo muy bien fabricado, que se mueve muy bien y que tiene características que no vemos en ningún otro dispositivo del mercado. Pero sí, también se parece al Galaxy Note 8 en el precio. No es un reloj que se pueda comprar por 100 euros, aunque al final os contaremos si merece realmente la pena pagar lo que pide Samsung por este Gear Sport. 

Un diseño circular centrado en su corona giratoria

 

El Gear Sport es uno de los relojes con mejor diseño y mejor fabricados que hemos visto en mucho tiempo. Su cuerpo de metal, que le da un acabado brillante, nos deja con un cierto peso que lo hace robusto pero sin ser excesivo para su uso diario. Su pantalla es circular, y aunque el cuerpo no lo sea del todo, si que cuenta con unas esquinas ligeramente redondeadas que le sientan muy bien. No es demasiado grueso y una vez te lo pones en la muñeca sientes que tienes una pieza de calidad.

Tan solo pasar los dedos por su corona y pantalla es suficiente para ver la calidad de este producto. El tacto al girar la corona es una experiencia muy buena que podemos catalogar de satisfactoria cuando vemos que toda la interfaz se mueve al son del giro y que el rendimiento nos deja con toda la fluidez del mundo. ¿No soportas el lag? ¡Este es tu reloj!

La corona tiene unos pequeños dientes para que su uso con las manos mojadas sea más sencillo, pero no es algo que necesitemos en la mayoría de situaciones. Su giro es infinito y no tendremos que parar y volver atrás en ningún momento. En la parte derecha vemos dos botones para ir hacia atrás y al inicio, aunque el segundo también sirve para abrir el ‘cajón de aplicaciones’. Ambos despiertan el reloj y tienen una pequeña pieza de goma rugosa que mejora su tacto cuando estamos nadando o a oscuras.

 

Ir con este reloj en la muñeca llama la atención, aunque no tanto como en otros dispositivos de este tipo que hemos probado. Podemos llevarlo para correr, aunque también con una camisa en la cena de navidad. Destacar que sus correas son intercambiables y que es realmente sencillo hacerlo, por lo que no tendrás que llevarlo a una relojería.

Una pantalla táctil que muchas veces olvidamos que es táctil

 

La pantalla de este reloj se ve realmente bien. No se aprecian píxeles y aunque su resolución no es la mayor del mercado, el panel es de mucha calidad. El brillo es más que suficiente para situaciones con mucha luz solar y contenido cuando estamos en la cama por la noche. Su tamaño no es excesivo y gracias a la corona, que rodea la pantalla, la experiencia al utilizarlo es muy cómoda.

Es táctil, pero es algo que muchas veces pasaremos por alto. Sí haremos pulsaciones sobre ella, pero el scroll se queda a cargo de la corona exterior. Todo se mueve a la perfección con este movimiento, que muchas veces harás solo por gusto. La pantalla responde muy bien los toques y la podemos utilizar con guantes, sean o no especiales para pantallas. Bajo el agua será más complicado, y para que no se vuelva loca tenemos un modo agua que bloquea estas pulsaciones cuando sumergimos el reloj o lo mojamos en la ducha.

La interfaz está perfectamente optimizada para usarse en la pantalla circular y con la corona exterior. Tenemos una pantalla de inicio y si giramos hacia la derecha podemos ver las diferentes aplicaciones. Se pueden colocar en el espacio que más nos convenga y añadir más fácilmente. Los botones laterales no nos dejan con demasiadas funciones, aunque el segundo nos permite abrir una lista de aplicaciones que podemos seleccionar con la pantalla táctil o la corona.

Destacar la fluidez de este reloj, que sin duda es el mejor que hemos probado en este aspecto. Da igual las aplicaciones que tengas abiertas o lo que estés haciendo, su interfaz se moverá a la perfección y muchas veces pasarás de aplicación en aplicación para ver las animaciones.

Una batería muy correcta y decenas de funciones para deportistas

 

Este Gear Sport lo dice en su propio nombre. Está pensado para deportistas, aunque su uso se puede extender a casi cualquier usuario, ya que nos permite ver notificaciones y tiene aplicaciones para todo tipo de usos. Pero sin duda cuando más partido le sacamos es haciendo deporte. Cuenta con un sensor de ritmo cardiaco entre muchos otros y nos permite hacer un seguimiento en directo de nuestro ritmo mientras caminamos, corremos o nadamos. Su aplicación de ejercicio nos permite seleccionar decenas de deportes, algo muy similar a lo que ya os contamos de la pulsera Gear Fit 2 Pro. Nos permite registrar pasos, distancia, largor cuando nadamos y muchos más deportes.

Sin duda es uno de los relojes más indicados para deportistas, aunque también cuenta con una faceta clásica que nos permite usarlo en nuestro día a día, algo de lo que no pueden presumir otros relojes del mercado. 

Su autonomía es correcta y podemos pasar hasta dos días haciendo un uso activo. Cargarla es muy sencillo con el adaptador magnético que viene en la caja y la demora no es muy larga. Podríamos tener más autonomía, pero dado lo bien que funciona este reloj, no podemos pedirle mucho más.

¿Qué hace el Gear Sport más allá de las funciones Sport?

 

Pues lo cierto es que tenemos uno de los relojes más completos en funciones, aplicaciones y conectividad. La conexión principal con nuestro smartphone será vía Bluetooth, lo que no nos impedirá tener otros dispositivos conectados al móvil como unos auriculares o un altavoz. En la interfaz tenemos un apartado dedicado a notificaciones que nos permite leer parte de los mensajes y responder con otros predeterminados o escribir con su teclado. No es lo más cómodo del mundo, pero es una solución que alguna vez usarás.

El propio reloj tiene funciones de alarma, calendario… y todas estas aplicaciones se pueden usar estés conectado al móvil o no. Aunque su interfaz no tiene muchas opciones de personalización podemos indagar un poco y cambiar el fondo y las esferas del reloj. Podemos descargar muchas gratis desde la tienda de Samsung y por si no lo sabes, es necesario tener la aplicación de Samsung Gear descargada en tu teléfono Android.

El reloj es compatible con dispositivos Android desde 4.4 KitKat y es necesario al menos 1,5 GB de memoria RAM para poder tener una buena experiencia en el día a día. Cuanto más avanzado sea tu dispositivo mejor conectividad tendrá y menos batería gastará la conexión Bluetooth, aunque se puede usar prácticamente con todos los móviles del mercado, independientemente de que sean Samsung.

¿Merece la pena este Samsung Gear Sport?

 

Finalmente llega la pregunta del millón. El tiempo que hemos pasado con este reloj ha sido muy bueno y es un gadget que nos gustaría llevar siempre en la muñeca. Pero hay un punto que nos echa muy para atrás, el precio. Actualmente en Amazon se puede comprar por 299 euros en oferta, ya que su PVP es de 349 euros.

Este es el punto por el que más nos cuesta recomendar este producto. Posiblemente es el mejor reloj inteligente del mercado actual, pero no es algo que todos los bolsillos se puedan permitir. Probablemente muchos de los que leáis este análisis tenéis móviles más baratos que este reloj.

Pero si tienes el dinero, lo vas a utilizar para hacer deporte y quieres un buen diseño junto con una autonomía correcta y el mejor rendimiento, adelante, este Gear Sport te acompañará durante mucho tiempo. 



 Samsung Gear Spor | Amazon

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

31/12/2017 20:30