Análisis del Samsung Galaxy Note 8: el teléfono Android casi perfecto

Si hay un lanzamiento que nos ha dejado con la necesidad de cambiar de móvil a todos los usuarios, ese es el Galaxy Note 8. Ya llevamos algunas semanas conociendo todos sus detalles sobre diseño y características, hasta que ha llegado el momento de analizar cada uno de los puntos más interesantes de este dispositivo. Llevamos algunos días probándolo a fondo y por fin os podemos dejar con el análisis del Samsung Galaxy Note 8. En él podrás ver nuestra experiencia con él y finalmente si recomendamos su compra.

Seguramente ya lo sabes, y es que este nuevo Samsung Galaxy Note 8 es el terminal más caro que ha lanzado Samsung al mercado. Su PVP es de 1.010 euros en la tienda de la compañía, aunque en estos momentos ya lo podemos comprar unos 150 euros más barato en las ofertas de Amazon. Esto es algo importante y que debes tener en cuenta si estás interesado en el dispositivo, ya que esos 150 euros pueden ser la clave para elegir este y no otro terminal de gama alta.

Diseño de 2017 pero con toda la esencia de la gama Note

Si eres un seguidor de la gama Note de Samsung seguro que este dispositivo te deja con la boca abierta. El dispositivo tiene una pantalla muy grande, pero gracias a su panel 18,5:9 y sus biseles reducidos cuenta con un tamaño más compacto de lo que puede parecer. No podemos decir que el Note 8 se puede usar con una mano, pero es mucho más ergonómico y cómodo que cualquier otro dispositivo de 6,3 pulgadas.

En el frontal podemos ver un panel Super AMOLED curvado en los laterales. Cuenta con la pantalla infinita que vemos en el Samsung Galaxy S8, aunque con una línea más cuadrada siguiendo el diseño característico de los Note. Gracias a los laterales curvos y los márgenes tan reducidos contamos con una parte frontal realmente increíble, que sin duda destaca en la gama alta.

Los marcos son de metal y cuentan con un color negro brillante que se adapta perfectamente al cristal de la parte delantera y trasera. No tiene esquinas que te puedas clavar y las franjas de plástico para las antenas apenas se ven. Los botones de los laterales también son de metal y cuentan con una presión y funcionamiento muy correctos.

Si echamos un vistazo a la parte trasera, vemos un dispositivo completamente negro y muy elegante. Todos los componentes están encapsulados en un mismo lugar, donde podemos ver la doble cámara, el flash y diferentes sensores, así como el sensor de huellas. El dispositivo es bastante simétrico, y si lo cogemos en la oscuridad podemos confundir su parte delantera con la trasera.

Todo el conjunto del dispositivo está muy bien fabricado, tanto visualmente como sobretodo al cogerlo con la mano se notan los acabados de buena calidad. No es un teléfono que pase desapercibido entre la gente, ya que tanto su tamaño como el diseño de la pantalla y el cuerpo lo hacen muy llamativo.

Si estás acostumbrado a los móviles grandes es posible que no tengas problema con este Galaxy Note 8, pero notarás el cambio si vienes de las 5 pulgadas como es nuestro caso. No es un terminal incómodo, pero deberás saber que su uso con una mano es casi nulo. Ya no solo por el tamaño, sino también por el miedo a que el móvil se resbale y acabe en el suelo. Al suponer la pantalla tanto porcentaje de superficie del frontal, recomendamos el uso de una funda o cristal templado para evitar la rotura de la pantalla, la cual no es barata de reparar.

La mejor pantalla de la gama alta sin dudarlo

Sí, este Samsung Galaxy Note 8 cuenta con la mejor pantalla que hemos visto en un móvil. Puede gustarte más o menos su tamaño, pero lo cierto es que en cuanto a calidad no tiene rival. Se mueve a la perfección, cuenta con unos colores increíbles, así como con una saturación digna de un panel AMOLED. Su resolución es QHD+, aunque por defecto se muestra en FullHD+ (se puede configurar desde los ajustes de pantalla).

Dependiendo del terminal que vengas notarás más o menos la diferencia, pero podemos asegurarte que si vienes de un gama media, fliparás con este panel de Samsung. En cuanto a la pantalla Edge, en el caso del Note 8 el efecto es más sutil que en el Galaxy S7 Edge o el Galaxy S8. En prácticamente ninguna ocasión hemos notado pulsaciones erróneas al sostener el dispositivo y sin querer, tocar el borde de la pantalla.

El rendimiento no será un problema para ningún usuario

Llegamos a uno de los puntos más sencillos y resumidos de este análisis. El rendimiento de este Samsung Galaxy Note 8 es el que se puede esperar de un gama alta. Todo en este dispositivo corre a la perfección, ya sean juegos, aplicaciones VR o procesos que consuman muchos recursos. Nuestra experiencia no ha podido ser mejor, ya que hemos podido hacer uso de decenas de aplicaciones muy pesadas al mismo tiempo, cambiar entre ellas y no ver ningún tipo de ralentización en el sistema.

Sea lo que sea que vas hacer con este móvil podemos asegurarte que contarás con un rendimiento con el que estar muy cómodo. Además destaca que su módulo LTE funciona mejor que el de otros gama alta que hemos probado.

Hay un punto que no nos ha gustado: el funcionamiento del GPS. En las pruebas que hemos realizado por el centro de Madrid, aunque localizaba bien la posición, en varios momentos señalaba hacia otra dirección de la real. 

Lo más importante de este móvil es la cámara

Llegamos al punto donde mejor nos lo hemos pasado con este dispositivo: la cámara. Los dos sensores de 12 megapíxeles son capaces de hacer maravillas en el modo automático de este dispositivo. Está claro que le podemos sacar más jugo en el modo ‘Pro’, pero será más que suficiente con el automático para la mayoría de usuarios. Su cámara secundaria es teleobjetivo, lo que nos permite hacer un zoom X2 sin perder calidad de imagen. Esto es algo que llevamos años viendo en las cámaras compactas, pero que ahora empieza a llegar a los móviles.

Esta cámara nos deja con una de las mejores experiencias del mercado. A falta de probar la del iPhone 8 Plus y la del Google Pixel 2 XL, podemos decir que esta es la mejor cámara móvil que hemos podido usar. Su calidad es increíble, así como el detalle que consigue en las tomas cercanas. El contraste, la saturación y el nivel de brillo se gestiona casi a la perfección en el modo automático, aunque en escenas muy complicadas o de contraluz, quizás compense cambiar al modo ‘Pro’ para configurar la exposición a tu gusto.

Uno de los modos más interesantes es el enfoque selectivo. No es otro que el modo retrato que tanto está de moda y que nos permite hacer fotografías muy chulas a personas u objetos. El del Galaxy Note 8 funciona realmente bien, pudiendo seleccionar el nivel de desenfoque incluso después de realizar la fotografía. Una vez tomada podemos configurarlo y guardarla como más nos guste. No hace falta decir que el nivel de detalle es increíble, aunque necesitamos buenas condiciones de luz cuando queramos disparar con este modo.

Si pasamos a la cámara delantera también podemos hablar muy bien de ella. Su calidad es muy buena, así como el gran angular que consigue. Cabe destacar que la aplicación de Samsung llega con máscaras tipo Snapchat que nos permiten hacer uso de la realidad aumentada.

Realmente hay muy pocas situaciones en las que la cámara de este Samsung Galaxy Note 8 no cumpla, ya que hasta por la noche conseguiremos una de las mejores experiencias del mercado.

Desbloquear el móvil es otro mundo en este Galaxy Note 8

No solemos destacar demasiado las maneras de desbloquear el móvil en otros análisis, pero lo cierto es que en este Note 8 es totalmente necesario. Es muy posible que tu móvil actual cuente con un sensor de huellas para acceder de manera rápida a toda nuestra información y aplicaciones. El Galaxy Note 8 también lo tiene, pero cuenta con un problema muy serio: la localización. Si ya nos quejamos del Galaxy S8, la cosa ahora se pone todavía más difícil con el Note 8. El sensor de huellas está colocado en un lugar que no es accesible de manera natural. Según como lo sujetes, deberás hacer malabares con el móvil para poder desbloquearlo, además de que no es sencillo encontrarlo a la primera. Es posiblemente el peor punto de este Galaxy Note 8, pero tiene un solución bastante recomendable: el escáner de iris.

Este sistema funciona bastante bien, aunque es cierto que necesitamos una curva de aprendizaje para poder usarlo de manera efectiva. Configurarlo es muy sencillo, aunque usarlo las primeras veces puede ser algo tedioso. En los días que hemos podido usar este Galaxy Note 8 no hemos usado el sensor de huellas casi en ninguna ocasión, sino que le hemos dejado la tarea al escáner de iris. Hemos tenido una experiencia satisfactoria, hasta el punto de echarlo de menos cuando hemos cambiado de terminal. Su tasa de desbloqueo es, en nuestra experiencia, superior al 90%, ya que cuando lo colocamos bien casi siempre desbloquea. El problema viene cuando no colocamos la cara correctamente o un rayo de luz está incidiendo sobre el escáner.

Puede parecer menos práctico que usar el sensor de huellas, pero lo cierto es que nos ha gustado la experiencia y sin duda nos gustaría tenerlo en nuestro dispositivo personal.

Autonomía, S-Pen y audio, tres aspectos sin mucho que destacar

Llegamos al último punto importante de este Samsung Galaxy Note 8: la autonomía. El terminal cuenta con una batería de 3.300 mAh, que si bien nos deja con un día de uso, pierde la esencia que tenía la gama Note con autonomías increíbles. No tendremos 8 o 9 horas de pantalla como en otros dispositivos de esta gama. Aún así, hemos conseguido pasar todos los días del análisis con una sola carga diaria. Esto es destacable, ya que aunque hay dispositivos con este tamaño que nos ofrecen más autonomía, pocos cuentan con la calidad de pantalla y el rendimiento de este dispositivo. Haciendo un uso intensivo podrás aguantar todo el día sin mayor problema, por lo que los usuarios que hagan un uso más modesto podrán llegar al final del día más holgados. Podéis esperar entre 5 horas y media y 6 horas de pantalla activa con un uso variado.

Una de las cosas que caracteriza a la gama Note desde su comienzo es la inclusión del S-Pen. En este Note 8 también lo tenemos. Cuenta con 4096 niveles de presión y certificación IP67 contra agua y polvo. Al sacar el S-Pen del cuerpo del Note 8, te ofrece varias herramientas habituales que te pueden resultar convenientes (o no). Hay usuarios que aprovechan mucho el lápiz óptico para navegar por el dispositivo, y otros que lo utilizan para tareas más artísticas. Se trata de un extra que en muchas ocasiones será de agradecer.

Por último tenemos que hablar del audio, un punto donde toca quejarnos. El altavoz está situado en un lugar donde es fácil taparlo y no escuchar casi nada del juego o vídeo que estemos reproduciendo. Más allá de esto notamos que su calidad no es la más destacable de la gama alta. Tiene un volumen correcto, pero con algunas pistas de audio hemos notado que el sonido se distorsiona cuando lo estamos escuchando al máximo. Aunque esto es normal en la mayoría de terminales, lo vemos un fallo en un dispositivo de tanta calidad y tan caro como el Galaxy Note 8. No es algo que te deba preocupar en exceso, ya que en las llamadas tendrás un volumen alto y claro, pero si usas el móvil para escuchar música sin auriculares, puede que eches en falta algo más de calidad.

¿Merece la pena comprar el Samsung Galaxy Note 8?

Llegamos a la pregunta que seguro muchos os habéis hecho en las últimas semanas. Posiblemente estamos ante el mejor dispositivo de gama alta que vemos en Android, pero no sabemos si tanto como para no optar por un gama media de precio más atractico. Hay que considerar que actualmente podemos comprar el Galaxy Note 8 por menos de 900 euros, que aunque sigue siendo un precio bastante alto, se asemeja más al del resto de la competencia:

Samsung Galaxy Note 8 por 878 euros en Amazon 

 

Si realmente quieres tener un dispositivo con una pantalla grande, con la mejor construcción posible, la mejor pantalla y una de las cámaras más destacables de la gama alta, sin duda debes optar por este Galaxy Note 8. Es cierto que resulta complicado comprarlo al contado, por lo que financiarlo puede ser una opción a tener en cuenta, ya que será un dispositivo que si lo cuidas bien te puede durar muchos años.

EXTRA: Si tienes curiosidad por saber como es por dentro, aquí tienes el vídeo publicado en nuestro canal de YouTube con el desmontaje total del Galaxy Note 8!

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

22/10/2017 18:00