Análisis del Google Home: todo el potencial de Assistant en un altavoz inteligente

Hace unos días Google nos presentó en Madrid los nuevos Google Home y Home Mini. Estos dos altavoces ya están disponibles en España y nosotros llevamos unos días probando el más caro y potente de los dos. Seguro que sois muchos los que os habéis preguntado sobre sus posibilidades, funciones y si realmente merece la pena pagar por uno de estos dos altavoces inteligentes. Nosotros llevamos varios días exprimiendo todos sus puntos positivos y negativos para ofreceros este análisis del Google Home. También te dejamos con una pequeña recomendación de compra, ya que entre ambos hay unos 100 euros de diferencia y puede causar confusión a la hora de hacerte con uno de ellos.

Los Google Home llevan algunos meses en el mercado internacional, pero no ha sido hasta ahora cuando han llegado a España hablando el idioma natal. Sí, al igual que Google Assistant estos Google Home te entienden a la perfección si hablas español, haciendo gala de su escucha continua durante las 24 del día. Eso sí, solo actúa y se activa cuando pronunciamos las palabras mágicas: Ok Google.


Top 10 Mejores Juegos gratis para Android 2018


Un diseño minimalista con una superficie táctil muy útil

 

El diseño del Google Home es bastante sencillo y funcional al mismo tiempo. Queda bien prácticamente en cualquier lugar donde lo sitúes y no ocupa demasiado espacio. No es un dispositivo portátil, por lo que dependerás de un cable de alimentación en todo momento. La conexión está oculta bajo el altavoz, por o que solo verás que un cable plano sale por debajo. Se puede ocultar fácilmente, aunque al tratarse de un puerto propietario, si lo pierdes puede que te sea difícil encontrar uno compatible.

La parte superior del altavoz está fabricada en plástico y cuenta con un tacto agradable. En la parte plana superior tiene una superficie táctil con la que podemos interactuar. Además, es en esta zona donde incluye los dos micrófonos para la escucha de nuestra voz. En esta misma zona superior hay varios leds ocultos que se encienden dependiendo de lo que esté haciendo el Home. Por defecto están apagados, por lo que no te molestará por la noche mientras duermes.

El sonido de los parlantes llega desde la zona inferior, la cual, está cubierta de una tela en color gris bastante agradable al tacto. Por último, en la zona trasera encontramos un botón para silenciar los micrófonos y que el Home no escuche nada. Mientras este modo está activado se muestran 4 leds en la parte superior de color naranja.

En términos generales se trata de un diseño bastante conseguido y que no se asemeja a nada de lo que ofrece la competencia. Aunque solo está disponible en color blanco, son varias las empresas que comercializan stickers que cubren toda la zona de plástico y la hacen pasar por madera, piedra o fibra de carbono. Son baratos y pueden darle un toque muy diferente a tu Google Home.

¿Qué se puede hacer con este Google Home?

Llegamos al apartado más interesante. El Google Home no es solo un altavoz. Cuenta con Google Assistant y no es necesario conectarlo a ningún dispositivo Android, pues funciona de forma independiente. Para configurarlo sí necesitarás un móvil, que puede ser Android o IOS. Te llevará tan solo unos segundos y será el único momento en el que necesites tu móvil para usar el Home.

Para despertar al Home tenemos que decir ‘Ok Google‘ y se encenderán 4 leds en la parte superior. Esto nos indica que el altavoz está escuchando nuestras palabras para darnos una respuesta o llevar a cabo una acción. Podemos preguntarle casi cualquier cosa y nos responderá lo mismo que cuando hablamos con Google Assistant en nuestro móvil. Este asistente lleva varios meses disponible en nuestros móviles, por lo que su potencial ya no es una incógnita para todos vosotros.

Lo interesante llega con algunos comandos específicos que Google ha programado para el Home. Cuando nos levantamos por la mañana podemos decir: ‘Ok Google, buenos días‘. Acto seguido el altavoz nos dará los buenos días, nos dirá el tiempo que se espera para el resto del día y nos leerá los titulares de las principales noticias. Esto se puede configurar para que coja la fuente que nosotros deseemos, aunque por defecto nos leerá las noticias de El País.

Podemos configurar una cuenta de Spotify o Google Play Music para que reproduzca música con solo pedírselo. No es necesario tener nuestro móvil cerca, ni siquiera encendido. Simplemente podemos decir: ‘Ok Google, pon algo de música’. Justo después nos confirmará que va a poner algo de música en Spotify o el servicio de streaming que tenemos configurado. Podemos pedirle que suba el volumen, que lo bajo, que cambie de canción o que pare de reproducir música. Todo esto con diferentes comandos de voz precedidos de un ‘OK Google’. Y sí, puedes pedirle canciones o listas en concreto y las reproducirá. 

Si tenemos un Chromecast conectado a nuestro Google Home y a una televisión podemos pedirle que ponga una serie de Netflix o un vídeo en YouTube. Lo hará de forma automática y sin que tengas que tocar el mando de la televisión o levantarte del sofá. De nuevo puedes pedir que pare la reproducción o que pase al siguiente capítulo.

Una de las cosas que más nos han gustado es que se pueden configurar hasta 6 cuentas de Google de una familia y que el Google Home reconozca la voz de cada uno. Esto es muy útil a la hora de pedirle que nos diga los próximos eventos de nuestra agenda, pues a cada persona le dirá sus propios eventos sin tener que especificar quién eres.

Puedes domotizar tu casa por muy poco dinero

Domotizar una casa no es nada barato. Cualquier electrodoméstico que pueda encenderse remotamente puede costar miles de euros, por lo que domotizar tu casa con Google Home puede ser barato y contar con una experiencia mucho más satisfactoria. Todos hemos soñado con encender una luz o hacer unas tostadas con la voz. Gracias a Google Home podrás hacerlo.

En el mercado hay decenas de enchufes y bombillas inteligentes que puedes configurar en tu Google Home. Una vez lo hagas bastará con un comando de voz para encender la luz o activar el enchufe. Si tenemos un ventilador o una tostadora conectada a este enchufe se activará con la voz en solo unos segundos. Podemos comprar varios y repartirlos por toda la casa. Configurarlos es algo muy sencillo y nos dejarán con un control muy interesante de tu casa.

Un par de bombillas Philips Hue cuestan unos 30 euros en Amazon y son totalmente compatibles con Google Home. Llenar tu casa de ellas tendrá un coste de unos 200 euros, pero podrás olvidarte de los interruptores. Que una empresa especializada monte en tu hogar algo parecido puede costar cientos y cientos de euros.

Google Home también es compatible con termostatos inteligentes, por lo que podrás controlar la temperatura de tu casa con la voz. Domotizar tu casa te llevará solo unos minutos gracias a Google Home y la instalación de todos estos periféricos es realmente sencilla. Tanto como quitar tus viejas bombillas y conectar las inteligentes.

Hay que destacar la escucha en reposo y sus micrófonos

Si hay algo que nos ha dejado muy sorprendidos de Google Home es la forma que tiene de escucharnos. Su sistema de micrófonos es increíble y posiblemente una de las mejores cosas de todo el producto. Escucha a la perfección, incluso susurrando desde el otro lado de la habitación.

En una de nuestras pruebas diarias estábamos escuchando música con un volumen medio a unos 2 metros del Home. Bastó con decir en voz baja ‘Ok Google’ para que bajase el volumen de la música y empezase la escucha para la acción.

Su sistema de micrófonos nos ha dejado bastante sorprendidos y para nada es necesario gritar o alzar la voz cuando queremos que nos escuche. No importa demasiado qué tamaño tenga la habitación, el Google Home te escuchará a la perfección.

El sonido del Google Home es lo que menos nos ha gustado

Sorprendentemente lo que menos nos ha gustado de este Google Home es su sonido. Pagar más por el modelo grande tiene varias ventajas según Google: mejor sistema de escucha y más calidad en la reproducción. Como ya te hemos contado, el sistema de micrófonos es casi perfecto, pero hemos encontrado el punto más flojo en la reproducción de música.

El Home abusa enormemente de las frecuencias bajas, haciendo que el resto quede en un segundo plano y con algunos géneros de música ni siquiera hagan acto de presencia. El problema viene por parte de Google, ya que no creemos que el Home tenga un mal sistema de audio, sino que parece estar mal calibrado.

El altavoz utiliza los mismos parámetros de ecualización para hablarte sobre el tiempo que para reproducir música. A la hora de hablar se escucha con potencia y su ecualización es correcta, pero no es lo más adecuado para escuchar música. La gran presencia de graves hará que la superficie donde está apoyado vibre cuando el volumen pasa de los 4 primeros puntos. Esto puede ser algo molesto si tenemos otros objetos en esta superficie o está en el escritorio donde trabajamos.

Su volumen es bastante alto, pero creemos que Google debería cambiar algunos parámetros para conseguir una reproducción de mayor calidad y mejor ajustada.

¿Merece la pena pagar 149 euros por un Google Home?

El mayor problema del Google Home está muy cerca y se llama Google Home Mini. Este altavoz más pequeño es capaz de hacer todo lo que hace el Home normal pero con un diseño diferente, unos parlantes de menor calidad y un sistema de escucha algo peor. Eso sí, cuesta unos 100 euros menos. También se puede conectar a enchufes y bombillas inteligentes, tiene los mismos comandos de voz y en definitiva hace casi lo mismo.

El único motivo por el que recomendamos comprar Google Home por encima de la versión más económica es su sistema de micrófonos, aunque si menospreciar al Home Mini, pues en el evento comprobamos que también escucha muy bien y sin errores. No creemos que esos 100 euros de más justifiquen una mejor experiencia a la hora de reproducir contenido, ya que aunque no está mal, no es comparable a la de otros altavoces del mercado.

Nos ha encantado todo lo que se puede hacer con este Google Home pero es complicado recomendarlo teniendo un dispositivo que hace lo mismo y que cuenta con un precio de 59 euros. Además, el Home Mini es más discreto y tiene más opciones de color en su catálogo. Si quieres domotizar tu casa o simplemente tener un asistente que no necesite del móvil, optar por el Home Mini es posiblemente la mejor opción.


Los teléfonos perfectos para redes sociales: Alcatel 3 y Alcatel 3L


 

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

16/07/2018 13:10