Análisis de los Dotts M, unos auriculares bluetooth fabricados con impresoras 3D

Estamos seguros de que conoces algunas de las posibilidades de la impresión 3D. Esta técnica se ha puesto de moda gracias a la llegada de una tecnología de impresión para crear todo tipo de cosas. Desde hace un tiempo se utilizan incluso en el ámbito de la medicina. En nuestro sector se pueden utilizar para fabricar fundas de teléfonos móviles o accesorios de todo tipo. Hoy podrás conocer los Dotts M, unos auriculares fabricados con materiales sostenibles e impresoras 3D. ¿Esto es posible? No solo es posible hacerlo, sino que gracias a esta técnica se trata de un producto fabricado íntegramente en España. ¡Vamos allá con el análisis de los Dotts M!

Prácticamente cualquier persona que tenga un móvil en su bolsillo utiliza unos auriculares para poder escuchar música. Si eres de esas personas que no tolera los in-ear y necesita unos cascos de diadema, hoy podrías toparte con unos bastante recomendables. La huella de carbono que dejan los productos tecnológicos en su fabricación es muy alta, aunque Dotts la reduce considerablemente con su técnica de impresión.


¿Qué móviles Xiaomi regalar por navidad? Lista por precios y gamas


Un buen diseño con los pros y contras de la impresión 3D

Estos auriculares cuentan con un diseño bastante interesante. Están fabricados completamente en plástico, pues se trata del material estrella cuando hablamos de impresión 3D. Hay varios tamaños y formas diferentes, la antesala de lo más interesante: la personalización.

Efectivamente, estos auriculares se pueden personalizar al completo, dando la opción de cambiar la forma o el color a tu antojo. En su página web hay un completo simulador 3D que te permite saber cómo quedará la unidad final. En este simulador puedes elegir los colores, forma, almohadillas o tamaño de los auriculares. Los que hemos analizado son únicos y posiblemente los que tú diseñes también.

Pero no todo son ventajas en este diseño. La impresión 3D cuenta con algunas limitaciones, pero nos centraremos principalmente en la calidad de los detalles. Esta técnica no cuenta con la misma calidad de detalle que otras como la inyección de plástico. No esperes que sean perfectos, pues cuentan con algunas zonas donde queda bien claro que se trata de un producto fabricado en 3D. Esto no es malo, pues cuando compras un producto de este tipo no lo haces para tener un diseño perfecto y cuidado, sino para ayudar al planeta.

No debes alarmarte, solo algunos detalles cuentan con “falta de calidad”. Además, la unidad que hemos recibido entra en la primera oleada de producto, por lo que la compañía tiene mucho camino por delante para mejorar su diseño y técnicas de impresión.

El tamaño de los Dotts M es correcto para la mayoría de usuarios, pudiendo seleccionar hasta tres formas diferentes. En nuestro caso estamos probando la unidad más grande y redonda, perfecta para utilizarlo en la oficina o en casa. Si quieres algo más discreto puedes optar por el tamaño pequeño y Dotts recomienda la forma ovalada para hacer deporte.

Son cómodos, pesan muy poco y puedes llevarlos durante horas sin problemas. Este último detalle los han convertido en nuestros auriculares del día a día. Al momento de escribir estas líneas llevamos unas 5 o 6 horas con ellos puestos y solo podemos sacarle una pega: la diadema superior. Esta está fabricada en plástico y no cuenta con un sistema de acolchamiento. No es un problema en jornadas cortas, aunque puedes llegar a notarlo cuando llevas varias horas con ellos en la cabeza. Eso sí, nada que no se solucione con unos minutos colgados del cuello.

Por último tenemos que hablar de los botones y conexiones. Los Dotts M cuentan con una conexión USB C para poder cargarlos. Esto es una ventaja frente a otros auriculares del mercado, pues podrás cargarlos con el mismo cable que utilizas en tu móvil. Aún así, no te preocupes, en el embalaje se incluye un cable USB A a USB C y otro de jack 3,5mm a jack 3,5mm. Estas son las dos conexiones que tienen los auriculares. Los dos pequeños agujeros de la parte inferior son micrófonos para las llamadas.

Si pasamos a los botones puede que sea uno de los puntos que menos nos han gustado del producto. La calidad de estos es mejorable, no solo a la hora de imprimirlos, sino también en su uso. Los botones no ofrecen feedback, por lo que es complicado saber si lo has pulsado correctamente. Entendemos que puede ser algo complicado a la hora de fabricar un producto de este tipo y por ello esperamos mejoras en futuras versiones.

Rap, Techno, Pop, Rock… ¡Casi todo suna bien en los Dotts M!

Una vez visto todo lo relacionado con el diseño toca hablar del sonido. Aunque estos Dotts M están fabricados con impresoras 3D no cuentan con bocinas de plástico. En su interior tenemos dos altavoces de 36 milímetros que ofrecen un sonido interesante. Imaginamos que esta pieza, al igual que los cables, no está fabricada en España, sino que se importa desde China.

Para hablar del sonido debemos hacerlo en dos partes: cables y Bluetooth. La primera opción es la que más nos ha gustado, pues el sonido es mejor. Esto ocurre con el 99% de los auriculares de este tipo, pues la tecnología Bluetooth hace que haya una pérdida de calidad y algo de retraso. Si eres un audiófilo estamos seguros de que elegirás la opción cableada, que además hace que te olvides de la autonomía y de tener que cargarlos. Eso sí, Dotts también ha pensado en los usuarios que quieren cero cables en su vida.

Los Dotts M cuentan con Bluetooth 4.2 y compatibilidad con casi cualquier dispositivo que incluya Bluetooth. Puedes utilizarlos con tu ordenador, móvil o consola sin mayor problema. La conexión es sencilla, aunque mejorable en la primera toma de contacto. Una vez están sincronizados todo es más sencillo, pues basta con encender los auriculares y activar el Bluetooth. Este proceso se podría simplificar con un chip NFC, aunque por el momento la compañía no ha decidido incluirlo dentro de estos auriculares. Debes saber que estos Dotts M cuentan con protocolos como aptX Classic, aptX Low Latency, MP3, AAC y SBC.

El sonido Bluetooth es muy bueno y nos ha gustado para casi todos los géneros musicales. Da la sensación de estar frente a unos auriculares de gama superior cuando hablamos de sonido. No podemos asegurarlo, pero parece que el ahorro de la construcción externa está destinado a mejorar la calidad del audio.

Las frecuencias que replican estos Dotts M van desde los 20 hasta los 20.000 Hz, más que suficiente para unos auriculares de este tipo. Su sonido es plano y va bien con casi todos los géneros musicales. En la prueba de frecuencias medias nos hemos quedado algo sorprendidos, pues en géneros musicales donde las voces toman mucho sentido tenemos una respuesta muy buena.

Si necesitas unos buenos bajos, los tendrás, pues tras varias horas escuchando música electrónica con estos auriculares hemos quedado bastante satisfechos. Puede que las frecuencias bajas sea donde más flaquea el producto, pues pueden pecar de ser algo brillantes cuando llevas tiempo con ellos puestos.

Nos ha gustado mucho la acústica que consiguen las almohadillas de tamaño grande. Además, los más sibaritas del audio tendrán un nuevo material con el que sentirse cómodos, el plástico 3D. Tenemos muy pocas pegas de estos auriculares en el apartado del audio, pues son válidos para prácticamente todos los nichos de mercado actual. Eso sí, nos busques la misma calidad que auriculares de 300 o 400 euros, pues no la encontrarás en este producto.

Madrid – Nueva York ida y vuelta sin tener que cargar

Puede que una de las cosas más interesantes de estos auriculares sea su autonomía. El ejemplo del vuelo Madrid – Nueva York es perfecto, pues podrás ir y volver sin preocuparte por la batería. Dotts nos cuenta en su página que estos Dotts M cuentan con una duración de unas 40 horas y realmente hemos estado muy cerca de conseguir estas cifras.

No lo harás si consumes contenido a máximo volumen, aunque no creemos que esto sea necesario, pues el volumen de estos auriculares es muy bueno y en la mayoría de casos bastará con un 50 o 60 por ciento del total. Si los utilizas con un dispositivo Bluetooth 4.2 o superior contarás con una de las mejores autonomías del mercado. Por lo general los auriculares de este precio rondan las 20 o 25 horas a lo sumo, pero estos superan estas cifras con mucha facilidad.

Hablemos del precio de estos Dotts M

Estos auriculares Bluetooth Dotts M cuestan 120 euros en la tienda oficial de la empresa. Este es el precio para los 3 tamaños y dentro de estos 120 euros puedes seleccionar los colores que quieras, pues colorear los detalles de un color no aumentará el precio. Si lo hará optar por unas almohadillas perforadas y transpirables, aunque solo 15 euros.

¿Es un precio razonable? Aquí entra tu criterio, pues no tendrás los auriculares con mejores detalles del mercado. Eso sí, podemos asegurarte que encontrarás pocas opciones con la calidad de sonido que ofrecen estos. Puede que muchos usuarios no estén dispuestos a pagar esta cantidad de dinero por un producto así, aunque sabemos que hay un nicho muy grande que lo aceptará.

Es un producto fabricado en España, por una empresa española, que además cuida el planeta, pues está fabricado con materiales sostenibles. También está el aliciente de tener un producto que puedes personalizar y que se fabricará exclusivamente para ti.

Tras varios días analizando estos Dotts M podemos recomendar su compra a todos los usuarios que quieran una buena experiencia de audio, unos auriculares cómodos y que además sean personalizables.


Google Maps incluye un nuevo menú para compartir y permite votar en grupo


Compra los Dotts M

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

22/12/2018 18:17