Primeras impresiones de los Samsung Galaxy S10: nuestra opinión después de la presentación

Ya conocemos todos los detalles del Samsung Galaxy S10, un terminal que llega con un diseño muy renovado y con tres versiones muy distintas entre sí: Galaxy S10, Galaxy S10+ y Galaxy S10e. Hace unas horas pudimos asistir al Samsung Unpacked 2019 y queremos contarte las primeras impresiones que hemos podido tener con la nueva gama alta de Samsung. En primer lugar, pueden apreciarse varios cambios destacados en diseño, cámaras, lector de huellas, componentes internos y pantalla. Es decir, una auténtica revolución a nivel general que hemos podido vivir de primera mano y que te mostramos a continuación.

El Samsung Galaxy S10 trata de uno de los móviles más esperados del año. Un dispositivo que llega a nuestro país el próximo 8 de marzo en un rango de precios de entre 759 y 1.609 euros en su versión más cara. Las cantidades han subido respecto a la pasada edición, un incremento que se debe al valor del mercado actual puede verse relacionado con la integración de unas tecnologías completamente nuevas. Pero basta de preámbulos, aquí te mostramos la primera toma de contacto para determinar si merece o no la pena comprar el Samsung Galaxy S10.

Un cambio de diseño con agujero incorporado

De todos es conocido que Samsung cambia la línea de diseño cada dos años. En 2017, la llegada del Galaxy S9 dejó un poco decepcionados a los más críticos por mostrar una estética demasiado continuista. En este caso, no podemos decir que el Galaxy S10 no sea un modelo innovador a nivel de diseño. En todas las versiones nos podemos encontrar con un agujero en pantalla que salta a plena vista y que puede definirse como el rasgo más identificativo de esta nueva gama. Sin olvidarnos de una parte trasera donde desaparece el lector de huellas trasero para integrar un sensor ultrasónico bajo la pantalla. Este último aspecto solo se da en los Galaxy S10 y Galaxy S10+. El Galaxy S10e, incorpora este lector en un botón de encendido que, para mi gusto, se sitúa en un lugar demasiado alto.

Si seguimos con el Galaxy S10e, también puede confirmarse la presencia de una doble cámara en la parte trasera que se diferencia de los tres sensores en posición horizontal con los que cuentan sus hermanos mayores. Y es que la edición económica del Galaxy S10e es el móvil que más nos ha llamado la atención. Un smartphone compacto, más manejable que el resto, y en el que se nota la usencia de los bordes curvos. Es cierto que las prestaciones son un poco menores, sin embargo, la potencia es la misma. por lo que se muestra como una buena decisión a la hora de elegir dispositivo.

En general, nos encontramos con un diseño muy atractivo en el que el aluminio y el cristal se muestran como los auténticos protagonistas y donde se incorporan una gran variedad de colores entre las que destacan el Galaxy 10e amarillo y el Galaxy 10 el blanco perla. Unos dispositivos en los que el agujero no molesta casi nada en una pantalla que cuenta con la protección Gorilla Glass 6 en los dos modelos superiores.

Potencia asegurada con el Exynos 9820 y varias opciones de RAM

Todas las versiones, de la más barata a la más cara, cuentan con el Exynos 9820 como base de potencia. Un chipset que, se supone, que es un poco inferior al Snapdragon 855 pero que cuenta con todo lo necesario para mostrar un rendimiento increíble. Obviamente, no pudimos comprobar detalladamente su rendimiento en ese momento pero esperamos poder trastear un poco con alguno de los dispositivos en el futuro. Aunque, eso sí, One UI garantiza que todo se vuelva mucho más fluido y utilitario. En el apartado de RAM, el Samsung Galaxy S10 cuenta con distintas versiones según el modelo escogido. Aunque las diferencias entre los más altos no serán muy importantes en el día a día del terminal.

  • Samsung Galaxy S10e 6 +128 GB
  • Samsung Galaxy S10 8 +128 GB
  • Samsung Galaxy S10+ 8 + 128 GB
  • Samsung Galaxy S10+ 8 + 512 GB
  • Samsung Galaxy S10+ 12 + 1 TB

La pantalla es otro de los puntos destacados del nuevo dispositivo de Samsung. En este caso, los Galaxy S10 cuentan con los nuevos paneles Dynamic AMOLED, una tecnología que incluye una resolución QuadHD+ y con los que se consigue un aprovechamiento de más del 90% del frontal. Estos dispositivos pueden alcanzar un brillo de hasta 1.200 nits en sus ediciones superiores. Un apartado que ya se venía pidiendo por parte de los usuarios para la mejor utilización del dispositivo en exteriores.

Triple cámara y muchas posibilidades

Por lo poco que pudimos probar el sistema fotográfico de cada una de las versiones, tiene toda la pinta que los Galaxy S10 se convertirán en uno de los dispositivos con mejor cámara del mercado. La luz en este tipo de eventos no es la más adecuada para poder hacer valoraciones de peso pero, aún así, nos inclinamos por un funcionamiento más que notable en el apartado fotográfico.

Tanto el Samsung Galaxy S10 como el Galaxy S10+ cuentan con el mismo sistema fotográfico protagonizado por un sensor de un sensor principal de 12 megapíxeles con una apertura focal variable desde un f/1,5 hasta un f/2.4. Esto le permite a Samsung jugar mucho dependiendo de la situación y conseguir las mejores fotografías en casi todos los escenarios. Dicho sensor cuenta con OIS y AF. En segundo lugar nos encontramos con un sensor telefoto de 12 megapíxeles que con una apertura fija de f/2.4 en el que también se incluye OIS y AF. Por último, estos dispositivos cuentan con un sensor de 16 megapíxeles gran angular de hasta 123º. A partir de ahora se podrán realizar encuadres mucho más grandes para conseguir fotografías todavía más espectaculares. Estamos ante una apertura f/2.2 que promete buen comportamiento en escenarios con buena luz.

Baterías de entre 3.100 a 4.100 mAh con carga inversa

El Samsung Galaxy 10e, como era de esperar,  es el móvil que menos capacidad incluye en su apartado de batería (3.100 mAh) seguido por la versión estándar (3.400 mAh) y el modelo Plus con 4.100 mAh. Sin embargo, la carga rápida inalámbrica está disponible en todos los modelos. Sin olvidarnos de un sistema PowerShare que se estrena en Samsung para seguir los pasos del Huawei Mate 20 Pro. No tuvimos la oportunidad de probar este tipo de carga en el evento de ayer, pero esperamos poder analizar con tiempo este tipo de aspectos de una forma más específica.

Unos precios que suben el listón

Nadie puede dudar de que la nueva línea Galaxy S10 es una auténtica pasada a casi todos los niveles. Al menos, a primera vista, hemos podido comprobar que los nuevos terminales de Samsung aúnan diseño y prestaciones de una forma bastante equilibrada. Sin embargo, y aquí llega la mala noticia, no todo el mundo puede pagar un mínimo de 900 euros por el modelo estándar.

  • Samsung Galaxy S10e 6 + 128 GB: 759 euros
  • Samsung Galaxy S10 8 + 128 GB: 909 euros
  • Samsung Galaxy S10+ 8 + 128 GB: 1009 euros
  • Samsung Galaxy S10+ 8 + 512 GB: 1259 euros
  • Samsung Galaxy S10+12 + 1 TB: 1609 euros

¿Te comprarías alguna de las versiones del Samsung Galaxy S10?

Gonzalo Mendo

Redactor en Pro Android | Periodista. Amante de la tecnología con cierto gusto por el pequeño Androide verde. Me gusta escribir de todo lo relacionado con tecnología, cultura y curiosidades. Gran aficionado al deporte.

21/02/2019 11:50