Todo sobre Wireless PowerShare, la nueva carga reversible del Samsung Galaxy S10

Es posible que haciendo un repaso a las características de los nuevos Samsung Galaxy S10, S10+ y S10e no entiendas muy bien qué significa la carga Wireless PowerShare. Hoy hacemos un repaso a sus principales novedades, lo que permite y las ventajas para los usuarios de este dispositivo. No es algo totalmente nuevo, pues otras compañías como Huawei lo han lanzado en sus dispositivos con anterioridad. La tecnología de Samsung no aporta demasiadas novedades, pero es posible que se popularice mucho más gracias a la implementación en estos terminales. Si quieres saber los que es la carga Wireless PowerShare de Samsung, sigue leyendo.

En la actualidad existen cientos de dispositivos que utilizan la carga inalámbrica. Podemos ver accesorios, móviles, relojes o incluso baterías externas. El protocolo utilizado en casi todos ellos es Qi, esto permite estandarizar los procesos y que así cualquier dispositivo pueda ser cargado con cualquier cargador inalámbrico. Samsung se aprovecha de esto con Wireless PowerShare.

Carga cualquier dispositivo Qi con el Galaxy S10, S10+ o S10e

Sí, todos los nuevos Galaxy S10 cuentan con Wireless PowerShare, incluso el S10e. Está integrado en el hardware y software del terminal de tal forma que es casi transparente para el usuario. Para poder utilizar esta función solo tendrás que colocar un dispositivo que permita la carga Qi sobre la trasera del Galaxy S10. Eso sí, primero debes bajar la barra de notificaciones de este y activar la función. Una vez hagas estos dos pasos, el móvil o accesorio que esté pegado a la parte trasera comenzará a cargarse.

Sí, de forma totalmente inalámbrica. El Galaxy S10 actuará como las baterías externas con carga inalámbrica, haciendo uso de su propia batería. La buena noticia es que puedes cargar un móvil, los nuevos Galaxy Buds o un reloj inteligente. Incluso podrás cargar el iPhone de tu amigo cuando se quede sin batería.

Hay algunas limitaciones con Wireless PowerShare

Debes tener algunos detalles en mente cuando utilices este sistema de carga. Lo primero es que agotará tu batería de forma mucho más rápida. La energía se trasladará al otro dispositivo, por lo que verás como tu Galaxy S10 acaba con menos porcentaje cuando finalice el proceso.

Una de las limitaciones de este sistema la encontramos en el porcentaje mínimo para compartir batería. Samsung lo ha fijado en un 30%. Esto quiere decir que si tienes menos de este porcentaje, no podrás hacer uso de Wireless PowerShare. Todavía desconocemos si la carga se interrumpe cuando llega a este punto o sigue cargando el otro terminal. Lo que es seguro, es que si quieres cargar el móvil de otro usuario no podrás hacerlo si tienes menos de un 30% de batería. 

Por último, debes tener en cuenta que esta función necesita que ambos dispositivos estén pegados, por lo que el uso de fundas, pegatinas o cualquier otro accesorio podría echar por tierra la experiencia. 

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

21/02/2019 11:00