Primeras impresiones del Sony Xperia XZ2, ¿estará a la altura de los demás?

Después del Samsung Galaxy S9 el terminal más importante del Mobile World Congress 2018 es el Sony Xperia XZ2. Se esperaba que Sony cambiara el diseño para ofrecernos unos biseles más reducidos y una pantalla 18:9, algo que finalmente ha ocurrido. El nuevo XZ2 cuenta con una pantalla de 5,7 pulgadas en formato 18:9 y unos biseles más pequeños de lo normal. La compañía japonesa no ha reducido estos marcos todo lo que nos hubiera gustado, pero lo cierto es que se trata de un terminal interesante. Lo acabamos de probar en su stand del MWC y estas son nuestras primeras impresiones del Sony Xperia XZ2.

Las filtraciones ya avecinaban un cambio en el diseño y Sony nos ha dejado con lo que queríamos ver, aunque no exactamente igual. Se han reducido los marcos, se ha implementado una pantalla 18:9 y se ha modificado la parte trasera. Todos los teléfonos lanzados tiene un margen de mejora, pero creemos que el margen de este Sony es mayor que el de otros dispositivos. Aunque tiene todo lo que pedíamos, no en el grado que lo esperábamos.


Samsung Galaxy S9 vs Sony Xperia XZ2: ¿cuál de los dos gama alta es mejor?


Un diseño interesante que es agradable a la mano

Una de las cosas que más nos impactó del Sony Xperia XZ2 fue el grosor. 11,1 milímetros no es una cifra que baraje ningún dispositivo de gama alta actual. Cuando lo hemos cogido nos hemos dado cuenta de que no es tan grueso como podemos pensar. El terminal cuenta con una curva muy agradable que sienta perfectamente a la mano. Sinceramente, no nos hubiera importado tener un dispositivo así con una batería de 5.000 mAh, pero la compañía solo ha incluido 3.180 mAh, por lo que es motivo para criticar este dispositivo. Aún así, podemos decir que en la mano es un terminal bastante cómodo. 

Una de las cosas que menos nos ha gustado es el sensor de huellas. Este está colocado en una posición demasiado baja, por lo que no es demasiado cómodo de usar. Lo cierto es que la cámara está colocada justo en le lugar perfecto para situar el sensor de huellas, por lo que aquí vemos una mala gestión del espacio en la parte trasera. Lo que sí nos ha gustado es la calidad de construcción, ya que estamos ante uno de los teléfonos mejor ensamblados de la gama alta.

La calidad de su pantalla nos ha parecido bastante buena, así como la tactilidad y los colores. Es un panel IPS HDR en resolución FullHD+, que aunque no es comparable a los gama alta QHD+, lo cierto es que se ve muy bien. Tampoco podemos poner pegas en el apartado de rendimiento, ya que el dispositivo se mueve a la perfección por la interfaz.

Solo hemos estado unos minutos con el dispositivo, por lo que no hemos podido probar la cámara, pero es uno de los puntos donde se notaba que el dispositivo no era una versión final, ya que su aplicación no iba todo lo fluida que debería. Será un aspecto del que hablaremos cuando el terminal esté listo al 100%. 

En general estamos ante un buen cambio, pero con algunos puntos que no nos convencen demasiado, como la batería y el grosor o la posición del sensor de huellas. Es un terminal grueso, pero lo cierto es que sienta a la mano mucho mejor de lo que podemos pensar en un principio.


Estas son las diferencias entre el Samsung Galaxy S9 y Samsung Galaxy S9+


 

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

26/02/2018 12:30