Primeras impresiones del Honor Play: gran pantalla, mucho rendimiento y buen diseño por muy poco

Hace un par de días que se presentó el Honor Play en el IFA 2018. El dispositivo ya había sido anunciado en China, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha revelado para el mercado internacional. Honor ha fijado un precio de 329 euros para este dispositivo, exactamente el mismo que vemos en el Pocophone F1. Llevamos un par de días probándolo y hoy os podemos dejar con nuestras primeras impresiones del Honor Play. No es el mejor dispositivo del mercado, pero ataca un nicho muy interesante que necesita mucha potencia y buen diseño por muy poco dinero. Ya os hemos dejado con un Honor Play vs Pocophone F1 donde comparamos sus características y puntos fuertes. Sin duda, una lectura obligada si estás decidiendo entre ambos.

Antes de empezar por cada punto de este dispositivo debemos mencionar que el terminal llega con cosas interesantes en la caja. Por los 329 euros que pagas no solo tendrás el móvil y el cargador. También se incluye una funda de silicona transparente y unos auriculares. Son detalles interesantes que muchas veces no vemos ni en dispositivos de 800 euros. Sin duda alguna, un punto muy positivo para este Honor Play.


Sony Xperia XZ3 vs Sony Xperia XZ2: ¿cuáles son los cambios?


Un diseño de metal muy fino con mucha calidad

 

Nada más sacar el terminal de la caja te das cuenta de que no estás ante un dispositivo de gama media. El metal que cubre por completo la parte trasera cuenta con unas curvas y un tacto muy buenos, haciendo que sea muy cómodo sostenerlo. Los acabados no tienen nada que envidiar a otros dispositivos de la gama alta, aunque en estos momentos es complicado encontrar móviles de metal. Sorprende lo fino que es, tan solo 7,5 milímetros de grosor.

Es un dispositivo que sienta muy bien a la mano y que pese a sus 6,3 pulgadas de pantalla no es demasiado grande. Está muy bien aprovechado y en su frontal predomina la pantalla. Es un dispositivo con notch, aunque este se puede ocultar y convertirse en un bisel común donde ver las notificaciones. Es importante destacar que su bisel inferior es muy pequeño, más que la mayoría de terminales de gama alta y gama media.

El sensor de huellas es muy rápido y está colocado en un lugar muy accesible. Además, este diseño nos deja con un USB Type-C, un jack de audio y un altavoz en la parte inferior. En líneas generales, estamos ante un diseño bastante sencillo pero muy efectivo. Además, se agradece la inclusión del metal para otorgarle ese toque de gama alta que no tenemos en la competencia directa.

Un rendimiento con poco que envidiar al SD845

Sabemos que el Snapdragon 845 es el rey de este año. Eso sí, eso no significa que el Kirin 970 no pueda plantarle cara. Este Honor Play es lo suficientemente potente como para correr cualquier juego de Google Play sin problema, al igual que lo hace el Huawei P20 Pro o el Mate 10, dos dispositivos con los que comparte procesador. Hemos jugado varias entregas muy potentes y no hemos tenido problema alguno, incluso con decenas de aplicaciones abiertas.

La interfaz se mueve a la perfección y todos los procesos que hemos querido realizar han sido muy rápidos. No es para menos, cuenta con uno de los mejores procesadores de 2018 y 4 GB de RAM, una combinación que le funciona perfectamente a Huawei y Honor.

La cámara decente para la mayoría de usuarios

Todos los dispositivos del mercado cuentan con un punto más flojo que los demás. En caso del Honor Play es la cámara. Hemos conseguido hacer fotografías muy buenas en casi todas las condiciones, aunque no podemos decir que sea una cámara de gama alta. Está a la altura de todas las cámaras de gama media, aunque no es comparable con la calidad del Huawei P20 Pro, por ejemplo.

Honor nos ha dejado con un apartado de diseño y rendimiento de gama alta, pero en el caso de la cámara no ha conseguido tener la misma calidad que un gama alta. Eso sí, las fotografías que hemos conseguido hacer son buenas, hay muchos modos disponibles y la inteligencia artificial aporta un granito de arena muy importante. Si te compras este Honor Play y vienes de un gama media, lo más probable es que notes un cambio a mejor, tanto en la cámara trasera como en la delantera. Eso sí, no esperes que este dispositivo de 329 euros haga las mismas fotos que un Huawei P20 Pro o dispositivos de 1.000 euros.

Un panel IPS con una calidad sorprendente

Por último debemos mencionar que su pantalla nos ha sorprendido bastante. Es un panel de 6,3 pulgadas en resolución FullHD+, la misma resolución que vemos en el OnePlus 6 o el Xiaomi Mi 8. Es un panel IPS, aunque la saturación de los colores y la calidad nos ha recordado a los paneles AMOLED de Samsung. Es cierto que no tenemos calidad 2K o unos negros tan puros, pero Honor ha conseguido calibrar la pantalla en un punto intermedio que nos parece bastante correcto.

Tiene un brillo máximo aceptable, una calidad acorde con la gama alta y unos colores realistas con un toque de saturación para destacar más en algunos puntos. En estos dos días nos hemos dado cuenta de que se trata de un panel IPS que nos gustaría ver en otros dispositivos.

Ahora toca seguir probando el terminal durante unos días más para comprobar si todo esto que os hemos contado sigue así. Le daremos mucho trabajo, haremos muchas fotos y os dejaremos con su análisis completo. Si estás pensando en comprar este dispositivo, en estos momentos lo recomendamos abiertamente, aunque si quieres esperar al análisis completo podrás ver lo que más nos ha gustado y también lo que menos.


Los detalles del primer smartphone Lenovo con cámara retráctil


 

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

01/09/2018 13:21