El primer móvil plegable de Samsung podría costar 1.600 euros

La llegada de la tecnología plegable a los smartphone se muestra al mundo como uno de los conceptos de futuro de la telefonía junto a la redes 5G. Muchos son los fabricantes que están dedicando todos sus esfuerzos en la creación de un nuevo terminal que en el que las pantallas flexibles sean las auténticas protagonistas. Sin ir más lejos, Samsung decidió estrenar su primer móvil con estas características hace poco más de un mes. Hablamos de un dispositivo innovador que rompe con todos los conceptos de diseño pero… ¿cuál es su precio? Un nuevo informe a desvelado el posible valor del primer móvil plegable de Samsung. 


El Huawei Mate 20 ya forma parte de la lista HDR de Netflix


Móvil plegable de Samsung: la innovación tiene un precio muy alto

Los nuevos avances tecnológicos están convirtiendo el mercado en un lugar solo apto para los bolsillos llenos. De no ser por los fabricantes chinos, muy poca gente podría permitirse adquirir un móvil con unas características más o menos adecuadas a la tecnología actual. Un problema que se irá incrementando gracias a la llegada de las pantallas plegables. En este caso hablamos del “Galaxy F”, el precio del primer móvil plegable de Samsung ha sido desglosado a partir de un informe, y los valores que se manejan no te van a gustar.

Hace unas horas ha aparecido un desglose comparativo entre el Galaxy F y el iPhone X en el que se muestran todos los valores por los que los usuarios pagarán para tener en sus manos el primer móvil plegable de Samsung. Se trata de una factura ficticia desvelada por la agencia coreana CGS-CIMB Research en la que el nuevo móvil surcoreano se muestra como el móvil más caro de fabricar hasta la fecha. En total, el Galaxy F incluiría un coste de fabricación de 636 dólares. Unos valores muy altos si los comparamos con los 390 dólares del iPhone XS Max o los 375 dólares del Galaxy S9+.

Si hablamos de los márgenes de beneficio, el nuevo móvil plegable de Samsung contará con un 65% del total. Es decir, diez puntos por encima del Galaxy S9+ y un margen idéntico al del iPhone XS Max. Eso sí, donde puede apreciarse la mayor diferencia de este modelo respecto a los demás radica en una pantalla que cuesta 218 dólares, 100 más que la del iPhone. Haciendo recuento, el total nos lleva hasta los 1.800 dólares, al cambio, 1.600 euros. Unas cifras que no son desorbitadas teniendo en cuenta, por desgracia, el nivel del mercado actual y la nueva tecnología que incluye.


Los mejores móviles que nos esperan en 2019: OnePlus, Samsung, Sony, Huawei


Vía | GSMArena

Gonzalo Mendo

Redactor en Pro Android | Periodista. Amante de la tecnología con cierto gusto por el pequeño Androide verde. Me gusta escribir de todo lo relacionado con tecnología, cultura y curiosidades. Gran aficionado al deporte. Twitter: @Lalo7_

15/12/2018 17:29