El nuevo Exynos del Samsung Galaxy S9 nos dejará con novedades muy importantes

Hay una compañía que empezó a usar procesadores propios para la gama alta y no le ha podido ir mejor. Sí, hablamos de Samsung. La coreana lleva mucho tiempo fabricando sus propios procesadores, pero no fue hasta hace unos pocos años cuando los implementó en su gama alta. La marca Exynos es la encargada de poner chips en la gama alta de la compañía, aunque también en otros dispositivos de gama media y baja. El actual Galaxy Note 8 cuenta con un Exynos 8895 al que no se le puede pedir más, y ahora Samsung ha anunciado que está fabricando el nuevo Exynos para el Samsung Galaxy S9. 


Una vulnerabilidad en el protocolo Wi-Fi WPA2 está afectando millones de Android


Llevamos varios años viendo como Samsung lanza dos versiones de sus gama alta: una con Exynos y otra con Qualcomm. Solo el mercado de los Estados Unidos puede acceder a la versión Qualcomm, siendo el resto del mundo quien confía su dinero a la versión Exynos. Son dos de los mejores procesadores del mercado y uno de ellos ya ha empezado su puesta en marcha para 2018.

El procesador Exynos del Galaxy S9 está fabricado en 8 nm

Samsung acaba de anunciar que ha terminado las fases de certificación y pruebas de su nuevo Exynos de gama alta, y que por lo tanto comenzará su fabricación en breve. Tienen tiempo de sobra para estrenarlo en el Samsung Galaxy S9, por lo que no debería haber retrasos por culpa de los procesadores. No conocemos el nombre de este nuevo Exynos, pero sabemos que llegará con 8 nanómetros, uno de los avances más importantes que veremos en la telefonía móvil para 2018.

Esto no solo hace el procesador más potente y pequeño, sino que mejora la eficiencia al tener menos espacio entre cada transistor. Puede ser complicado de explicar, pero debemos quedarnos en que tendremos un procesador más potente, que ocupa menos espacio y que consume menos energía. Concretamente Samsung dice que veremos un 10% más de rendimiento, un 10% menos de consumo energético y que el nuevo chip será un 10% más pequeño. 

Esto le permite a Samsung seguir avanzando en términos de rendimiento y tener más espacio para otros componentes como batería o cámaras. Todavía no tenemos más información, pero estamos seguros de que el nuevo Exynos será uno de los mejores procesadores de la gama alta para 2018. Es posible que el Qualcomm Snapdragon 845 también llegue con una arquitectura de 8 nanómetros, ya que es Samsung la encargada de fabricarlo.


La actualización de Nova Launcher viene con características de Android Oreo


Fuente | Samsung

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

18/10/2017 14:00