Así es la primera batería flexible que podría cambiar el sector de los wearables

Los wearables están pasando por una segunda juventud y así lo confirman las últimas cifras de ventas. Dispositivos como el Galaxy Watch Active 2 o la Mi Band 4 han conseguido incrementar unos números que estaban en plena etapa de decadencia. Muchos son los usuarios que incluyen entre sus principales ideas para regalo una smartband o un reloj inteligente, una tendencia que parece sólida y continúa avanzando a pasos de gigante.

Sea del sector que sea, toda compañía sabe perfectamente que sin innovación no hay evolución. Aquí es donde aparecen las habilidades de las grandes compañías para encontrar todo tipo de aspectos con los que poder destacar frente a la competencia. En esta ocasión hablamos de la fabricación de una curiosa batería flexible que podría ser fundamental en el sector de los wearables.

Una batería que puede cambiar de forma

La tecnología flexible se ha convertido en una de las tendencias del último año. La gran mayoría de fabricantes ya ha experimentado en alguna ocasión con los móviles plegables y ya hemos podido ver algunos de los diseños presentados. El Galaxy Fold, el Mate X o el Motorola Razr ya son una realidad y son una buena prueba de lo que se puede llegar a conseguir con este tipo de tecnología. Sin embargo, nunca habíamos tenido conocimiento sobre las llamadas “baterías flexibles”.

La Facultad de Ingeniería de la Universidad de Standford ha desarrollado una batería flexible que podría revolucionar por completo el sector de los wearables. Con este tipo de componentes, las posibilidades a la hora de fabrican un dispositivo de este pueden llegar a duplicarse. El verdadero problema de los diseñadores suele ser el lugar en el que localizar las baterías, pero con este nuevo sistema, la imaginación de los fabricantes puede volar mucho más alto.

Según los creadores del estudio, esta batería puede estirarse y contraerse como si de un muelle se tratase. De esta forma, será mucho más sencillo encontrar su ubicación en el diseño total de los wearables. Cabe destacar que, por el momento, solo se trata de un prototipo que podría tardar varios años en consensuar su estado final. Sin embargo, todo parece indicar que la Universidad de Standford ha puesto gran parte de sus recursos en sacar adelante este nuevo tipo de batería. Veremos qué ocurre.

Fuente | Universidad de Standford

Gonzalo Mendo

Redactor en Pro Android | Periodista. Amante de la tecnología con cierto gusto por el pequeño Androide verde. Me gusta escribir de todo lo relacionado con tecnología, cultura y curiosidades. Gran aficionado al deporte. Twitter: @Lalo7_

08/02/2020 13:00