Análisis del LG Velvet 5G: un gama media de calidad con muchas carencias

LG ha estado pensando en los usuarios de gama media durante todo 2020 y el LG Velvet 5G es  un buen ejemplo de ello. Hemos estado probando este dispositivo durante un tiempo para contarte las bondades y también lo que no nos ha gustado sobre él. Llega como un terminal de gama media premium al que le faltan algunas características clave para poder competir. Su relación calidad precio no es increíble, aunque la diferencia con los gama media anteriores de LG es abismal.

Un diseño peculiar con pantalla curva y muy fino

Una de las cosas que más nos ha gustado de este LG Velvet 5G es su grosor. El dispositivo cuenta con 7,9 mm de grosor, una cifra más baja que la de la mayoría de smartphones del mercado actual. Su peso no es increíblemente liviano, aunque tener un móvil de 6,8 pulgadas en los 180 gramos tampoco es demasiado común.

Es uno de los pocos terminales con una pantalla tan grande y con un peso por debajo de los 200 gramos. Esto es algo muy positivo y que probablemente te llame la atención cuando lo utilices. Dicho peso viene dado también por la batería, pues no incluye una célula demasiado grande.

El resto del diseño es bastante peculiar y se sale bastante de lo que ofrecen el resto de gamas media del mercado. Su pantalla curva ofrece ese toque diferente que no solemos ver en otros gama media y la parte trasera también ofrece un peculiar módulo de cámara que no sobresale.

El dispositivo está muy bien fabricado, aunque su parte delantera no está tan optimizada como nos hubiese gustado. El marco superior se hace notar, aunque es algo que diferencia a LG del resto de fabricantes.

Es un dispositivo bien fabricado al que se nota que LG ha puesto mucho cariño. Es ligero para su tamaño y su grosor es digno de mención. A nuestro parecer tiene su punto atractivo y este diseño en el día a día se comporta bastante bien.

Una pantalla grande que llega a 2020 con 60 Hz

La pantalla de este LG Velvet 5G es una de las más grandes que podemos ver en toda la gama media. Tiene una diagonal de 6,8 pulgadas, por lo que es perfecta para ver contenido multimedia o jugar. Eso sí, es curva, por lo que la experiencia podría ser un poco peor por culpa de esta curva en los laterales. Hubiésemos preferido un panel plano para aprovechar de verdad el panel a la hora de jugar o ver vídeos.

El panel es P-OLED y esto se nota a la hora de visualizar contenido. Ofrece colores de calidad, una buena respuesta táctil y la resolución es suficiente. Se trata de una pantalla FullHD+ con una densidad de píxeles por pulgada de 395, más que suficiente para no notar los píxeles en el uso normal del dispositivo.

Es una pantalla de gama media bastante estándar y que destaca por su tamaño, pero no por mucho más. La peor de esta pantalla es la tasa de refresco, pues no da el salto a los 90 o 120 Hz. Es algo que en un terminal de este precio creemos indispensable y que LG decidió no incluir. Y menos mal que no lo hizo, pues su batería de 4.300 mAh y su diagonal de 6,8 pulgadas no se llevarían demasiado bien con una tasa más alta.

Si te gustan las pantallas curvas y quieres un buen tamaño de panel este LG Velvet 5G cumple con ambas características. Eso sí, no es la mejor pantalla de la gama media actual, ni mucho menos.

El mejor rendimiento de la gama media con un software justito

LG no ha escatimado en rendimiento para este Velvet 5G. El terminal incluye un procesador Qualcomm Snapdragon 765G, 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento UFS 2.1. Es una de las mejores combinaciones posibles para la gama media y se nota a la hora de utilizar el dispositivo. No llega a lo que ofrecen los gama alta actuales, pero es posible que no necesites más.

Con este hardware puedes jugar a la mayoría de juegos del mercado sin problema alguno, moverte por la interfaz sin problemas o navegar por diferentes aplicaciones sin notar una ralentización. Su rendimiento es bueno y pocos usuarios necesitarán más de un móvil Android.

Es más, LG ha querido darle un toque más atractivo al dispositivo optando por la versión del Snapdragon 765 más avanzada, la que cuenta con 5G gracias a un módem extra. Eso significa que si tienes una tarifa 5G contratada podrás conectarte a dichas redes con este dispositivo. Nosotros lo vemos completamente innecesario, pero es algo que el dispositivo ofrece.

Pero no todo son buenas noticias en el día a día con este LG Velvet 5G. Mientras que el hardware se comporta a la perfección el software hace de las suyas. Ya lo hemos dicho en muchas ocasiones: la capa de personalización de LG necesita un repaso importante.

No es mala, pero en muchos apartados necesita mejoras para poder estar a la altura. Es pesada, el diseño no es nada del otro mundo y cuenta con detalles que pocos usuarios encontrarán atractivos. La buena noticia es que su notch se puede ocultar mediante software, aunque hay otros detalles que dejan bastante que desear como la barra de gestos fija en la zona inferior.

Una cámara triple muy normalita

La cámara es uno de los apartados que más pasan desapercibidos en este dispositivo. El terminal tiene una pantalla grande de buena calidad, un diseño atractivo y un gran rendimiento, pero no ofrece un módulo de cámara a la altura. Ofrece un sensor principal de 48 MP con una apertura f/1.8 que será el encargado de realizar el 90 de las fotografías.

Se comporta bien en buenas condiciones de luz, pero la cosa se complica cuando la luz cae. Es fácil empezar a ver ruido en las imágenes cuando con el atardecer y el detalle de las fotografías no es abismal. Es una cámara que se comporta y que ofrecerá resultados decentes a la mayoría de usuarios. Eso sí, si la fotografía te apasiona no conseguirás unos resultados profesionales con este dispositivo.

El sensor secundario es un gran angular que te servirá para realizar fotografías a paisajes y que, de nuevo, te recomendamos utilizar con buena luz. Es un sensor que sufre bastante cuando las condiciones de luz bajan.

Por último encontramos un sensor de profundidad que ayuda al modo desenfoque. Los resultados en este modo son bastante artificiales y es bastante probable que dejes de utilizarlo incluso en condiciones de buena luz.

En definitiva, es una cámara de gama estándar que no se corresponde demasiado con el resto de componentes del terminal y que ofrece una calidad estándar. Eso sí, no podemos negar que esperábamos más de un dispositivo de unos 500 euros/dólares.

Autonomía justa para pasar un día entero

Ya te adelantamos que los 4.300 mAh del LG Velvet 5G rinden mejor de lo que nos esperábamos. Tras realizar varias pruebas y hacer un uso mixto durante varios días hemos conseguido llegar a las 5 horas de pantalla sin demasiada dificultad. Sabemos que no es una cifra increíble, pero la realidad es que estamos ante un dispositivo de 6,8 pulgadas con una batería de 4.300 mAh.

El resultado que esperábamos de este terminal era mucho peor, aunque no podemos tachar a su batería de notable. En un dispositivo de estas dimensiones nos hubiese gustado ver una batería algo más grande, aunque esto hubiese derivado en un peso más cercano a los 200 gramos.

Echa un vistazo a las horas de pantalla que realizas en tu dispositivo actual, pues si haces 6 o 7 horas todos los días el LG Velvet 5G puede no ser el móvil más recomendable para ti.

Cuesta recomendar el LG Velvet 5G

Haciendo un repaso a la experiencia con el dispositivo, sus características y su precio nos cuesta mucho recomendar este LG Velvet 5G. Es un dispositivo bien fabricado, con una buena pantalla y un buen rendimiento. Eso sí, su precio supera los 500 euros/dólares, por lo que un rápido vistazo a la competencia te hará olvidar todo lo que has leído en este análisis y pensar en otro terminal.

Este mismo dispositivo con una tasa de refresco mayor, una cámara más avanzada y más batería hubiese sido bastante diferente.

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

15/10/2020 20:00