Análisis del Honor 20: un móvil compacto entre los grandes

La gama alta de Honor presentó su último modelo allá por el mes de mayo en pleno conflicto con Estados Unidos. Pura casualidad. La compañía china sacó al mercado al Honor 20 con grandes expectativas en medio de una guerra entre Trump y China en la que Huawei podría salir perdiendo. Lástima que tardara unas semanas más para salir a un mercado al que llegaba con la etiqueta de la duda, muchos usuarios no saben el móvil que han podido perderse.

Llevamos probando el Honor 20 durante dos semanas y todo está en su sitio. Hablamos de un dispositivo que cumple con las expectativas de la gama media – alta y que incluye un diseño exquisito con el que se vuelve a demostrar que la compañía china sabe muy bien cómo fabricar buenos terminales. La relación calidad – precio y el nivel de sus prestaciones se muestran como dos de los rasgos más destacados de un dispositivo que puede adquirirse por 399 euros en un mercado abarrotado de móviles excesivamente caros.

A continuación, te contamos todo lo bueno y lo malo de este terminal, los fallos más habituales y las cualidades a tener en cuenta para que puedas conocer todos y cada uno de los detalles del nuevo Honor 20. Un móvil a tener en cuenta que ha pasado inmerecidamente desapercibido.

Especificaciones: un móvil de lo más equilibrado

  • Pantalla LCD de 6,26 pulgadas en FullHD+
  • Procesador Kirin 980 + GPU Turbo 3.0
  • Memoria RAM de 6 GB
  • Almacenamiento interno de 128 GB
  • Cámara trasera de 48+16+2+2 megapíxeles (f/1.8, f/2.2, f/2.4 y f/2.4)
  • Cámara delantera de 32 megapíxeles
  • Cuerpo de metal y cristal
  • Sensor de huellas en el lateral
  • USB C
  • Otros: Huawei Histen 6.0, doble micrófono, Virtual 9.1 surround, WiFi ac, BT 5.0, GPU Turbo 3.0, lector de huellas lateral
  • Batería de 3.750 mAh con carga rápida de 22,5W
  • Android 9 Pie bajo Magic UI

Un diseño tan compacto como atractivo

Está claro que Honor ha mejorado enormemente la apariencia de sus móviles, una estética personalizada que puede palparse en el Honor 20. El diseño se muestra como uno de los aspectos más destacados de un terminal fabricado en metal y vidrio que resulta de lo más cómodo en mano gracias a su apariencia compacta. El mercado actual está acostumbrando a los usuarios a elegir entre móviles gigantescos que resultan cada vez más complicados de manejar. Sin embargo, Honor ha querido apostar por un diseño compacto con el que se garantiza una mejor experiencia de uso.

El tacto también es exquisito gracias a una trasera de cristal muy equilibrada que integra las cámaras en un triple módulo vertical localizado en la esquina superior izquierda que sobresale bastante de la carcasa. Eso sí, el cristal que recubre las lentes no entra en contacto con el resto de materiales ya que se encuentra un poco más sumergido en el módulo. Tampoco hay ni rastro del lector de huellas convencional, por lo que se aprecia de mejor forma el degradado de un dispositivo que se aleja de las franjas del Honor View 20 para integrar unos reflejos tan elegantes como discretos.

Si nos vamos a la parte delantera veremos que Honor sigue apostando por la pantalla agujereada. En esta ocasión, la estética es idéntica a la del View 20 con la incorporación de la incisión para la cámara delantera en la esquina superior izquierda del panel. Se trata de una especie de “todo pantalla” que, en nuestra opinión, sitúa el agujero en el lugar más apropiado y menos molesto. Eso sí, esto no implica que tardemos en acostumbrarnos a una pantalla que también destaca por la desaparición de los marcos laterales y la imposición de una barbilla inferior un poco más grande de lo que solemos ver en la gama alta. Un apartado que no quita el gran trabajo llevado a cabo por los diseñadores para asegurar el aprovechamiento máximo de la pantalla.

Cabe destacar que, para mejorar la compactación del terminal, Honor ha decidido redondear los cantos de su nuevo dispositivo. Hablamos de una estrategia con la que se mejora el agarre y el acceso a unos botones físicos situados en su totalidad en el lateral izquierdo. La situación de los controladores es óptima para su utilización, y aquí es donde entra otro de los puntos diferenciales del Honor 20: el sensor de huellas lateral. Nos encontramos con un lector poco habitual en el mercado del que hablaremos posteriormente debido a su extrema velocidad.

En este caso, el modelo que nos ha tocado analizar es el Sapphire Blue. En nuestra opinión, el más atractivo de todos los que pueden obtenerse en el mercado y donde se aprecia de verdad el trabajo realizado con los reflejos. Eso sí, se muestra como un auténtico imán para las huellas dactilares y todo un experto en resbalones, por lo que es muy recomendable adquirir una funda transparente con la que poder lucir el diseño. Para completar el apartado de diseño, el Honor 20 cuenta con el compartimento de tarjetas SIM / microSD en el lateral derecho, el emisor de infrarrojos en la parte superior y el altavoz, micro y USB C en la zona inferior. No, lamentablemente no cuenta con Jack de auriculares, por lo que lo tenemos que penalizar en este sentido.

En general, el Honor 20 se muestra al mundo como un móvil de lo más atractivo en el que destaca el trabajo de compactación que han conseguido desde la compañía china. Un dispositivo que, para tener más de 6 pulgadas de pantalla, es bastante compacto y muy cómodo en la mano en el que podemos incluir la pega del Jack de auriculares.

Pantalla de calidad muy bien aprovechada

La pantalla se muestra como una de las protagonistas del Honor 20, no solo por la integración del famoso agujero en la esquina superior, sino por la gran calidad de un componente que nos ha dejado muy satisfechos. Honor ha elegido evitar el notch con la incisión ya habitual que suele utilizarse en la gama media – alta con la finalidad de conseguir un efecto menos intrusivo y generar esa apariencia “todo pantalla”.

A nivel de rendimiento, la pantalla del Honor 20 supera las expectativas iniciales. Está claro que no hablamos del mejor panel del mercado, Honor no ha querido dar el paso hacia la tecnología AMOLED o la resolución QHD, sin embargo, la pantalla de este móvil es más que suficiente para superar la media de los actuales buques insignia. Nos encontramos con un diagonal de 6,26 pulgadas que se ajusta perfectamente al diseño y que llega acompañado de la tecnología LCD IPS y una resolución FullHD+ (2340 x 1080 píxeles). Sin olvidarnos de la integración de un ratio 19,5:9 y una densidad de píxeles de 412 PPP y la ausencia de unos bordes curvados que seguro que alegra la vista a más de una persona.

La experiencia de uso con la pantalla del Honor 20 es realmente buena ya que ofrece un nivel de brillo muy alto que no tiene problemas a plena luz del sol, un contraste adecuado y unos ángulos de visión perfeccionados para la causa. La saturación es aceptable y, por defecto, el dispositivo viene con el modo “Vívido” activo, aunque se puede personalizar como es habitual en todos los móviles Honor / Huawei. Está claro que Honor ha decidido recortar un poco el precio con una pantalla que, sin embargo, supera las expectativas iniciales y muestra grandes rasgos de calidad. Aunque pensamos que dar el paso a la tecnología AMOLED, al menos en el modelo Pro, no hubiera sido una mala idea.

Hemos visto que el Honor 20 hace algunos recortes en apartados como la resolución de pantalla o los materiales para poder reducir su precio, pero en la parte del procesador no se ha escatimado. El terminal monta un Kirin 980, el mismo chip que encontramos en la gama alta de Huawei, incluyendo el Huawei P30 Pro, aunque en este caso acompañado de 6 GB de memoria RAM.

Potencia top de la gama con el Kirin 980 como base

El Honor 20 cuenta con la configuración más potente de la marca hasta la actualidad: Kirin 980 + 6 GB de RAM. Hablamos de un procesador de sobra conocido que ya hemos podido ver en dispositivos de la talla del P30 Pro o el View 20. Es decir, en lo que se refiere a rendimiento, el Honor 20 está más que bien cubierto. La fluidez con la que funciona este terminal es la misma que hemos podido apreciar en los anteriores terminales y la integración de la capa Magic UI se presenta como un plus más al apartado de personalización. Los enganches y ralentizaciones quedan completamente desterrados y la rapidez con la que se mueve este Honor 20 lo hace aún más cómodo en términos de experiencia de uso.

El almacenamiento interno alcanza los 128 GB, espacio de sobra para guardar todo tipo de archivos sin ningún tipo de problemas. Es más, tendrás que conformarte con eso, ya que el Honor 20 no incluye compartimento para expandir la memoria interna. Ni siquiera con las tarjetas de memoria de Huawei. No obstante, las memorias son bastante rápidas y el rendimiento en juegos como Fortnite, Asphalt 9 o PUBG es muy positivo, ya que no hay ni rastro de lag o de los típicos tirones. Como curiosidad, el Honor 20 viene acompañado de una skin exclusiva para Fortnite que se hace llamar “Wonder”.

Software y personalización de la mano de Magic UI

La capa de los Honor de gama alta recibe el nombre de Magic UI, pero de todos es sabido que es se muestra al mundo como una copia casi exacta de EMUI. Las diferencias entre estas capas son mínimas, ya que en ambas se incluye un amplio abanico de ajustes de personalización y una gran cantidad de apps personalizadas de la marca que, a diferencia de otras, pueden eliminarse de forma rápida y sencilla si decides no utilizarlas.

Todo el mundo sabe que tanto EMUI como Magic UI son dos capas pesadas, pero nadie duda de que su funcionamiento es más que correcto. La fluidez del Honor 20 con este software pude igualarse a la de los gama alta más potentes de la actualidad gracias a la configuración anteriormente analizada. Además, la integración de Android 9 Pie como base del sistema operativo permite una gestión de la autonomía bastante avanzada que permite a los usuarios decidir en todo momento sobre sus apps.

En lo que se refiere a las apps propias, Magic UI integra de forma predeterminada herramientas como AppGallery, galería, archivos, calendario, bloatware… Sin olvidarnos de una de nuestras preferidas, la típica app de temas de EMUI con la que se puede personalizar hasta el más mínimo detalle de la apariencia interna del móvil. También destacan Amazon, Fortnite o Booking como aplicaciones preinstaladas.

En el apartado de navegación, lo primero que hay que elegir es la utilización de la típica barra de toda la vida o los nuevos gestos en pantalla que todos conocemos. Nosotros recomendamos los gestos porque con ellos se consigue una navegación de lo más intuitiva con la que se puede aprovechar la máxima superficie de la pantalla. También es recomendable activar el cajón de aplicaciones, ya que viene desactivado por defecto. En lo que se refiere a las funciones, el Honor 20 llega con Balance Digital como sustituto del típico Bienestar Digital de Android y varios modos de ahorro que aportan ese plus que tanto se nota en la autonomía.

Una de cal y otra de arena: Lector de huellas ultrarápido y sonido del montón

El apartado biométrico tiene un gran protagonista: el lector de huellas lateral. Honor no ha querido incluir el famoso sensor de huellas en pantalla, algo de lo que nos alegramos, ya que los resultados de este tipo de sistemas dejan mucho que desear. Por el contrario, la compañía china ha incluido su lector de huellas en el lateral derecho, justo en el botón de encendido, y la verdad es que nos ha sorprendido bastante. Para bien.

La rapidez con la que desbloquea el terminal dicho lector es realmente increíble. Venimos de analizar terminales como el OnePlus 7, Xiaomi Mi A3 o el P30 Pro con sensores de huellas que no están preparados para alcanzar la velocidad de los convencionales. Por eso, Honor no ha querido seguir la tendencia para reinventar el sensor lateral y convertirlo en algo cómodo, veloz y utilitario. La colocación del mismo es perfecta para desbloquear el terminal con el pulgar con una precisión que impresiona. Incluso es capaz de desbloquear el dispositivo con solo rozarlo, pero es este el punto que más nos preocupa.

Por sacar alguna pega, la excesiva sensibilidad del sensor hace que se desbloquee el móvil en ocasiones que no queremos hacerlo, un apartado en el que también influye su localización. Eso sí, es preferible antes que tener que posicionar tres veces el dedo para poder acceder a nuestro móvil. La mejor alternativa actual al lector de huellas trasero.

El audio se muestra como uno de los puntos que menos destacan de un terminal de lo más completo. No vamos a decir que el Honor 20 tenga el peor sonido que hemos probado, pero tampoco es que sea de los mejores. En primer lugar, solo existe un altavoz cuyo volumen no llega a los niveles que estamos acostumbrados a ver en la gama media. Además, incluye alguna que otra distorsión en sus niveles más altos. Asimismo, tampoco integra sistemas de mejora de sonido como Dolby Atmos, un apartado más que mascado en la gama alta actual.

La calidad del sonido está dentro de la media, pero echamos en falta la integración de un Jack de auriculares que siempre es un punto a favor para nosotros. Aunque, eso sí, cada vez son menos los gama alta que integran este tipo de conectores. Al menos, en esta ocasión, el Honor 20 viene con el típico adaptador para que puedas seguir utilizando tus auriculares.

Una batería sorprendente que aguanta más de lo esperado

De primeras, cuando te llega un gama alta con una batería de 3.750 mAh te esperas que sea correcto pero que pudiera ser uno de los puntos a mejorar en dicho móvil. Pues bien, el Honor 20 no gasta batería aunque quieras. Hablamos de un terminal al que no le hace falta llegar a los típicos 4.000 mAh de los demás buques insignias para promediar un rendimiento sobresaliente en el apartado de autonomía.

Si hablamos de datos, y refiriéndonos a nuestro caso en concreto, el Honor 20 puede aguantar casi dos días sin tener que estar conectado a la corriente. El uso que le hemos dado ha sido el habitual con la activación de juegos como el Fortnite en algunas ocasiones y las típicas redes sociales como Facebook, Instagram y Twitter. En este punto, el Honor 20 nos ha llegado a aguantar un máximo de 8 horas y 14 minutos en pantalla con un tiempo de activación de más de 35 horas. Eso sí, la media suele ser superar las 7 horas en pantalla por lo que este móvil aprueba con nota el apartado de autonomía.

Honor ha conseguido fabricar un terminal compacto con una batería que no sorprende en potencia y donde características como la pantalla, la configuración y el software permiten asegurar una autonomía sobresaliente. Sin olvidarnos de la integración de una carga rápida de 22,5 W que puede cargar la mitad del dispositivo en 25 minutos y el total en poco más de una hora.

Cámara versátil con algunos puntos débiles

Honor ha decidido resaltar las cámaras de su nuevo terminal en unas campañas donde se mostraba un cuádruple sensor que podría cambiarlo todo. Sin embargo, y a pesar de un notable rendimiento, el Honor 20 no alcanza a los mejores smartphones del mercado en lo que se refiere al apartado fotográfico. Nos encontramos con una configuración protagonizada por el Sony IMX586 de 48 megapíxeles (f/1.8) como sensor principal acompañado de una lente gran angular de 16 megapíxeles (f/2.2) y un sensor TOF de 2 megapíxeles (f/2.4). También existe un cuarto sensor de 2 MP (f/2.4) localizado a la derecha del módulo principal cuya función se basa en realizar fotografías macro.

Como viene siendo habitual, el sensor principal del Honor 20 viene configurado a 12 megapíxeles, pero puede ajustarse para captar fotografías con la máxima resolución posible. Eso sí, el peso de las mismas asciende de forma considerable. Si no eres una persona experta en fotografía, aconsejamos dejarlo tal y como está para ahorrar espacio disponible en el teléfono. En general, hablamos de unas cámaras versátiles que pueden adaptarse a todo tipo de situaciones con las que el apartado fotográfico está perfectamente cubierto.

El sistema fotográfico del Honor 20 es capaz de conseguir fotografías muy nítidas en cualquier situación y cuya luminosidad no afecta al resultado final. El rango dinámico es adecuado incluso en condiciones excesivas de luz. El modo HDR está muy bien trabajado y consigue unos resultados más naturales que los que hemos podido comprobar con anteriores versiones. También existe una opción en la que la IA entra en funcionamiento para aportar ciertas dosis de artificialidad que ya habíamos visto en otros modelos como el P30 Pro.

Hasta aquí todo parece correcto, pero el verdadero problema aparece con el procesado. Al ampliar las imágenes nos hemos dado cuenta de que este proceso es demasiado agresivo dando lugar a fotografías que pueden llegar a conformar acuarelas y un menor nivel de detalle. La acción del procesado no pasa desapercibida en unas fotografías que, sin embargo, incluyen un contraste fiel a lo que realmente apreciamos con nuestros ojos. En los planos más cercanos, el nivel de detalle es mayor y la acción negativa del procesado se aprecia menos.

Modo HDR vs. Modo IA

El gran angular activa el modo de 0,6 aumentos para incluir una mayor cantidad de terreno dentro del encuadre con unos resultados muy parecidos a los del sensor de 48 MP pero incluyendo la típica deformación circular que suele darse con este tipo de lentes. En este apartado, los colores son muy naturales y la saturación está controlada en todo momento. Lo malo de esta configuración es que no incluye un sensor telefoto, y el zoom digital 2x no asegura la calidad de detalle que confirman otros gama alta. Es decir, la cámara hace un recorte digital de lo que puede verse en el sensor principal.

Gran angular vs. Zoom 2x

El modo retrato (apertura) si aumenta de nivel con un efecto bokeh que consigue resultados muy naturales gracias a la ayuda del sensor TOF incluido en el módulo fotográfico. El recorte suele estar bastante bien integrado en las formas y el efecto desenfoque puede ser alterado según el gusto de los usuarios. Sin olvidarnos de un modo Supermacro al que Honor ha decidido dedicar un sensor en concreto y que esta creado para las fotografías más cercanas. Cabe destacar que resultados son bastante buenos cuando captamos fotografías desde una distancia mínima, un aspecto que no solemos ver en su competencia.

Modo estándar vs Modo Noche

En lo que se refiere a la fotografía nocturna, el Honor 20 consigue unos resultados muy buenos en espacios con poca iluminación. El trabajo realizado por Huawei / Honor en este aspecto es crucial, y puede apreciarse desde la salida al mercado del P30 Pro. En ocasiones, no es necesario ni siquiera activar el modo noche, a menos que las condiciones de luz sean mínimas. En general, las fotografías no pierden mucho detalle y los rasgos de artificialidad quedan muy reducidos. Buen trabajo en este punto.

Cámara frontal

La cámara delantera cuenta con un sensor de 32 MP y apertura f/2.0 con un tamaño de píxeles con un tamaño de 0,8 µm que consigue unos resultados notables en los que destaca la calidad de imagen. El rango dinámico disminuye un poco respecto a los sensores traseros y los colores se muestran bastante bien representados. Eso sí, lo mejor es eliminar para siempre el modo belleza y con él, sus exagerados resultados. El modo retrato se muestra en la app de cámara, pero lo cierto es que no hemos conseguido generar resultados en este aspecto.

Nuestra opinión sobre el Honor 20

Tener el Honor 20 en la mano es una auténtica delicia. Nos encontramos con uno de esos smartphones que hay que llevar sin funda (al menos un tiempo) para comprobar lo equilibrado que está y lo bien que sienta en la mano. Honor ha conseguido adaptarse a las tendencias del mercado actual con un diseño atractivo en el que se mantiene el agujero en pantalla y donde aparece un lector de huellas lateral que se ha convertido en todo un acierto. La posición de las cámaras también mejora respecto a los anteriores modelos y el diseño general se muestra como uno de los más bonitos de la actualidad, ya que se considera un teléfono compacto.

Como puntos positivos podemos destacar, además del diseño, un rendimiento al nivel de la gama alta que pocos móviles pueden dar por el precio al que está el Honor 20. La batería es otro de los aspectos destacados de un terminal que a pesar de no superar la barrera de los 4.000 mAh, muestra una autonomía sobresaliente con la que debes preocuparte del cargador. La pantalla también supera las expectativas iniciales, aunque no hubiera estado mal que apostaran por la tecnología AMOLED (en algún lado tienen que recortar).

Pero no todo puede ser perfecto, y también se pueden destacar algunos aspectos menos positivos de este Honor 20. En primer lugar, hablamos de unas cámaras que, pese a ser muy versátiles, no han llegado al nivel que se esperaba en un principio debido a un procesado extremo que afecta a la calidad de imagen. Sin olvidarnos de la eliminación del Jack de auriculares y la integración de un sonido que no está al nivel de la gama alta. Magic UI sigue pesando demasiado como capa de personalización, aunque incorpora algunos aspectos que aseguran una buena experiencia de uso.

En general, el Honor 20 se muestra al mundo como un móvil de lo más equilibrado con una de las relaciones calidad – precio más recomendables de la actualidad. Recordemos que este móvil puede encontrarse por 399 euros en algunas tiendas, un precio muy complicado de igualar por la competencia.

Gonzalo Mendo

Redactor en Pro Android | Periodista. Amante de la tecnología con cierto gusto por el pequeño Androide verde. Me gusta escribir de todo lo relacionado con tecnología, cultura y curiosidades. Gran aficionado al deporte.

01/09/2019 16:00