Análisis del OnePlus 7: el modelo más continuista al precio más recomendado

OnePlus se ha convertido en una de las marcas que más expectación crea con el lanzamiento de sus nuevos terminales. En esta ocasión, la compañía china se ha atrevido con dos nuevos smartphones en los que se representa uno de sus rasgos clave: una buena experiencia. El OnePlus 7 Pro llegó al mercado hace unas semanas como uno de los dispositivos más destacados del momento, pero esta ha sido la primera vez que el gigante chino no ha presentado un único modelo. Hoy hablamos del OnePlus 7. Sin duda, el modelo más continuista de la compañía que no por ello se vuelve menos interesante.

El OnePlus 7 Pro eclipsó todo lo que se encontró a su paso con la integración la cámara retráctil y la incorporación de una pantalla que lo situaba en el podio puesto del mercado actual. Sin embargo, hoy venimos a analizar el OnePlus 7, un modelo más estándar que guarda bastantes similitudes con el OnePlus 6T en el que se incluyen novedades importantes pensadas para aquellos usuarios que quieren dar un paso adelante en prestaciones. En general, se trata de un smartphone de gama alta en el que la relación calidad – precio es uno de los conceptos protagonistas. A continuación, te contamos todo lo bueno y lo malo de este terminal, los fallos más habituales y las cualidades a tener en cuenta para que puedas conocer todos y cada uno de los detalles del nuevo OnePlus 7.

Especificaciones

  • Pantalla Optic AMOLED de 6,41 pulgadas con resolución: FHD+ (2340 x 1080). Relación de aspecto: 19,5:9.
  • Dimensiones y peso: 157,7 × 74,8 × 8,2 mm y 182 g.
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 855 de ocho núcleos.
  • Gráfica: Adreno 640.
  • Memoria RAM de 6/8 GB.
  • Almacenamiento interno de 128/256 GB.
  • Cámara trasera de 48 + 5 MP con aperturas f/1.7 f/2.4.
  • Cámara delantera de16 MP con apertura f/2.0.
  • Puertos: USB 3.1 Tipo C.
  • Sensor de huellas en pantalla.
  • Otros: WiFi doble banda, Bluetooth 5.0, NFC, GPS de doble banda…
  • Batería de 3700 mAh con carga rápida de 20 W
  • Sistema operativo Android 9 Pie bajo Oxygen OS.

Un diseño tan continuista como utilitario

El OnePlus 7 no destaca por incluir una revolución en el apartado de diseño. Desde la compañía china han tenido una idea en la cabeza: “Si funciona… ¿por qué cambiarlo?” Y es que no resulta fácil distinguir este dispositivo del OnePlus 6T porque básicamente incorpora todas y cada una de las características estéticas de su predecesor con algunos detalles que le aportan ese aire diferencial. En general, se trata de la integración del flash LED en el módulo fotográfico de doble cámara (más protuberante) y un nuevo color gris completamente distinto a lo que estábamos acostumbrados a ver.

Las dimensiones son idénticas a las de su antecesor y los botones están situados en los mismos puntos de los laterales. Nos encontramos con los controladores de volumen en el lateral izquierdo acompañados de la bandeja para las tarjetas SIM (esta vez sin ampliación con microSD) acompañados de una parte inferior en la que aparecen el altavoz, la entrada USB tipo C y el micrófono. No hay ni rastro del conector Jack de auriculares, pero si se mantiene uno de los elementos más destacados de este tipo de móviles: el botón Alert Slider. Sin duda, un componente realmente utilitario del que cuesta desprenderse una vez que te acostumbras. Sin olvidarnos del botón de encendido (bastante grande) que cuenta con un sistema de personalización que permite utilizar el Asistente de Google. Sin olvidarnos de la manutención de un lector de huellas en pantalla que mejora en rapidez respecto a los anteriores modelos. Aun así, este tipo de componentes aún tiene mucho que mejorar para alcanzar el funcionamiento de los sensores traseros habituales. Es más, en algunas ocasiones, necesitaba más de dos intentos para acceder al dispositivo.

A nivel general, nos encontramos de primeras con un dispositivo atractivo en el que el notch en forma de gota de agua, que tan bien funcionó con el 6T, se enmarca como uno de los protagonistas de la estética. Un terminal fabricado en vidrio que llega al mercado en un único color gris y donde siguen apostando por los marcos metalizados. Nada de curvatura en el panel frontal, algo que agradecemos, y un diseño un poco más compacto que el modelo Pro con el que el OnePlus 7 se vuelve muy cómodo en la mano. Eso sí, la parte trasera es un auténtico imán para las huellas dactilares y podemos asegurar de que la compañía consigue lo que quiere: una estética sobria y elegante para un gama alta pensado para todo el mundo.

El OnePlus 7 es un móvil atractivo, compacto y elegante, un dispositivo que no destaca por una evolución importante en el diseño pero que incluye muchos de los aspectos que los usuarios requieren de un móvil de esta gama. No hay evolución respecto al OnePlus 6T, pero eso no tiene por qué ser un aspecto negativo.

Mejor pantalla que el 6T, pero nada que ver con la del 7 Pro

El OnePlus 7 cuenta con un panel Optic AMOLED de 6,41 pulgadas con resolución de 1.080 x 2.340 píxeles y 19,5:9. Todo ello, recubierto y protegido por Gorilla Glass 2.5D. Sí, exactamente igual que lo que pudimos ver en el OnePlus 6T pero con menos marcos y donde se echa de menos la tasa de refresco de 90 Hz que tanto ha destacado en la versión Pro junto al soporte HDR10+. Es decir, no hay una evolución importante entre este modelo y su antecesor, pero si se pueden destacar algunos puntos que aportan ese rasgo diferencial a la nueva versión de OnePlus.

El OnePlus 7 se muestra al mundo con una resolución FullHD+ que, aunque no puede criticarse, aporta al dispositivo un aire menos premium teniendo en cuenta que existen marcas que ya han incluido un mínimo de QHD+ para sus terminales de gama alta. Desde la compañía china han seguido la misma estrategia que Huawei con el P30 Pro, una resolución adecuada pero que no se adapta del todo a lo máximo que podemos ver en el resto de fabricantes. Eso sí, en este caso está más que justificado, ya que la versión Pro se muestra al mundo con el mejor panel delantero del mercado.

El nivel de detalle es correcto y, a primera vista, el brillo máximo parece espectacular. Sin embargo, hemos tenido algunos problemas para visualizar la pantalla en condiciones con mucha luz solar. El contraste es bastante bueno y el apartado relacionado con el brillo automático corrige bastante bien la luminosidad de la pantalla. El panel se aprecia de forma correcta desde todos los ángulos y la calibración de los colores se muestra como uno de los puntos más personalizables del dispositivo. Además, si no nos gusta la muesca en forma de gota de agua, siempre podemos esconderla desde los Ajustes.

Finalmente, consideramos que el panel delantero del OnePlus 7 nada tiene que ver con el de la versión Pro pero mejora en ciertos puntos respecto a la pantalla del 6T. Cabe destacar que la compañía china ha preferido imponer todas las novedades en su versión más cara, adaptando así el modelo estándar a un precio mucho más asequible. Es por ello que las prestaciones, en este aspecto, son menores.

Un rendimiento top para un móvil realmente fluido

Los móviles de OnePlus no suelen frivolizar con este tipo de aspectos e incorporan siempre la máxima configuración del mercado. En el caso del OnePlus 7 nos encontramos con la integración del Qualcomm Snapdragon 855 como base de potencia acompañado de 6/8 GB de RAM y un almacenamiento interno de 128/256 GB ¿Se puede pedir mucho más? La verdad es que no. El nuevo terminal chino es una auténtica bestia en cuanto a potencia se refiere, y la única diferencia en lo que respecta a la versión Pro se basa en una bajada de RAM que no afecta demasiado al funcionamiento del terminal. Algo que si ocurre con las diferencias respecto a la tasa de refresco de 90 Hz.

El OnePlus 7 es un dispositivo fluido que cuenta con el mejor procesador del mercado actual y un sistema de almacenamiento que ha marcado una antes y un después en el sector. Sí, OnePlus ha sido la primera marca en incorporar la tecnología UFS 3.0 en detrimento de las memorias UFS 2.1 de los modelos anteriores. De esta forma, el tiempo de carga de videojuegos como es Asphalt 9, PUBG o Fortnite se reduce hasta niveles nunca vistos en un dispositivo de la marca. Atrás quedan las muestras de lag que podrían aparecer en versiones anteriores, ahora todo se vuelve mucho más fluido y no hay ni rastro de extraños reinicios o cierres repentinos de apps.

Recordemos que también incluye la GPU Adreno 640 por lo que los amantes a los videojuegos no tendrán mucho problema para disfrutar al máximo de sus títulos. Eso sí, hemos podido notar que la refrigeración no es uno de los puntos fuertes del dispositivo. Cuando el terminal lleva unos 15 minutos a pleno rendimiento comienza a calentarse hasta un punto no muy exagerado pero impropio de la gama alta.

Oxygen OS llega con algunas novedades importantes

Desde OnePlus siempre han sido muy claros con la relación entre sus dispositivos y el rendimiento. Desde la compañía se busca la máxima fluidez, y para ello cuentan con Oxygen OS como capa de personalización. Estamos hablando de la versión 9.5.3 de una capa que tiene muchas similitudes con Android puro y que, en esta ocasión, llega con una gran cantidad de novedades en el plano de personalización. Se trata de un buen acompañamiento para Android 9 Pie que llega al mundo sin apenas aplicaciones propias (algo que se agradece) y con una estética bastante refinada.

Una de las claves de Oxygen OS radica en escuchar a los usuarios e incorporar las novedades a las nuevas versiones. Es por ello que esta capa se muestra como una de las mejor valoradas. He de decir, que nunca había tenido la oportunidad de probar profundamente Oxygen OS y me ha sorprendido para bien. Me he encontrado con una capa utilitaria y muy personalizable donde se agradece la integración del modo oscuro y en la que las aplicaciones se redistribuyen en cajones muy accesibles. La navegación por gestos es bastante intuitiva y la navegación por los menús se muestra como uno de los puntos en los que existe mayor fluidez.

En lo que se refiere a las novedades, se puede destacar el famoso Modo Zen. Hablamos de una función que bloquea el dispositivo durante un máximo de 20 minutos con la excepción de las llamadas de emergencia. El objetivo de esta característica se basa en que los usuarios descansen un poco del ajetreo del móvil y se relajen en busca de unos minutos de tranquilidad. El Modo juego es otro de los apartados que nos ha sorprendido, sobre todo por la capacidad que tiene para centrarse en los videojuegos y dejar de lado el resto de funciones.

Una batería que cumple con la media de la gama alta

La batería es otro de los puntos en los que el OnePlus 7 es idéntico a su antecesor. El nuevo terminal chino mantiene una capacidad total de 3.700 mAh con carga rápida de 20 W. Un componente con la que se confirma la apuesta de OnePlus por mejorar la autonomía de sus dispositivos. Cabe destacar que este apartado no llega hasta la potencia de la versión Pro pero se muestra al mundo con unos rendimientos correctos que se sitúan en la media de la gama alta.

En total, el dispositivo nos ha marcado una media de unas 7 horas en pantalla durante el periodo de tiempo que hemos podido utilizarlo y sin agotar el total de la capacidad. Es importante señalar que esta batería es más que suficiente para aguantar las prestaciones de un dispositivo que cuenta con un procesador realmente eficiente y una pantalla que, obviamente, no consume tanta energía como la del modelo Pro. Si hablamos de datos, el OnePlus 7 consigue cargar al completo su batería en unos 85 minutos, teniendo en cuenta que marca un 50% con solo media hora conectado a la corriente.

Está claro que, utilizando funcionalidades como el modo oscuro, la autonomía logra alargarse un poco en el tiempo, aunque menos de lo esperado. En general, la batería no es algo por lo que destaque el OnePlus 7, pero tampoco un apartado por el que se le tenga que poner un punto negativo.

Un sonido estéreo que supera todas las expectativas

Desde OnePlus han decidido apostar fuerte por el audio en un terminal que integra un altavoz en cada uno de los extremos de la pantalla. Es decir, hablamos de dos componentes diferenciados: uno de ellos localizado en la parte inferior que se muestra al mundo como el altavoz principal, y un aumento del altavoz de llamadas que da la sorpresa como altavoz secundario. De esta forma, se genera así un sonido estéreo que, con la añadidura de Dolby Atmos, convierte al OnePlus 7 en un dispositivo realmente interesante.

Existen varias funciones de sonido que cada usuario puede personalizar a su gusto (dinámico, película, música, matizado…) y la experiencia mejora todavía más cuando se le añaden unos buenos auriculares. Recordemos que Dolby Atmos también incluye novedades a la hora de utilizar los cascos. No estamos acostumbrados a ver un sonido tan notable en un móvil de 559 euros, por lo que esperamos que las demás marcas tomen ejemplo, al menos en el apartado de sonido.

Mejoras en una cámara con falta de versatilidad

La cámara se muestra como uno de los aspectos por los que más alabanzas ha recibido el OnePlus 7 Pro, el avance en este apartado ha sido brutal de parte de la marca china. Sin embargo, el modelo estándar sigue manteniendo la configuración de doble sensor con algunos aspectos renovados a nivel de software con los que se alcanza un nivel superior. El OnePlus 7 cuenta con un sensor Sony IMX 586 de 48 megapíxeles con estabilización óptica (OIS) y una apertura f/1.7 que viene acompañado de una lente secundaria de 5 MP con apertura f/1.4. Sin embargo, no hay ni rastro del zoom de 3 aumentos y el sensor teleobjetivo que sí aparecen en la versión Pro.

Los cambios han llegado a la cámara del OnePlus 7 con una mejora de experiencia que se ve reflejada en la calidad de las fotografías. El detalle y la viveza de los colores son más que demostrables en las instantáneas que hemos seleccionado para la galería y la aplicación de cámara es capaz de ofrecer una gran cantidad de opciones diferentes. La estabilización es óptima y el rango dinámico mejora, pero no llega al nivel de su hermano mayor. Aunque, eso sí, en algunas ocasiones, las fotografías salen demasiado artificiales con el modo HDR, sobre todo en las escenas en las que el color es evidente. Sin olvidarnos de un modo retrato que mejora respecto a los anteriores modelos, ya que los recortes quedan bastante bien diferenciados del fondo. Eso sí, tiene un punto negativo, ya que no permite ajustar la cantidad de desenfoque que se aplica al fondo.

Cuando cae la noche, el OnePlus 7 no consigue unos resultados tan detallados, algo completamente habitual en este tipo de dispositivos. No obstante, las fotografías nocturnas mejoran en gran medida respecto al 6T. El ruido no es tan evidente como en ediciones anteriores y las escenas suelen estar bien iluminadas gracias a las mejoras impuestas en un software que están dando muy buenos resultados a la compañía. Como curiosidad, destacar que el modo “Paisaje nocturno” elimina el ruido en mayor medida, pero suele apreciarse un tono artificial que no le hace mucho bien a la fotografía.

Cámara delantera y vídeo

La cámara frontal del OnePlus 7 está conformada por un sensor Sony IMX 471 de 16 megapíxeles con apertura f/2.0 y estabilización electrónica. Hablamos de una configuración muy habitual que tiene un pequeño inconveniente a la hora de enfocar tanto de forma automática como manual. Han sido unas cuantas las ocasiones en las que hemos tenido que repetir la fotografía porque la cámara no conseguía enfocar de forma correcta, sobre todo en condiciones en las que la luz es un poco escasa. Sin embargo, el funcionamiento de la cámara delantera entra dentro de los estándares de este rango de precios

En el apartado de vídeo, el OnePlus 7 tiene la posibilidad de grabar en 4K a 60 fps con la integración de una estabilización tanto óptica como electrónica que, tenemos que admitir, que funciona bastante bien. Es necesario señalar que el micrófono captura muy bien el sonido, aunque los resultados generales se alejan de los mejores de la gam alta.

En general, la cámara del OnePlus 7 puede definirse como uno de los elementos en los que más se ha avanzado respecto a los anteriores terminales, pero al que le falta versatilidad. La aplicación de cámara es concreta lo que echamos en falta es la presencia de un zoom óptico y algunas mejoras en el modo retrato o la cámara delantera.

Nuestra opinión sobre el OnePlus 7

Comprar un OnePlus siempre es una buena opción. Con el paso de los años, la compañía china ha ido evolucionando para mantenerse entre los puestos más top de la gama alta del mercado. En este caso, el OnePlus 7 llega al mercado a un precio realmente ajustado pero no puede definirse como un flagship killer en toda regla. Creemos que, este año, ese papel lo cumplirá el Xiaomi Mi 9T Pro. De igual forma, el nuevo terminal de OnePlus es una gran elección para todos aquellos usuarios que estén buscando un terminal realmente completo que no especula con el precio. En general, un dispositivo bueno, bonito y a un precio justo.

Las mejoras más evidentes de este dispositivo pueden apreciarse en la integración de un sonido top que no tiene muchos rivales en el mercado actual y la presencia de la fluidez en todos y cada uno de sus apartados. Oxygen OS es un acierto, y la nueva versión de esta capa de personalización ofrece un rendimiento y una interacción que pocos dispositivos pueden conseguir. El diseño es otro de los puntos clave. El OnePlus 7 guarda una estética continuista en la que se aprecian muchos conceptos del OnePlus 6T, no obstante, nos hemos encontrado con un terminal compacto que sienta bastante bien en mano y que es cómodo de utilizar.

Como punto negativo, podemos exigir a este OnePlus 7 un poco más de evolución en el apartado fotográfico y un punto más en lo que se refiere a resolución. Las comparaciones son odiosas, y las diferencias en la pantalla de la versión estándar y el modelo Pro son más que evidentes. Tampoco nos encontramos ni con la entrada Jack de auriculares ni con ningún tipo de certificación IP de resistencia, por lo que siempre se recomienda adquirir una buena funda. Sin olvidarnos de una batería que no avanza respecto al OnePlus 6T pero que se mantiene correcta.

Recordemos que ya se puede comprar el OnePlus 7 por 559 euros en la versión de 6 GB / 128 GB y 609 euros en el modelo de 8 GB / 256 GB. Sin duda, unos precios más que asequibles para un dispositivo que puede añadirse a la lista de mejores móviles de la gama alta en relación calidad – precio.

Gonzalo Mendo

Redactor en Pro Android | Periodista. Amante de la tecnología con cierto gusto por el pequeño Androide verde. Me gusta escribir de todo lo relacionado con tecnología, cultura y curiosidades. Gran aficionado al deporte. Twitter: @Lalo7_

15/06/2019 18:00