xperiaz522

Después de un mes en nuestras manos, hoy os traemos la review definitiva del Sony Xperia Z5 Premium, el último modelo de la gama Z de la compañía japonesa. Sony tiene una larga historia en el mundo de la telefonía móvil y la tecnología en general, destacando en segmentos como los televisores, los aparatos de audio o los videojuegos. Aunque en la venta de smartphones no ha conseguido alcanzar el nivel de otros gigantes como Samsung o Apple, si que ha logrado una posición de reconocimiento en el mercado con buenas cifras de ventas en países como el nuestro.

La gama Xperia Z, presentada en 2013, fue durante tres años el estandarte de Sony en la gama alta. Los smartphones que pertenecían a esta serie, han tenido varias características en común muy llamativas, como la resistencia al agua y al polvo o el diseño omnibalance. Otro aspecto que diferenció mucho a esta gama fue la acelerada tasa de relevos, lanzando un nuevo modelo prácticamente cada 6 meses. Esto explica el motivo por el cual en menos de tres años desde el inicio de esta línea de producto estemos probando el quinto modelo.

Con el Xperia Z5 Premium, Sony ha decidido poner toda la carne en el asador, creando su smartphone más potente hasta la fecha. La empresa no ha querido dejar puntos débiles en este terminal, metiendo lo mejor de lo mejor tanto en cámara, pantalla, materiales o batería. Descubre a continuación si su esfuerzo ha dado buen resultado.

Diseño

Ya en la caja, Sony ha dejado su marca con el diseño del interior, pues la ha divido en pequeños compartimentos independientes con cada uno de los accesorios. Como punto negativo, echamos en falta que para un smartphone con un precio tan alto la empresa no haya incorporado unos auriculares. El diseño omnibalance de Sony queda patente en este smartphone, con las tan características líneas rectas y bordes redondeados en las esquinas. Un aspecto único del Z5 Premium es su acabado en aluminio, que produce una sensación de resistencia y calidad en la mano muy agradable. Además, la parte trasera funciona a modo de espejo, algo que puede ser muy útil en las algunas situaciones, y ha sido con toda seguridad, lo que más ha llamado la atención de las personas que han visto el terminal.

En la parte trasera encontramos en la esquina superior izquierda la cámara, y justo debajo un único flash LED. No hay mucho más que destacar por este lado, únicamente la etiqueta que indica donde se sitúa el chip NFC, algo bastante útil en terminales de gran tamaño. En la parte superior se sitúa el conector para auriculares y uno de los micrófonos, mientras que en la inferior tenemos el conector MicroUSB y un hueco para enganchar una correa. En el lateral izquierdo tenemos una pestaña para proteger el hueco para introducir la tarjeta nanoSIM y una tarjeta MicroSD. Por el lateral derecho, encontramos el botón táctil, ligeramente hundido, pero en una posición muy cómoda para desbloquearlo al sujetarlo con la mano. Justo debajo están los botones de volumen, en una situación a la que cuesta acostumbrarse y que no es del todo cómoda, y debajo del todo el botón que nos permite activar la cámara en cualquier momento.

A pesar de tener 5’5 pulgadas de pantalla, no se siente extremadamente grande en la mano, ya que sus marcos son bastante reducidos en la los bordes del terminal. A izquierda y derecha del logo de Sony está la cámara frontal y los sensores de proximidad y luminosidad. Los altavoces están en los bordes superior e inferior, por lo que evitan que se tape el sonido al tener el smartphone apoyado en la mesa. Su peso es de 181 gramos y sus dimensiones son de 154’4 x 76 x 7’8 milímetros, nada excesivo pero tampoco es de los smartphones más pequeños precisamente.

xperiaz533

Pantalla

Uno de los puntos fuertes del Xperia Z5 Premium es su pantalla, ya que este es el primer smartphone del mercado en incorporar un panel con resolución 4K. Gracias a esto, los vídeos que grabemos podrán ser visualizados en la resolución original, y las imágenes tendrán una mayor calidad en la pantalla. También hay que mencionar que la diferencia entre la resolución 2K y la 4K en la pantalla de un smartphones es difícilmente apreciable. Para solucionar el probable consumo de batería que puede causar mover imágenes en esta resolución, Sony ha optado por utilizar la resolución Full HD en la mayoría de los casos, activando la resolución 4K solo cuando es necesario.

El panel IPS reproduce de manera muy fiel los colores, especialmente los tonos claros y el color blanco, con una gran gama de matices y contrastes. La luminosidad del panel es muy variada, comportándose satisfactoriamente tanto en situaciones con poca luz como incide directamente la luz del sol. Además desde los propios ajustes del smartphone podemos regular el balance de blancos para ajustarlo a nuestro gusto.

Hardware y software

Como era de esperar, el hardware del Sony Xperia Z5 Premium es de primera calidad, su procesador Qualcomm Snapdragon 810 de 8 núcleos a 64 bits mueve con completa fluidez y sin problemas cualquier programa que ejecutemos, y gestiona perfectamente la multitarea ayudado por los 3 GB de memoria RAM. El software con el que viene este smartphone de serie es Android 5.1 Lollipop, aunque se actualizará en breve a Android Marshmallow. La capa propia de Sony mantiene algunos detalles de la interfaz de Android Stock, como su barra de notificaciones, que se mantiene exactamente igual. La compañía permite además personalizar la interfaz enormemente gracias a su tienda de temas.

Sony ha personalizado completamente el launcher, con una temática que ya conocemos que ha utilizado anteriormente, no muy cercana a la tendencia actual en diseño. Un punto fuerte de Sony es que incorpora una serie de aplicaciones muy bien diseñadas y útiles, como grabadora de voz, lector de noticias o compatibilidad con su plataforma Playstation. Dentro de la opción de multitarea, Sony ha introducido una serie de aplicaciones flotantes, como la calculadora o un cronómetro, que pueden ser de utilidad en determinadas situaciones.

xperiaz511

Cámara

Un apartado donde Sony destaca por encima de los demás fabricantes, es en la fabricación de lentes para smartphones, marcas tan importantes como Samsung o Apple suelen incorporarlas en sus mejores modelos. En el Sony Xperia Z5 Premium, la empresa ha añadido su mejor óptica, una lente de 23 megapíxeles con enfoque automático híbrido y gran angular. Esta cámara saca unas fotografías realmente impresionantes, y el gran angular se nota especialmente si lo comparamos con otros smartphones. Las imágenes capturadas tienen un buen balance de blancos y una saturación acertada, con colores muy fieles a la realidad. La calidad de las fotografías en modo macro ha sido probablemente lo que más nos ha gustado de la cámara.

Si queremos sacarle todo el partido a una óptica de este calibre, el modo manual juega un buen papel. Durante la grabación de vídeo, el sistema que incorpora de estabilización funciona realmente bien, y casi no se perciben las vibraciones al sostenerlo en la mano. Como es de esperar, la grabación en 4K consigue unos resultados increíbles, y la posibilidad de visualizarlos sobre el smartphone en su resolución original es una ventaja importante. La cámara frontal de 5 megapíxeles permite grabar hasta en resolución Full HD, y las fotografías que captura tienen una excelente calidad. Aquellos amantes de los selfies quedarán muy satisfechos con los resultados.

Multimedia y autonomía

Gracias a la pantalla 4K y sus altavoces frontales, el Sony Xperia Z5 Premium permite disfrutar plenamente del contenido audiovisual, y su potente procesador mueve con total facilidad cualquier videojuego que se le ponga por delante. La batería es de gran capacidad, con 3.430 mAh, que aseguran un día entero de uso intenso. Además, el conocido modo Stamina de Sony puede prolongar aún más su duración. Durante las pruebas, no ha habido un solo día en el que nos hayamos quedado sin batería, algo que no se puede decir de muchos smartphones que hemos probado.

Conclusiones

Definitivamente, el Sony Xperia Z5 Premium es un smartphone que dejará un buen recuerdo de lo que fue esta gama en sus usuarios. Es difícil encontrar un solo punto débil en este smartphone. Únicamente se le podría criticar la lentitud en actualizar a Android 6.0 Marshmallow. Quizás el público que busca captar este terminal no es el usuario medio, pero es seguro que aquellos que lo compren llamarán la atención por sus acabados y excelente cámara.