Xiaomi Huami Amazfit

Llevan ya varios años entre nosotros, pero no terminan de explotar, cuestión de tiempo o de dinero, quizás. Pero de lo que no cabe duda es de que, en futuro a medio y largo plazo, su integración será prácticamente total en nuestras vidas. Los hay más genéricos, o más deportivos, como es el caso del Xiaomi Huami Amazfit, del cual os traemos nuestro análisis en profundidad.


Puedes adquirir tu Xiaomi Huami Amazfit por solo 132.99 dólares


Como bien hemos mencionado, uno de los problemas más habituales a la hora de intentar adquirir un smartwatch es su precio, unos precios que, quizás, no están todo lo ajustado que deberían. Y es por eso que hoy, en contra de esto último, os traemos una oferta desde Tomtop, gracias a la cual podremos comprar un Xiaomi Huami Amazfit por solo 132.99 dólares, lo que vienen a ser unos 125 euros. Eso sí, solo estará disponible hasta el 8 de mayo, por lo que si estás interesado, no deberías tardar mucho en decidirte. Además aquí tienes un cupón de descuento de 8$: AJHUAMI8

El Xiaomi Huami Amazfit está diseñado, principalmente, para la actividad deportiva. Que no quita que sirva a la perfección como reloj personal, pero sí que es verdad que si vamos a querer sacarle su máximo provecho, lo ideal es hacer deporte de vez en cuando.

Un diseño simple pero cómodo

Con una correa de silicona totalmente ajustable, en nuestro caso de color negro en la parte visible y naranja en la parte posterior, y una pantalla circular de 1.34 pulgadas (resolución 320×300 píxeles), no destacará por ser el smartwatch más innovador del mercado, pero sí que lo hace por ser realmente cómodo y muy agradable a la vista. Tratándose de un dispositivo diseñado para hacer deporte, no se le puede pedir nada más porque cumple con creces su cometido. Además, la esfera del reloj, que es de un material cerámico, le da un toque elegante bastante distinguible que, sin duda, es un plus en el apartado de diseño. Cabe mencionar, el modo siempre encendido del que dispone el Xiaomi Huami Amazfit, que hace que se encuentre la pantalla siempre encendida (con más o menos brillo, del que hablaremos después). Esto es importante, más que nada por la batería, que evidentemente se ve algo afectada. Por otro lado, la precisión en la pantalla es un punto que hay que tocar y, para seguir con la tónica positiva, cumple con las expectativas, pues hablamos de una precisión muy alta, acorde a su rendimiento.

Xiaomi Huami Amazfit

Eso sí, no todo iban a ser buenas palabras en cuanto al diseño, y es que, por pequeño que sea, si que tiene un pero: su brillo. No es excesivamente bajo, pero tampoco es un brillo suficiente como para poder visualizar en cualquier contexto la pantalla con nitidez y claridad. Se acaba viendo, pero sí que es verdad que un poco más de potencia de brillo se hubiese agradecido. Lo que sí es un detalle a apreciar, es el brillo automático en función de las condiciones, lo que lo hace algo más cómodo en determinadas situaciones.

Software y usabilidad

Y aquí llega la sorpresa porque no, no hablamos de Android Wear, ni nada por el estilo, sino que los chicos de Huami han desarrollado un software propio para este Xiaomi Huami Amazfit. Es importante destacar, antes de nada, que se encuentra en inglés el sistema. Simple, básico y fácil de entender y usar. Mediante desplazamientos verticales y horizontales podremos movernos entre las distintas funcionalidades del smartwatch así como entre los ajustes. Entre las funcionalidades, nos podemos encontrar pasos recorridos, sensor de ritmo cardíaco, reproductor de música o aplicación para el tiempo. Como podéis ver, una gran variedad de funcionalidades que hacen de él una opción muy tentadora.

Amazfit App

Al no integrar Android Wear, sino un software propio, para poder usarlo necesitaremos instalar en nuestro dispositivo Android su propia app nativa: Amazfit Watch. Desde ella podremos gestionar tanto la apariencia y sus distintos modos, como todos los datos tomados con el smartwatch, algo que simplifica  y mejora mucho su uso. Al principio puede resultar algo extraño, pero sí que es verdad que en muy poco tiempo uno se acostumbra y resulta todo muy intuitivo y cómodo.

Como es  evidente, además de las funciones más concretas para la práctica de deporte, si está conectado a una red WiFi y tenemos activada la sincronización con nuestro dispositivo, recibiremos notificaciones de nuestros mensajes, por ejemplo, de Whatsapp en el smartwatch. Funcionalidad básica pero muy bien aplicada, con lectura previa de los primeros mensajes.

Un hardware a la altura en este Xiaomi Huami Amazfit

Comenzando por la pantalla, contamos con certificación IP67 en su cristal, lo que nos proporcionará resistencia al agua. Como hemos mencionado hace un momento, cuenta con WiFi, eso sí, solo en su banda de 2.4 GHz. Evidentemente, cuenta con bluetooth y con GPS para sincronizar con el móvil y para nuestro ejercicio físico.

Si pasamos ya a las especificaciones algo más técnicas, integra un procesador de doble núcleo a 1.2 GHz  acompañado de 512 MB de memoria RAM, más que suficientes para un rendimiento muy bueno y una fluidez notable. Además, cuenta con 4 GB de memoria interna para poder almacenar nuestras canciones y podes escucharlas (una vez conectemos con nuestro dispositivo).

Xiaomi Huami Amazfit

Por último, uno de los aspectos más importantes y relevantes: su batería. Con una capacidad de 280 mAh, con un uso bastante intenso rondaremos las 30/35 horas de autonomía, algo que no está para nada mal. Si reducimos un poco el uso, y pasamos a funciones más básicas, podemos llegar a obtener hasta 5 días de autonomía, que sin ser algo asombroso, sí que cumple con lo esperado de manera notable.

Para la carga cuenta con una base de plástico que se encaja de manera magnética, y esta se conecta al ordenador por un cable USB, también incluido en la caja del Xiaomi Huami Amazfit. No resultado para nada incómodo, además el cable, bastante flexible y suficientemente largo.

Conclusiones

Tras más de una semana de uso, podemos confirmar que el Xiaomi Huami Amazfit cumple en sus funciones principales que, hay que tener claro, son las de hacer deporte con él. Un uso muy sencillo y unas funciones muy definidas lo que hacen de él una buena opción de compra si lo que necesitas es gestionar mejor tus salidas a correr y similares.

Eso sí, si hablamos de funciones más generales de un smartwatch, poco más se puede sacar a parte de la recepción y visualización de notificaciones de ciertas aplicaciones. En líneas generales hablamos de un dispositivo bastante completo, pero que debería enfocarse a su principal uso si se quiere obtener el máximo rendimiento posible.


Puedes adquirir este y muchos más dispositivos en Tomtop