mes-pagando-con-el-movil

Los pagos móviles están en pleno crecimiento. Desde que Apple Pay ha llegado a España, miles de comercios se han empezado a interesar por este tipo de pagos, pidiendo terminales NFC a los bancos, y pegando la típica pegatina de “Apple Pay” en la puerta de sus establecimientos. Gracias a esto, todos los usuarios, incluidos los de Android, tenemos una nueva gran ventana para poder pagar con nuestro móvil. 


Google y Levi’s tienen lista una chaqueta inteligente que te encantará


Hace cosa de un mes, decidí poner a prueba este sistema de pago, pasando todo un mes con él. Sabía que no era nada fácil pasar todo un mes pagando exclusivamente con el móvil, ya que hay muchos factores determinantes que lo hacen muy complicado. Más allá de conseguirlo o no, me he dado cuenta de muchas cosas en este mes, recopilando experiencias de todo tipo, en diferentes tiendas, restaurantes y comercios. Ya os adelanto, que no, no he conseguido pasar todo un mes pagando con el móvil, aunque en pocas ocasiones he tenido que utilizar la tarjeta, o el dinero en efectivo.

El servicio funciona a la perfección

shutterstock_271711736

En este mes, he estado pagando con mi móvil en casi todos los sitios que he comprado algo. Lo he hecho a través de la aplicación de BBVA, ya que en España todavía son muy pocas las entidades que acogen el servicio de Samsung Pay. Realmente, el servicio de BBVA funciona a la perfección, y una vez configurado, puedo decir que es muy cómodo usarlo.

Tan solo debemos colocar el móvil encima del terminal de pago. Una vez lo hagamos, oiremos un pitido que confirma el pago. Esto se hace de forma casi instantánea, por lo que enseguida aparece una pantalla con la información del pago, como el importe, y la tienda donde hemos pagado. Decir, que en ninguna ocasión me ha fallado el servicio. En dos ocasiones me falló el pago NFC, pero más tarde me di cuenta de que era por algo ajeno al teléfono y la aplicación. En todos los pagos que he realizado durante este mes, han sido satisfactorios, sencillos, y muy geeks. 

No siempre encontrarás un terminal de pago con NFC

pagar-con-movil-art

Una de las cosas que me ha ocurrido en varias ocasiones durante este mes, es la carencia de un terminal NFC en la tienda donde compras. Aunque en la puerta veas las pegatinas de Visa, MasterCard, etc, no significa que su terminal de pago tenga NFC. En varias ocasiones, he tenido que pagar con la tarjeta, por el simple hecho de no contar con un sistema actualizado.

No tengo muy claro si el comercio debe exigir un nuevo terminal de pago, o si el banco automáticamente lo actualiza y explica las nuevas funciones. Esto me ha ocurrido en varias ocasiones, donde me hubiera gustado pagar con el móvil, aunque no ha sido posible. 

Además, a todas las personas que le preguntas si tienen disponible un datáfono con NFC, no saben que responderte, ya que nadie les ha explicado en qué consiste esto. Suelen ser pequeños comercios, donde casi todo el mundo paga en efectivo, y los pocos cobros que hacen con el datáfono, los hacen con tarjeta. Con el tiempo, seguro que este tipo de tiendas acaban actualizando su terminal de pago, y podremos hacer uso del móvil en estos sitios. 

Puedes pagar todo con el móvil, incluso un café

Caixa-lanza-etiquetas-contactless-Barcelona_EDIIMA20121203_0121_4

Una de las cosas que más me preocupaba a la hora de afrontar todo un mes pagando con el móvil, son aquellos pagos mínimos que haces en bares o pequeñas tiendas. Seguramente nunca has visto a nadie pagar un café con tarjeta, pero yo lo he hecho. Para evitar la tentación de pagar un café o una barra de pan con dinero en efectivo, he salido casi todos los días de casa sin este. En mi cartera solo estaban las tarjetas de crédito y mi DNI.

Pagar un café con el móvil es mejor que pagarlo con un billete de 20 euros. Esto es lo que he intentado explicar a todos los comercios donde me han dicho que no podían cobrar 1 euro con el datáfono. Como soy previsor, en mi investigación previa al mes de pago con el móvil, me informé sobre la legalidad de exigir pagos mínimos con tarjeta, o en este caso, con el móvil.

mcdmovil--644x362

Sí, es legal exigir un pago mínimo, pero debes anunciarlo con un cartel bien grande y vistoso. Según la ley, puedes exigir un pago mínimo de la cantidad que desees, pero antes debes anunciarlo. Si vas a un bar, y quieres pagar un café con tu móvil, debes saber que puedes hacerlo. Si el camarero se niega, puedes estar bastante tranquilo, ya que las autoridades te darán la razón. Yo no he tenido que llegar a este punto, pero sí explicárselo de esta manera a algún que otro camarero cabezón.

Ellos, te contarán que por cada pago con tarjeta que aceptan, les quitan una comisión, y esto realmente es cierto, pero en la mayoría de los casos, es de tan solo 1%, por lo que no podrán contarte que se quedan sin beneficio por el simple hecho de cobrar un café con tarjeta. 

Con la vergüenza, ni se come, ni se paga con el móvil

IMG_20170227_194620

Mucha gente con la que he estado hablando de este tema, me ha contado que le da vergüenza pagar con el móvil, ya que no saben si funcionará, si será más lento y la cola de gente le mirará raro, o algo por el estilo. No, no y noooo. Pagar con el móvil es mucho más rápido que cualquier otro método, ya que si son menos de 20 euros, ni siquiera tienes que introducir el pin de seguridad. No tienes que sacar los billetes de cartera, no tienen que darte cambio, y os puedo asegurar, que nunca falla si lo hacemos correctamente. 

Lo único que tienes que decir cuando te van a cobrar, es, ‘con el datáfono por favor’. El datáfono es el terminal de pago donde se introduce la tarjeta, o se coloca el móvil. Si decimos que vamos a pagar con tarjeta, el dependiente de la tienda esperará a ver dicha tarjeta, por lo que habrá una pequeña confusión. Además, en los grandes almacenes, o tiendas donde se vende mucha ropa o comida, están acostumbrados a este tipo de pagos, por lo que les parecerá de lo más normal. Así que ya lo sabes, no tengas vergüenza, y la próxima vez, paga con tu móvil.

No todo iba a ser de color rosa

original

Desafortunadamente, no en todos los sitios que he pagado, lo he podido hacer con el móvil. En algunos establecimientos, no cuentan con terminales de pago NFC, y en otros, ni siquiera te pueden cobrar con tarjeta. Bajo mi pesar, hay cosas que he tenido que pagar con efectivo. El mejor ejemplo, es la peluquería de mi pueblo, donde todavía no tienen un datáfono con el que cobrar a los clientes. Antes de viajar a Barcelona para cubrir el MWC, me corté el pelo, y lo tuve que pagar con dinero en efectivo.

No ha sido lo único, ya que en tiendas de alimentación pequeñas, donde tampoco tienen un datáfono, me ha sido imposible pagar con el móvil, haciendo uso una vez más, del dinero en efectivo. Esto me deja saber, que todavía estamos lejos de conseguir no depender del dinero en efectivo. En todo este mes, habré usado unos 15 euros de dinero en efectivo, o incluso menos si contamos todas las veces que alguien me ha invitado por el simple hecho de pagar dos cafés con el móvil.

Voy a seguir pagando con el móvil

section2_3_frame

Esta experiencia me ha dejado saber, que el pago móvil está, y que hacer uso de él cada vez es menos raro. A partir de ahora, seguiré pagando casi todo con el móvil, ya que es una buena forma de presionar a los comercios para que integren un poco más este método. Ahora, solo queda que todos vosotros os animéis, saquéis el móvil, y empecéis a pagar con él, algo que es realmente satisfactorio cuando eres un amante de la tecnología.

En estos momentos sé que es imposible, pero dentro de un par de años, me gustaría repetir esta experiencia, y ver si puedo pasar un mes sin cartera, pagando en todos los sitios con el móvil, teniendo mi DNI en formato digital, y sin necesidad de hacer uso del dinero en efectivo. ¿Crees que esto es posible?


Xperia XA1 podría llegar a Europa antes de lo esperado a un precio más bajo