ZTE patenta un teléfono plegable en vertical

Cuando hablamos de teléfonos con pantallas plegables, no podemos evitar pensar en lo que vimos el año pasado en el MWC 2018. ZTE llevó un nuevo terminal que se presentaba a sí mismo como el primer smartphone plegable, el ZTE Axon M, un cúmulo de despropósitos que no llegaba a cumplir con ninguna de sus tareas principales. Básicamente era un teléfono con dos pantallas que podían unirse en una sola, pero no planteaba ninguna mejora real, sobretodo por el marco presente entre ambas pantallas. Hoy vemos como ZTE se une a la tendencia real de teléfonos plegables con una nueva patente.

No es la primera vez que oímos hablar de teléfonos plegables en vertical. El primer fabricante del que escuchamos algo similar fue Motorola y parece ser que a ZTE también le interesa este campo. A diferencia de los teléfonos plegables como el Huawei Mate X o el Galaxy Fold, los plegables verticales no se abrirán para ofrecer una mayor pantalla que cuando están plegados, sino que ofrecerán una pantalla de dimensiones más convencionales que se podrá plegar para que sea más portable.

ZTE trabaja en un teléfono plegable con bisagras en la pantalla

Las imágenes que estáis viendo en el artículo no son las que ha utilizado ZTE en la patente, sino que han sido creadas por el medio Let’s Go Digital basándose en las imágenes que encontramos en la patente de ZTE y que resultan mucho más atractivas. Como vemos, el diseño de este terminal dista bastante de lo que vemos a día de hoy en otros teléfonos plegables del mercado como el Samsung Galaxy Fold o el Huawei Mate X, pues estamos frente a un teléfono de pantalla panorámica, de un tamaño similar al de los actuales que es capaz de plegarse para ser más compacto en nuestro bolsillo.

La idea nos parece fantástica y es uno de los caminos a seguir en esto de los teléfonos plegables, aunque en esta patente de ZTE vemos algunas cosas que no nos cuadran demasiado. Básicamente hablamos de las bisagras que se encargarán del cierre y de la apertura del terminal, que en vez de estar únicamente en la parte trasera, están a la misma altura de la pantalla, por lo que la misma cuenta con un recorte para estos componentes, algo que no se llevará demasiado bien con algunas aplicaciones como juegos o de streaming de vídeo.

Si seguimos viendo un poco el diseño de esta patente, el teléfono no se plegará por la mitad, sino que dejará una zona de la pantalla sin cubrir, probablemente para poder consultar las notificaciones o quien nos está llamando. Esta patente no quiere decir que ZTE vaya a lanzar un terminal con este diseño idéntico, pero sí que puede servirnos para ver en qué está trabajando la marca. Lo que esperamos es que ese sistema de bisagras finalmente no sea así en el teléfono final.

Juanjo Segura

Redactor en Pro Android | Apasionado por el mundo Android y por la natación. Siempre dispuesto a ayudar a cualquiera con problemas y/o dudas sobre smartphones. Me gusta cacharrear con cualquier aparato electrónico.

07/03/2019 13:30