Test de resistencia del Motorola razr ¿Cuánto aguantará?

Hace ya unos días que el Motorola razr se ha puesto a la venta a nivel global y nosotros, ya os hemos hablado de la resistencia que tiene su bisagra ante miles de plegados y también hemos hablado sobre los interiores de este terminal en un desmontaje completo. Para acabar esta trilogía sobra la durabilidad del primer teléfono plegable de Motorola, solo queda una cosa: comentar el test de resistencia del Motorola razr por parte de JerryRigEveryhing.

Nos encanta la tecnología, pero en Pro Android sabéis que ver como un móvil suda la gota gorda nos gusta aún más (ejem, test de destrucción). Por eso, estas pruebas de resistencia extremas nos gustan tanto, además de resultar especialmente interesante para saber cuánto puede aguantar un teléfono y resistir el paso del tiempo. Aunque eso sí, os aseguramos que vuestros teléfonos nunca pasarán por pruebas tan duras como las que estáis a punto de ver.

El Motorola razr tiene un importante fallo de diseño

Como siempre en las pruebas que realiza Zack en sus vídeos, empezamos por saber qué dureza tiene la protección de la pantalla. Al ser un teléfono plegable (y no el Galaxy Z Flip), está protegida por plástico flexible, que es realmente blando. Tanto, que con un nivel 2 de dureza ya tendremos marcas y con un nivel 3, serán visibles a simple vista. Esto implica que incluso nuestra uña dañará la pantalla del Motorola razr, aunque es algo que ya esperábamos, al contar con pantalla de plástico flexible, como ocurrió con el Samsung Galaxy Fold en su momento.

El cuerpo del Motorola razr está construido en plástico en su totalidad, a excepción de la tapa superior, porque cuenta con una pantalla secundaria exterior. Si bien el plástico es bastante duradero, en un teléfono de 1.500 euros es algo que no debería ni siquiera mencionarse, la verdad. De todos modos, la construcción parece sólida, al menos de momento.

La siguiente prueba es la que más nos duele, sin lugar a dudas. Zack coge un puñado de piedras y las pone en la pantalla, plegando el teléfono por la mitad. Esto realmente es algo que no haríamos nunca con nuestro smartphone, pero es una forma de comprobar que pasaría si alguna vez se colase un poco de tierra en el pliegue. La pantalla no queda dañada a simple vista, aunque es probable que el plástico protector quede marcado. El problema es que en la bisagra ha entrado tierra, que hace que haga un sonido infernal y esto es un importante fallo de diseño.

Si bien Motorola consiguió ocultar prácticamente al completo el pliegue de pantalla del Motorola razr, esto les ha llevado a que al plegar el teléfono, la pantalla se levante unos milímetros de la zona central, por lo que el polvo tiene acceso directo a la bisagra, comprometiendo sus mecanismos y fiabilidad.

Pasamos a la siguiente prueba, la de fuego, literalmente. Acercando un mechero a la pantalla, vemos que antes de ver píxeles quemados, el plástico comienza a derretirse, algo que esperábamos, de nuevo, al contar con una pantalla fabricada en plástico.

Por último, la prueba de doblado. En este Motorola razr, obviamente solo tiene sentido intentar doblarlo hacia afuera, pues hacia adentro ya se pliega solo. El Samsung Galaxy Fold consiguió aguantar como un titán, pero en este caso, el Motorola razr no es tan resistente y acaba sucumbiendo a las manos de Zack, doblando el teléfono hacia fuera y dañando su pantalla de forma permanente. Ahora está en tu mano decidir si esta resistencia es suficiente para ti o no.

Juanjo Segura

Redactor en Pro Android | Apasionado por el mundo Android y por la natación. Siempre dispuesto a ayudar a cualquiera con problemas y/o dudas sobre smartphones. Me gusta cacharrear con cualquier aparato electrónico.

14/02/2020 10:04