Sin título

Google lo tiene todo ya preparado para sus presentaciones del próximo 4 de octubre y por lo que vamos conociendo las sorpresas quizás no sean tantas, ya que poco a poco vamos recibiendo filtraciones que nos anticipan las imágenes finales de los productos de la gran G.


¿Qué pretende Google con el cambio de Nexus a Pixel?


Hace escasos días hablábamos de un nuevo Chromecast 4K, pues sus imágenes ya han visto la luz, siendo muy similar a sus hermanos pequeños. Pero sin duda el gran atractivo de esta presentación se lo llevan los nuevos Pixel y todo lo que pueda suceder con la gama Nexus de aquí en adelante. En las últimas horas se han filtrado unas nuevas imágenes de lo que sería Pixel y lo cierto es que la fuente es muy fiable…

Evan Blass enseña la foto en las redes

Según el conocido Leaker, Evan Blass, la imagen de arriba de este articulo seria Google Pixel. Esta imagen la ha colgado en su Twitter y lo cierto es que Evan lleva varias filtraciones a sus espaldas y sin duda esta imagen puede ser completamente real. Sobre Pixel XL no se conoce nada nuevo en esta filtración, probablemente tengan el mismo tamaño, simplemente varíando los marcos según las pulgadas del modelo pequeño o grande.

Sobre el precio se estima que llegue a los 650 euros para la versión normal, un precio muy parecido al del Samsung Galaxy S7 y que puede pillar por sorpresa a algunos. Durante muchas semanas no paramos de recibir filtraciones sobre Pixel, su cámara de fotos promete (aunque esto sucede con casi todos los terminales) y se espera que no decepcione ya que fue uno de los puntos a favor del Nexus 6P. Por otra parte Daydream puede ser un buen compañero de viaje para estos nuevos teléfonos y Google lo tiene todo muy bien pensado para dar un golpe sobre la mesa.

Veremos si el 4 de octubre se descubre algo nuevo o una continuación de lo visto hasta ahora. SI hay algo en lo que destaque Google es en ofrecer calidad a un precio no desorbitado, solo nos queda esperar.

Fuente | Android Authority


Google Pixel 3, el nuevo portátil de Google no será un Chromebook