El Qualcomm Snapdragon 855 podría ser mucho más pequeño, potente y eficiente que el 845

La industria de los procesadores ha tomado un camino extraño en los últimos años, ya que ha ido perdiendo importancia con el paso del tiempo y la mejora de la competencia. Hoy toca hablar del Qualcomm Snapdragon 855, el próximo procesador estrella de Qualcomm que llegará en 2019. Aunque el procesador que monte tu dispositivo de gama alta cada vez es menos importante, los fabricantes se empeñan en seguir aumentando la potencia considerablemente, así como la cantidad de núcleos y la velocidad de conexión. El Qualcomm Snapdragon 845 ya tiene potencia de sobra y la tendrá durante muchos años, pero en 2019 podría llegar un nuevo chip que lo dejaría en ridículo.

También será de Qualcomm y muy posiblemente esté fabricado por Samsung, lo que nos deja saber que su procesador Exynos acogerá unas características muy similares, algo que ya hemos visto en 2018. El Snapdragon 855 tendrá un nuevo método de fabricación que le permitirá ser más pequeño, potente y eficiente, las 3 claves que cada año los fabricantes se empeñan en mejorar.


Samsung Galaxy S9 vs iPhone X: ¿cuál es más rápido abriendo aplicaciones?


El Qualcomm Snapdragon 855 estará fabricado en 7 nanómetros

Un nanómetro son una medida de longitud que se utiliza para muchas cosas, entre ellas denominar los procesos de fabricación y los tamaños de los procesadores. A lo largo de los años hemos visto como esta medida ha ido menguando poco a poco y en 2019 podrían llegar los procesadores de 7 nanómetros. Actualmente contamos con el Snapdragon 845, un chip que está fabricado en 10 nanómetros, al igual que el 835, un procesador que tiene un año de vida aproximadamente.

Tanto TSMC como Samsung tienen listo el método de fabricación de estos procesadores, por lo que Qualcomm podría elegir a cualquiera de las dos. Seguramente sea Samsung la encargada de hacerlo, por lo que la alianza seguirá un año más. Samsung es una de las compañías con más calidad a la hora de fabricar componentes y el mejor ejemplo es que Qualcomm, Google o Apple compran chips, pantallas y procesadores a la coreana.

Que el Qualcomm Snapdragon 855 baje hasta los 7 nanómetros es una muy buena noticia, ya que el procesador será más pequeño, tendrá más potencia y disminuirá considerablemente el gasto energético. No sabemos muy bien para qué queremos tanta potencia en los dispositivos móviles, pero Huawei seguro que estará en apuros para poder igualar la potencia del próximo procesador de Qualcomm.


El Xiaomi Mi A2 podría contar con un procesador MediaTek Helio P60 o P70


 Fuente | Sedaily

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

09/04/2018 15:00