En la actualidad vivimos rodeados de tecnología. Llevar una batería portátil en nuestra mochila o en el bolsillo contrario al que llevamos el móvil no es ninguna locura, y aunque muchas veces no sea nada cómodo o práctico, nos puede salvar de situaciones en las que quedarnos sin batería no es una opción. Es un accesorio barato y muy funcional, el cual ya se puede comprar en cualquier sitio. Hoy te voy a contar como funciona el negocio de las baterías externas, ya que hay muchas empresas haciendo una gran cantidad de dinero a costa de vender este tipo de productos, los cuales en muchos casos no son lo que prometen.

Un servidor ha estado en el mayor mercado de baterías externas que hay en el mundo. Está situado en Shenzhen, China y allí podemos encontrar millones de productos, no solo baterías externas. Es el paraíso del importador, ya que puede comprar lo que sea a muy buen precio y después grabar su logo de una manera muy sencilla para acabar duplicando, triplicando o cuadruplicar el dinero invertido. Hoy te voy a contar todas las claves del mercado de las baterías externas, y como tú mismo con menos de 300 euros puedes tener tu propia marca.

Batería, PCB y carcasa

Lo primero que debemos saber sobre una batería externa es, que está compuesto por 3 productos: una batería, un PCB y una carcasa. La función de esta última es sencilla, camuflar y proteger los componentes internos del producto, sin más complicación. Después seguimos con la batería. Nos vamos a centrar en las más comunes, las 18650. El nombre se lo dan las medidas de la misma: 18 mm de ancho y 65 mm de largo. Son baterías cilíndricas de Litio y son las más usadas en la industria de las baterías externas por su gran capacidad y la versatilidad que tienen en muchos diseños. Dichas baterías son recargables y no son difíciles de encontrar en internet.

Por último, contamos con el PCB, el segundo componente más importante. Es la placa encargada de gestionar la energía que entrega la batería. Este PCB es también un sistema de seguridad, ya que las baterías de Litio son menos seguras cuando su carga es casi nula o está completa. Este PCB se encarga de gestionar que no llegue a cargarse al 100% o que no se agote por completo. Por lo tanto es una parte muy importante, ya que proporcionará seguridad y calidad a la hora de entregarle la energía a nuestro smartphone. Dicho PCB suele ser una pequeña placa que alberga varios componentes soldados, así como las conexiones, leds o pantallas de la batería, si es que cuenta con ellas. Con estos tres componentes ya podemos formar una batería externa, y puede ser más fácil de lo que nos pensamos.

Localizar y comprar todos estos componentes

En mi viaje a China, además de millones de baterías ya listas, pude comprobar como en el mercado de Hua Qiang Bei puedes comprar cada uno de estos productos por separado. Te venden desde una unidad, pero el precio más económico lo encuentras cuando lo compras por lotes de cientos. Tan solo debes pensar qué tipo de batería quieres comercializar, con qué diseño y cuántos mAh quieres que tenga. Pongamos el ejemplo más sencillo, una batería de 2600 mAh con una entrada USB y otra microUSB.

No lo encontrarás todo el mismo lugar, ya que en un sitio podrás comprar la carcasa, en otro el PCB y en otro distinto la batería. Solo debes encontrar los componentes que te cuadren e ir probando. Es algo tan sencillo que lo puedes hacer sobre la marcha. Eso sí, podrás hacerlo de la manera más barata, comprando componentes sin certificación y con una calidad muy dudable, o por el contrario hacerlo con certificados y verificando la calidad.

Si elegimos la opción barata y sencilla, podremos encontrar carcasas con el PCB incluido, por lo que no tendremos que hacer ningún tipo de soldadura. Simplemente con comprar una batería 18650 de 2400 mAh, insertarla y cerrar la tapa con fuerza será suficiente para tener tu batería externa lista y funcionando. Si quieres complicarte un poco más y ahorrarte unos cuantos euros, puedes comprar la carcasa y el PCB por separado para después soldarlo. Es una opción más económica, pero mucho más engorrosa.

Con esto listo y con una buena pegatina puedes tener tu batería lista en 2 horas de recorrido por el mercado de Hua Quian Bei. Si todo te cuadra y decides lanzarte a la piscina será tan fácil como acordar un precio por un lote de 100, 300 o 1000 unidades de cada, eso ya depende de la inversión inicial que queramos hacer. Después le dices a los diferentes proveedores que te lo manden hasta España y cuando llegues de tu viaje te pones a ensamblar baterías.

No quieres ir hasta China, lo sé

Pero Quelian, no sé chino y viajar hasta allí… Puff. Tranquilo, como sé que lo primero que has pensado es, que esto solo está al alcance de muy pocos, te voy a enseñar una manera sencilla de hacerlo sin tener que moverte de tu casa. Abre la aplicación de Aliexpress en tu móvil. Sí, además de para comprar zapatillas baratas también nos sirve para esto.

Dos simples búsquedas: “Batería 18650” y “Carcasa batería 18650”. Con estas dos simples búsquedas puedes comprar los dos componentes más sencillos y baratos para crear una batería externa. En Aliexpress puedes comprar la batería 18650 de la que te he hablado y también la carcasa con el PCB insertado en el interior.

Posiblemente no lo sepas, pero el 90% de los productos tecnológicos que compras en Aliexpress proceden de los miles de puestos que hay en el mercado de Hua Qiang Bei. Sí, por esos mismos en los que tardas 2 horas en reunir todo lo necesario para montar tu batería externa. Se lo comprarás al mismo proveedor, con la diferencia de que el precio será algo más elevado en el caso de hacerlo por internet.

En menos de un mes puedes tener en tu casa la muestra de todos los productos para certificar que funciona correctamente y en otro mes más los lotes listos para empezar con el negocio.

Hagamos números

Todo negocio necesita hacer unas cuentas previas para saber si es rentable. Yo las he hecho en apenas media hora buscando en Aliexpress, ni si quiera en páginas como Alibaba, que se decidan a vender en mayores cantidades a un precio más bajo.

Lote de 50 baterías 18650 de 3600 mAh – 710 euros

1 carcasa con PCB y contacto batería – 1,44 euros ( 1,44 x 500 = 720 euros)

Con estos dos productos podemos tener todo lo necesario para tener nuestra propia marca de baterías externas. He elegido esta carcasa en concreto ya que cuenta con un diseño donde podemos estampar un logo fácilmente. En España podemos encontrar muchos comercios que venden este mismo tipo de batería, con una carcasa muy similar. No se trata ni mucho menos del precio más barato, ya que podemos encontrarlas desde 80 céntimos comprando una sola unidad.

En el caso de la carcasa no hemos encontrado un precio cerrado por lote, por lo que sale algo más caro, pero seguro que si contactamos con el vendedor el precio por unidad puede bajar incluso hasta la mitad, aún así, cogeremos el precio cerrado para echar las cuentas.

Si los cálculos no me fallan, cada batería nos sale por un precio de 2,86 euros puesta en España, con envíos incluidos y sin tener que pagar ningún tipo de impuesto adicional. Si echamos un rápido vistazo a los catálogos de comercios físicos y online de nuestro país, podemos ver como el precio medio de una batería de 2600 mAh es de unos 10 euros, dependiendo de la marca. La nuestra contaría con 3600 mAh, pero dado la procedencia de la batería no podemos asegurar que sea la capacidad real, y lo más posible es que cuente con unos 3000 mAh.

Si queremos vender nuestra batería en España tendremos que ponerle un logo y una caja donde comercializarla. Esto hacerlo en nuestro país no es demasiado caro y pongamos que con todo ello, nuestra batería se nos planta en un costo de 3,5 euros, tirando muy por lo alto. Si la vendemos por unos 9 o 10 euros, con las primeras 500 que vendamos, estaremos creando un beneficio de unos 3300 euros. Conseguimos casi triplicar la inversión, siendo nadie, simplemente saltándonos unos cuantos trámites legales y alguna que otra certificación. Desde el sofá de nuestra casa y haciendo unas simples búsquedas. Imaginad de lo que puede ser capaz una gran superficie viajando y comprando los componentes por decenas de miles.

Ten sumo cuidado con lo que compras

Todo lo anterior puede que le sugiera alguna idea a más de uno, pero la idea principal es que veas lo fácil que lo tiene cualquier usuario para crear un producto que a simple vista puede ser muy complejo. Con unos componentes que no están certificados, con unas baterías compradas en China sin ningún tipo de código o validación de la capacidad. Con un PCB que es una simple placa a la que han soldado dos conexiones. Puede que en un principio pienses que nadie compraría algo así, pero hay millones de personas haciéndolo a diario y cargando sus smartphones de 800 euros con este tipo de baterías.

Os voy a dejar varios ejemplos de diferentes superficies que venden una batería realmente parecida a la que he creado en unos simples minutos, con el precio que os he comentado, y con la misma mala pinta que la mía. Os puedo asegurar que si las abrimos, encontraremos exactamente lo mismo, batería 18650 sin ningún tipo de identificación y un PCB mal encajado que determina la seguridad de la misma.

Batería de 2000 mAh vendida por Carrefour 

Batería de 2600 mAh vendida por MediaMarkt 

Batería de 2600 mAh vendida por El Corte Inglés 

Batería de 2600 mAh vendida por Fnac

¿Qué quiero conseguir con este artículo? Simplemente que compres baterías externas con certificaciones, a marcas relevantes, con garantía y sobre todo con algo de sentido común. No os fiéis por el simple hecho de que se venda en una gran superficie de nombre reconocido, porque os la estarán colando de la misma manera que te la podría colar yo vendiéndote mi batería externa montada por mi.  Es un accesorio realmente peligroso si no se utiliza de la manera correcta y puede ocasionar muchos daños a nuestro smartphone y a nosotros mismos.