iPhone 11 Pro vs Samsung Galaxy Note 10: comparativa de características

Aunque parezca mentira, hoy es un día tremendamente importante para todos los fabricantes de smartphones Android. Apple acaba de presentar sus nuevos iPhone 11, iPhone 11 Pro y iPhone 11 Pro Max y son uno de los principales competidores para cualquier flagship actual. Nosotros hemos querido comparar uno de los mayores exponentes de Android con el nuevo iPhone 11 Pro. Por ello, hemos escogido al Samsung Galaxy Note 10, el modelo estándar, al igual que el del nuevo iPhone (sabemos que el 11 normal es como el XR del año pasado).

Ante todo, queremos decir que esto es una comparativa de características. Nosotros hemos tenido la oportunidad de probar el Samsung Galaxy Note 10, pero no el nuevo iPhone 11 Pro. Por tanto, vamos a comparar las especificaciones técnicas de uno y de otro y opinando sobre el papel, en qué apartados es mejor uno y en qué apartados es mejor el otro. También seremos objetivos y no nos dejaremos llevar por el sistema operativo (salgo algún matiz en según que apartado), para que no haya un favorito de primeras.

Diseño: agujero en pantalla frente a un notch considerable

Uno de los puntos que menos nos ha gustado del iPhone 11 Pro, es la nula evolución en el diseño de la parte frontal respecto a sus antecesores. Seguimos encontrando un notch de grandes dimensiones, muy lejos de ser estéticamente bonito. Sabemos que en su interior hay diversos sensores que hacen que merezca la pena, pero hemos visto como fabricantes Android han implementado el mismo hardware en un menor tamaño. El caso de los Google Pixel 4 de tener un marco entero, es por tener todavía más sensores en el mismo. Quizás Apple en este sentido debería de haber hecho un esfuerzo para mejorar en ese aspecto.

La pantalla del Samsung Galaxy Note 10 sin duda es uno de los apartados que más impresionan del teléfono. Cuenta con un aprovechamiento de marcos significativamente mejor al del iPhone. En este caso no tenemos un notch, ni grande ni pequeño, sino un agujero en la pantalla para la cámara frontal. A cambio, perdemos todos los sensores del reconocimiento facial 3D del iPhone 11 Pro, pero no le hacen falta al Note 10, pues cuenta con un lector de huellas ultrasónico debajo de la pantalla. En este terminal, también vemos que la pantalla cuenta con una curvatura a los lados, pero es un cambio meramente estético, funcionalmente nosotros seguimos prefiriendo las pantallas planas.

Sobre la parte trasera de los nuevos iPhone también ha habido diversidad de opiniones y controversia. Apple ha pasado de un módulo de dos cámaras bastante disimulado a un módulo cuadrado de un tamaño muy superior con tres cámaras. Pese a que de primeras impacte, al menos con tanta filtración nosotros nos hemos acostumbrado ya y probablemente pase con cualquier usuario. Además, sabemos como son muchas marcas Android, durante los próximos meses, veremos muchos teléfonos con un diseño similar. El resto de la trasera se mantiene limpia, solo con el logo de la manzana en el cristal trasero.

Samsung Galaxy Note 10+ completo

Respecto a la parte trasera del Samsung Galaxy Note 10, podemos decir que cuenta con un buen diseño, pero le falta personalidad. Podríamos estar frente a este teléfono de Samsung o frente a cualquier modelo de Huawei o marcas asiáticas. El factor que nos hace diferenciarlo es la serigrafía de Samsung. Es un teléfono bonito, pero no tiene esa esencia de diseño que caracteriza a otros teléfonos de la marca (menos por el S-Pen). En este sentido, nos gusta más el diseño del Note 10, pero el iPhone 11 Pro ha sabido diferenciarse con su diseño trasero.

En otros apartados del diseño, ambos modelos dejan de lado el jack de 3.5 milímetros para auriculares, aunque el iPhone 11 Pro sigue apostando por el conector Lightning, algo que nos parece un error garrafal en plena era del USB Tipo-C.

Características: Apple se supera cada año en el procesador

Como cada año, Apple nos ha sorprendido con su nuevo procesador, el Apple A13 Bionic, que de momento, parece ser el procesador móvil más potente del mercado. Con fabricación en 7nm y litografía EUV, Apple ha conseguido que su nuevo SoC tenga una potencia de órdago. Si a esto le sumamos la optimización del sistema y la potencia gráfica que tiene, parece ser el mejor procesador para los usuarios más exigentes. Sobre la memoria RAM, la marca no ha dado cifras, pero parece ser que seguimos en los 4 GB, insuficiente hoy en día para un flagship Android, pero con iOS es otra historia, aunque pensamos que debería haber una evolución.

Por otro lado, el Samsung Galaxy Note 10 también cuenta con uno de los mejores procesadores del momento: el Exynos 9825. Se trata de una versión mejorada del procesador de los Galaxy S10. Es el primer procesador de la marca de 7 nm y tiene una potencia increíble, aunque queda un pequeño paso por detrás del procesador de Apple, al menos en el rendimiento mono-núcleo. Probablemente donde más diferencia haya sea en la GPU, pues es el apartado en el que más se diferencia Apple de la competencia. Eso sí, en el Samsung Galaxy Note 10 contamos con 8 GB de memoria RAM, que permiten una mejor multitarea y el uso cómodo del modo PC con DeX.

Respecto a otras características, un apartado en el que el Samsung Galaxy Note 10 sí que supera al iPhone 11 Pro, es en el de la batería. Apple sigue sin cumplir en este aspecto y para un teléfono de 5,8 pulgadas, tener menos de 3.000 mAh de capacidad, no es suficiente. Samsung, por otro lado, alcanza los 3.400 mAh en el Note 10, que no es una locura, pero sí que nos arrojará mejor autonomía. Además, Samsung tampoco ha podido implementar una batería mayor debido al espacio ocupado por el S-Pen. Sobre la carga de ambos terminales, por fin el iPhone alcanza los 18W de potencia con el cargador incluido, pero el Galaxy Note 10 alcanza los 25W también con el cargador de serie.

Pantalla: dos OLED, dos tamaños

Apple dio el salto a las pantallas OLED hace dos generaciones con el iPhone X. Los paneles implementados son de buena calidad y ofrecen un contraste y unos colores imposibles de encontrar en las pantallas IPS o LCD. Su resolución es de 2.436 x 1.125, por lo que no tendremos problemas a nivel de detalle, puesto que la densidad de píxeles en esta pantalla de 5,8 pulgadas alcanza los 458 ppp. No estamos seguros, pero suponemos que la pantalla implementada en este iPhone 11 Pro es la misma que la de su antecesor, que no es para nada algo malo.

En el caso de Samsung, son tantos años utilizando este tipo de paneles, que nunca decepcionan. Podría decirse que la marca fue pionera en su utilización. El Samsung Galaxy Note 10 implementa un panel Dynamic AMOLED con una resolución FullHD+ (2.280 x 1.080 píxeles), ligeramente inferior a la del iPhone, pero que en su pantalla de 6,3 pulgadas se queda en los 401 píxeles por pulgada. A simple vista no notaremos diferencias en la visualización de su pantalla, por encima de los 300 ppp es complicado diferenciar los píxeles.

Samsung Galaxy Note 10 oficial

Pese a que la pantalla del iPhone 11 Pro tenga más definición que la del Samsung Galaxy Note 10, estamos bastante convencidos que el terminal de Samsung cuenta con un mejor panel. DisplayMate ya categorizó esta pantalla como la mejor del mercado y la verdad es que es una verdadera gozada ver contenido en la misma. A favor del iPhone tenemos que decir, que es complicado encontrar buenos terminales con ese tamaño de pantalla y que sean tan completos.

Cámaras: a falta de comparar, empate técnico

El iPhone 11 Pro es el primer terminal de la compañía en llegar con tres cámaras en la parte trasera. Era algo que muchos usuarios de la marca llevaban pidiendo, sobre todo desde la popularización del gran angular en los smartphones. Por ello, Apple ha optado por incluir tres sensores de la misma resolución: 12 megapíxeles, pero cada uno de ellos orientado a una función en específico. El primer sensor, es el principal. En segundo lugar, tendremos a la cámara telefoto con apertura focal f/2.4 y en último lugar, el gran angular, con 120º de ángulo de visión con f/2.4 también.

En el Samsung Galaxy Note 10 nos encontramos con los mismos tipos de cámara: principal, gran angular y telefoto. La primera de ellas es de 12 megapíxeles con apertura focal variable f/1.5-2.4; la segunda, cámara telefoto también de 12 megapíxeles f/2.1 y doble OIS. Por último, la cámara gran angular asciende a los 16 megapíxeles con una apertura focal f/2.2.

La verdad es que en cuanto a características, parece haber empate técnico, pero nos da la sensación de que el iPhone 11 Pro conseguirá unos mejores resultados, pues cuenta con un sensor de mayor tamaño. Además, Apple suele mantener el mismo equilibrio de colores, rango dinámico, etc. entre cámaras, algo que le da una uniformidad a la experiencia fotográfica que es de admirar. De todos modos, la balanza se inclinará a un lado o a otro cuando salgan los primeros resultados reales de estas cámaras.

Precio: ninguno es barato, pero hay una gran diferencia

Pese a que ninguno de estos dos teléfonos cuente con un precio reducido, seguimos encontrando una diferencia de precio significativa entre ambos. En el caso del iPhone 11 Pro, llegará al mercado por un precio de 1.159 euros (999 dólares). Seguimos sin entender el por qué de este incremento de precio en los terminales de Apple, pero eso provoca que este terminal sea 210 euros más caro que el Samsung Galaxy Note 10, cuyo precio oficial de salida al mercado fue de 949 euros. No es que sea económico, pero la diferencia es bastante obvia.

Fuente de la imagen de cabecera| Digitaltrends

Juanjo Segura

Redactor en Pro Android | Apasionado por el mundo Android y por la natación. Siempre dispuesto a ayudar a cualquiera con problemas y/o dudas sobre smartphones. Me gusta cacharrear con cualquier aparato electrónico.

10/09/2019 20:42