htc10-resistencia-pruebas

Tras el bajón comercial que sufrió HTC con la salida de su m9, vuelve al mercado con la lección aprendida y las cosas muy claras. Ha decidido romper con el pasado y lo ha demostrado al presentar su nuevo modelo HTC 10. Todo muy bonito hasta que el dispositivo es expuesto a las pruebas de resistencia más famosas del mundo.

¿Es el HTC 10 tan resistente cómo nos lo venden?

Ya es de obligado cumplimiento ver un terminal de gama alta pasando por estas pruebas, o torturas, según se mire.
En esta ocasión veremos cómo el HTC 10 se enfrenta a unos profundos (y dolorosos) arañazos, a la llama de un mechero y a la fuerza ejecutada por unas manos que harán lo posible por doblar al smartphone.
Es verdad, que a ninguno de nosotros se nos ocurriría jamás hacer sufrir de esta manera a nuestro móvil, más que nada por lo que nos ha costado, ya que precisamente baratos no son.

A continuación veréis el vídeo de este famoso youtuber y veremos qué tal enfrenta este HTC cada prueba de resistencia:

Como en todas las pruebas, se empieza por intentar rayar la pantalla a diferentes profundidades y parece que el HTC 10 se muestra bastante resistente, ya que tan solo ha mostrado marcas bastante destacables en la línea número 7 con rayones profundos.

Estamos ante un valiente HTC, lo difícil de superar, en cuanto a recubrimiento del terminal, llega ahora. Este HTC se enfrenta al temido cúter y aquí, en comparación con pruebas anteriores realizadas a otros terminales, se muestra un poco flojo y de manera sencilla se consigue arañar el recubrimiento de su cuerpo metalizado. El siguiente paso es usar una llave, y vemos que tras “arañar” con la llave, pasamos los dedos y se borran los rastros de los rayones.
Los cristales que recubren las cámaras son realmente resistentes, ya que ni siquiera el cúter es capaz de hacerles ni la más mínima marca.
Los diferentes botones con los que cuenta el dispositivo también se arañan de forma sencilla con el cúter.

¿El fuego es el gran enemigo?

Pasamos al fuego, es otro de los factores imprescindibles en estas pruebas. Consiste en pasar la llama de un mechero convencional por la pantalla y manteniendo la llama fija en un unto cualquiera de la pantalla durante unos 10 segundos. Es impresionante, la pantalla se queda marcada con una especie de círculo negro. Círculo que comienza a desaparecer hasta que no queda ni rastro de él.

¿Se dobla?

Vayamos al último paso de estas pruebas, el bendgate, la cual mide la resistencia al ejercer fuerza sobre el dispositivo e intentar ser dolado.
Este HTC, como podéis observar en el vídeo, se comporta maravillosamente bien. Siendo uno de los terminales que mejor supera esta prueba.

Sin duda, HTC se ha puesto las pilas y dudamos mucho que vuelva a caer en sus errores del pasado.