¿Qué es la estabilización óptica de los smartphones y para qué sirve?

Una de las características que se esta poniendo de moda en los smartphones de gama alta de los últimos años es la estabilización óptica, también conocida como OIS. Junto a aspectos como la apertura focal y el número de megapixeles, determina en buena medida la calidad final de la imagen, además de los videos, como no podía ser de otra manera. En nuestro afán por acercaros un poco más el arte de la fotografía, en esta ocasión os enseñaremos qué es la estabilización óptica en smartphones y cámaras convencionales y para qué sirve.

Antes de proceder con las explicaciones pertinentes, os recomendamos que le echéis un vistazo al artículo donde explicamos qué es la apertura focal y en qué aspectos de la fotografía móvil influye.


Fotografía móvil I: cómo hacer fotografías nocturnas con buena iluminación


¿Es importante la estabilización óptica en smartphones?

Para dar respuesta a esta pregunta, tendremos que servirnos de la definición pura del término de estabilización óptica. Según la Wikipedia, la estabilización óptica o estabilizador de imagen se define como el dispositivo encargado de reducir las vibraciones en la captura de una imagen cuando en la toma se producen movimientos no deseados.

estabilizador óptico del Galaxy S9

Estabilizador óptico del Samsung Galaxy S9

En los smartphones y las cámaras comunes, se trata de una especie de sistema mecánico hallado en el objetivo del sensor con dos superficies flotantes que realizan un movimiento opuesto al generado en el cuerpo de los mismos. Es decir, que cuando el cuerpo se mueve hacia arriba, el mecanismo compensa el movimiento empujando hacia abajo el sensor de la cámara. Esto no solo influye a la hora de realizar videos, sino en la toma de fotografías nocturnas y de interiores. Es de sobra conocido que para obtener una captura con un tiempo de exposición alto se necesita mantener el cuerpo estático. Además de reducir las vibraciones generadas durante la captura, un buen estabilizador ayuda a sacar imágenes mucho más luminosas.

Por otra parte, cabe destacar la mayor amplitud que éste permite tanto en la toma de videos como de fotografías. En detrimento de la estabilización digital, la OIS no reduce la resolución y la distancia focal del objetivo, haciendo que éstos se capturen con la mayor calidad posible. Por contra, la realizada mediante software realiza un recorte del plano para compensar el movimiento detectado, con la pérdida de calidad, resolución y luminosidad que ello conlleva. Como habéis podido observar, la estabilización óptica afecta a más aspectos de la imagen de lo que podríamos pensar en un principio. ¿Os ha sido útil la guía? Hacédnoslo saber en la sección de comentarios.


Cómo escanear fotografías en papel con nuestro móvil gracias a Google FotoScan


 

Juan Carlos Broncano

Redactor en Pro Android | Tecnófilo, empecé en el mundo de la tecnología con mi antiguo Nokia 5800 y mi Acer Aspire 5732Z; desde entonces no he dejado de cacharrear con todo tipo de tecnología. Enamorado de mi Meizu M2 y mis guitarras.

24/03/2018 20:00