Análisis del Motorola Moto E6 Plus: no hay por dónde cogerlo

Durante estos últimos días hemos estado probando un teléfono que nos ha transportado al pasado en varios sentidos. Y no, no es un análisis retro ni nada por el estilo, puesto que estamos hablando de un teléfono presentado hace un mes prácticamente y que llega al mercado de la gama de entrada a un precio de 139 euros (153 dólares). Hablamos del Motorola Moto E6 Plus, un teléfono básico, muy básico que no ha acabado de convencernos. ¿Quieres saber por qué? Aquí te traemos nuestro análisis en profundidad, donde seguro que encontrarás algunas sorpresas.

En Pro Android solemos hablar mucho de teléfonos de alta gama y de gama media, pero la gama de entrada suele ser menos atractiva y acaba cayendo un poco en el olvido. Por eso el análisis de este Motorola Moto E6 Plus es tan interesante. Se trata de una opción para la gama de entrada y al pertenecer a una marca tan popular como Motorola, puede captar la atención de varios usuarios, pero tras probarlo, os podemos decir que mejor os mantengáis lejos de este teléfono, con una única excepción.

Hablemos de sus características

Antes de entrar de lleno en nuestra experiencia de uso con este Motorola Moto E6 Plus, os dejamos con su hoja de características al completo para que podáis entender algunas referencias que hagamos hacia ciertos detalles técnicos. Volvemos a repetir que su precio es de 139 euros, para poder contextualizar en algunos apartados.

Motorola Moto E6 Plus
Pantalla6,1 pulgadas IPS en resolución HD+ (282 ppp) y un 80,3% de frontal ocupado
ProcesadorMediaTek Helio P22
Memoria RAM2 GB
Almacenamiento interno32 GB ampliables mediante tarjeta microSD
Dimensiones155,6 x 73,1 x 8,6 milímetros
Peso149,7 gramos
Cámaras traserasPrincipal 13 megapíxeles f/2.0
Profundidad de 2 megapíxeles
Cámara frontal8 megapíxeles f/2.0
ConectividadBluetooth 4.2, microUSB, WiFi 802.11 b/g/n, radio FM, jack de 3.5 mm
SistemaAndroid 9.0 Pie
Batería3.000 mAh extraíble con cargador de 5W

De primeras es bastante obvio que estamos frente a un terminal de características recortadas. En pleno 2019, 2 GB de memoria RAM están ya al límite de lo recomendable (más allá de Android Go), pues hay marcas que por un mismo precio dan el salto ya a los 3 GB y creednos, que la diferencia es notable, pero no adelantemos acontecimientos.

Un diseño llamativo, ligero y ¿modular?

Nada más sacar de la caja al Motorola Moto E6 Plus, hubo algo que nos llamó la atención: su ligereza. Probablemente estaríamos hablando de un peso de 120 gramos o algo así y para un teléfono de 6,1 pulgadas, es muy poco, sobre todo porque no es tan compacto como se podría esperar. La razón es bastante sencilla: cuenta con una batería extraíble. Sí, en pleno 2019 y casi en 2020, un teléfono recién presentado vuelve a optar por una tapa trasera retirable (por lo tanto intercambiable) y una batería extraíble.

Si bien este tipo de baterías han tenido fieles defensores durante años, ya hace mucho que los fabricantes las dejaron de lado y nadie ha vuelto a mirar atrás. Una vez colocada su batería, el peso asciende a casi 150 gramos, que sigue sintiéndose muy ligero en la mano, pero un peso más real. Ya que estamos hablando del interior de la tapa trasera, contamos con dos ranuras para tarjetas SIM (una microSIM y otra nanoSIM), además de la posibilidad de introducir una tarjeta microSD. Al no ser una bandeja extraíble, no hay problema de tener que escoger dual SIM o ampliación de memoria, pero hay otro problema.

Motorola Moto E6 Plus

Hoy en día prácticamente todos los nuevos teléfonos utilizan una nanoSIM, pero para hacer uso de esta tarjeta, deberemos retirar la batería para introducirla. Eso nos obliga a apagar el teléfono, parece una tontería, pero es algo a tener en cuenta. En caso de no querer hacerlo, deberemos utilizar la ranura microSIM y el respectivo adaptador que se nos incluye en la caja. Al final nuestra sensación en este aspecto de un teléfono con la tapa trasera retirable, con batería extraíble, etc. era de estar frente a un móvil de 2015 o anterior, sin exagerar.

Hay un tipo de usuario a quién podría venirle bien este tipo de diseño: aquel que tenga dos o más baterías para el Motorola Moto E6 Plus y que cuando necesite una recarga, tan solo tenga que intercambiar una batería por la otra. Más adelante hablaremos sobre su autonomía y sus tiempos de carga.

El Motorola Moto E6 Plus es un teléfono llamativo, por lo menos en nuestra unidad. La razón es el color escogido para su parte trasera (o su no color), pues el plástico cuenta con un acabado espejo que refleja absolutamente todo. Sin duda, provoca que cualquier persona se fije en el teléfono e incluso pregunte si es una funda. El espejo puede ser útil en algún caso de apuro incluso, pero tiende a deformar la cara, como si se tratase del filtro de cámara de alguna aplicación. En esta parte trasera contamos con las dos cámaras principales y con el lector de huellas, integrado con el logo de la compañía.

Sobre su parte frontal, para estar frente a un teléfono de 139 euros, el aprovechamiento de marcos es aceptable, aunque el inferior o barbilla es más grande de lo esperado, pero bueno, por el precio, qué más podemos pedir. Cuenta con un notch tipo gota de agua, que permite que la pantalla se pueda aprovechar casi en su totalidad y no moleste a la hora de consumir contenido multimedia o jugar.

En la parte inferior del Motorola Moto E6 Plus tenemos tres elementos: micrófono para llamadas, altavoz multimedia y puerto microUSB. A día de hoy, el precio de un teléfono no es excusa para no implementar un USB tipo C. El lateral derecho cuenta con dos botones de plástico (todo el teléfono es de plástico), los de volumen y el de encendido y apagado, que cuenta con un patrón de rayas que permite encontrarlo fácilmente y que tenga buen tacto. En la parte superior solo tenemos el conector jack de 3.5 milímetros para auriculares.

Pantalla: la resolución penaliza

No podemos criticar en exceso la pantalla de un teléfono tan económico. Más que nada porque es uno de los componentes que más diferencian la calidad de un smartphone y eso implica que cuánto más barato sea un teléfono, peor será su pantalla. En general, el Motorola Moto E6 Plus nos ha permitido disfrutar del contenido de la pantalla en cualquier situación. Nuestro mayor temor era en condiciones con mucha luz o sol directo, pero podíamos visualizarla correctamente para responder mensajes o consultar redes sociales. Si tenías pensado ver una serie bajo el sol, no es tu teléfono.

Donde nos esperábamos un mejor resultado, era en el caso contrario. En condiciones de muy baja luz, el brillo mínimo no era lo suficientemente bajo y provocaba molestia, por lo que hemos acabado recurriendo a otras aplicaciones para bajar el nivel del brillo de la pantalla. Como punto positivo, el filtro de luz azul nos permitía una experiencia más satisfactoria en la noche, pero esto es más mérito del sistema que de la propia pantalla.

Puestos a hablar del brillo, lo hemos llevado en automático (para poder probar bien el sensor de luminosidad) y al final hemos acabado por llevarlo de forma manual. Nos ha dado la sensación de ser muy sensible y de hacer cambios demasiado bruscos en el nivel del brillo. Si estamos a oscuras y detecta una pequeña luz en un instante (una farola en la calle, por ejemplo), subirá al instante el brillo a un nivel alto, lo que provoca deslumbramiento. En el caso contrario pasa lo mismo, si vamos por una calle muy iluminada y pasamos por una sombra, bajará al mínimo impidiendo que veamos la pantalla.

El tener un tamaño de 6,1 pulgadas y una resolución HD+ (lo que arroja una densidad de píxeles de 282 ppp), nos hizo pensar que tendríamos problemas con el nivel de detalle. Para el uso diario, ni siquiera nos hemos dado cuenta de ello, pero a la hora de leer textos en páginas web, acercarnos el móvil a la cara o en juegos con detalles pequeños (tipo Brawl Stars), sí que hemos notado esa falta de nitidez esperada. Un usuario poco exigente puede vivir con ello, sobre todo tras el precio tan reducido de este Motorola Moto E6 Plus.

En cuanto a la calidad de los colores, tienden a ser más fríos de lo que nos gustaría. Es algo que sobre todo notamos en los blancos, pero al final, si no tienes otro móvil con el que comparar, es posible que no te des cuenta. En los ajustes no podemos calibrar los colores, pero sí se nos permite activar el “Always On Display”, así como cambiar el tema del teléfono por uno oscuro (aunque no cambia aplicaciones como Instagram y Google Play).

Instagram

Sobre la experiencia general de esta pantalla, solo podríamos quejarnos de su sensibilidad, sobre todo a la hora de hacer toques momentáneos. Si estamos escribiendo, haciendo scroll en alguna aplicación, etc. no tendremos ningún problema. En el caso de querer abrir alguna aplicación o entrar en algún menú del sistema, juego o algo similar, hemos tenido que hacer varios toques en algunas ocasiones para que la pantalla nos detectara de forma correcta.

Rendimiento: sin duda lo peor del dispositivo

Ya nos habíamos visto en alguna situación en la que el hardware de un teléfono nos había hecho tener prejuicios bastante serios respecto a su rendimiento. En este caso el MediaTek Helio P22 y sus 2 GB de memoria RAM han cumplido con lo esperado y es un rendimiento flojo. Demasiado flojo. Sorprendentemente, el peor aspecto de su rendimiento lo hemos visto en el propio sistema y en aplicaciones de uso normal, no así como en juegos, cosa extraña. Pero bueno, paso a paso.

Mario Kart Tour

Primero hablemos del rendimiento del sistema en general. La mayoría de transiciones sufren de falta de fluidez, van a trompicones. No exageramos al decir esto, pues incluso rechazando las notificaciones, vemos como todo funciona a un rendimiento demasiado bajo. Esto pasa en casi cualquier pantalla, las ventanas se abren y cierran lento, la multitarea es muy molesta de usar por lo que tarda en abrirse. Además, el gesto de deslizar desde la barra de navegación hacia arriba para acceder al cajón de aplicaciones, directamente no funciona la mayoría de veces y se queda en la multitarea, obligando a realizar dos gestos y esperar varios segundos.

Ya hemos comentado antes el problema con la apertura de aplicaciones y menús, pero este aspecto no sabemos si es problema del rendimiento en sí o de la sensibilidad de la pantalla. La lentitud del sistema llega a tal punto que en algunas situaciones incluso vemos retraso a la hora de escribir en el teclado y el texto que vamos escribiendo, algo que no experimentábamos desde hacía años, literalmente. La verdad es que teniendo en cuenta que estamos en una versión de Android 9.0 Pie muy limpia, esperábamos un mejor rendimiento en este sentido. También hay algo que nos ha resultado molesto visualmente: la barra de notificaciones acaba por debajo del notch, algo que os estaremos mostrando en una imagen.

La sorpresa ha sido el rendimiento en videojuegos. No nos lo esperábamos, pero el Motorola Moto E6 Plus se ha defendido en este aspecto, sobre todo en juegos más exigentes. Por ejemplo, en Brawl Stars, la experiencia no ha sido la mejor que podíamos tener, pero era jugable. En Mario Kart Tour, salvo algún pequeño tirón de fps, de nuevo ninguna queja. Pero sin duda, ha sido en Call of Duty Mobile donde más nos ha sorprendido. De serie vienen los gráficos en bajo (no pueden subirse) y la tasa de fotogramas en medio. La experiencia ha sido fluida, precisa y con unos gráficos mejores de lo esperado con esta configuración. Muy sorprendidos nos ha dejado en este caso.

CoD Mobile

Hemos querido pasar algunos benchmark también, por el qué dirán más que nada. En caso de Androbench, podemos ver que la velocidad del almacenamiento interno es de unos 200 MB/s, muy inferior a la media actual que por lo menos ronda los 500 MB/s en terminales de unos 200 euros aproximadamente. Ni que decir queda, que está muy lejos de las velocidades de la gama alta, pues el UFS 3.0 alcanza los 1.500 MB/s. En AnTuTu el resultado ha sido de 75319, Geekbench ni siquiera es compatible. Lo esperado en este aspecto, una de las peores puntuaciones que se pueden conseguir hoy en día.

Respecto al audio, no teníamos muchas expectativas tampoco y al final ha resultado ser bastante justo. El volumen no está mal, pero comienza a distorsionar demasiado pronto, además de ser muy metálico y sin matices. Muy plano al fin y al cabo. Si lo usas para ver vídeos de YouTube, escucharás la voz y poco más, pues si hay música de fondo, en algunas ocasiones no llega a apreciarse. A la hora de escuchar música, recomendamos un altavoz Bluetooth, pues por poco dinero mejorará mucho la experiencia de audio y no destrozarás esas canciones que tanto te gustan.

Cámaras: resultados demasiado dispares

En el apartado de las especificaciones ya os hemos comentado que cuenta con una cámara principal de 13 megapíxeles, acompañada por una de 2 megapíxeles para mejorar el efecto de profundidad. En este caso los números importan poco, pues la experiencia ha sido terrible. Sí, somos conscientes del precio del Motorola Moto E6 Plus, pero las cosas como son, pocas fotografías se salvan. Como era de esperar, en condiciones de mucha luz, el teléfono se defiende y las fotos son aceptables. Eso sí, su rango dinámico es pésimo y en muchas fotografías veremos como hay zonas quemadas, mientras que otras permanecen totalmente a oscuras, incluso con el HDR activado.

En cuanto la luz baja un poco, es cuando empieza el show. Cualquier parecido con la realidad, es pura coincidencia. Los colores que nos muestran las fotografías no tienen nada que ver con lo que ven nuestros ojos. Sobre todo el color del cielo o la luz de las farolas es dónde más llama la atención. La mala interpretación de esos colores, hace que la fotografía sea irreal y nada parecida con lo que se quería captar. Como punto positivo, aunque la luz desaparezca, mantiene un nivel de detalle bastante decente, así como poco ruido (relativamente hablando).

La cámara frontal es otro de los puntos en los que puede engañar, pues sus 8 megapíxeles hacen que se asemeje a las resoluciones de cámaras de teléfonos más caros. Pero los resultados son desastrosos. Incluso con buena luz veremos que la foto tiene demasiado grano, poco detalle en general y además, un ángulo de visión muy pobre, por lo que mejor nos olvidamos de hacer selfies de grupo. En este aspecto no tenemos muy claro que otras alternativas por el mismo precio lo puedan hacer mejor, pero la cámara interior de este Motorola Moto E6 Plus, acabaremos usándola en situaciones donde no queda otra.

Sobre la aplicación de cámara, no podemos hablar mucho, pues es muy sencilla. Es la misma que encontramos en cualquier teléfono con procesador MediaTek y que la marca no se ha preocupado por cambiar la interfaz de la misma. Es algo que nos extraña, pues en otros terminales Motorola ya nos ha mostrado una interfaz más que correcta, pero no es el caso de este Motorola Moto E6 Plus. Podremos hacer fotos panorámicas, grabar vídeo hasta en FullHD (sin estabilización y con un audio fatal) y poner algunos filtros, así como el modo belleza de turno. Como curiosidad, Google Lens viene integrado en esta aplicación de cámara.

Batería: una grata sorpresa que puedes mejorar fácilmente

Hoy en día, que una batería tenga 3.000 mAh no impresiona a nadie. Bueno, suele impresionar para mal y en este Motorola Moto E6 Plus teníamos unas expectativas bajísimas en este aspecto. Sin duda, ha sido lo mejor del teléfono, pues no hemos tenido que preocuparnos para que llegase al final del día sin pasar por el cargador. Con un uso intensivo hemos alcanzado casi las 7 horas de pantalla activa y con un uso moderado durante algo más de un día de uso, las 6 horas y pico.

La verdad es que es más de lo que esperábamos para una batería de 3.000 mAh y lo mejor de todo, es que esas 6-7 horas de pantalla activa, pueden pasar a ser 12-14 o 18-21 con algo tan sencillo como cambiar la batería por otra que tengamos en nuestra mochila y que esté totalmente cargada (y después por otra, etc.).

Esto lo vemos especialmente útil por una cosa: ahorrarnos los tediosos tiempos de carga del teléfono. Con sus 3.000 mAh y el cargador de 5W que nos viene en la caja, tardaremos casi 4 horas en cargar por completo el Motorola Moto E6 Plus. Si cargas el teléfono por la noche, sin problema, pero si lo haces a mitad del día, ten paciencia. Si necesitas una recarga rápida, mejor despídete. En Pro Android te recomendamos comprar una batería extra, para no quedarte sin carga nunca y así en unos pocos segundos vuelves a estar al 100%.

Nuestra opinión del Motorola Moto E6 Plus

Tras casi dos semanas probando este Motorola Moto E6 Plus, tenemos claras nuestras conclusiones. Lo primero de todo es que no podemos recomendar este teléfono. Al menos no a cualquier persona que tenga un presupuesto de unos 150 euros. La experiencia ha sido tediosa y en más de un momento hemos dejado de utilizar el teléfono por la lentitud del mismo. Por este presupuesto no se puede esperar demasiado, pero poder entrar en WhatsApp de forma cómoda, debería ser algo indispensable y en este Motorola Moto E6 Plus, incluso eso parece ser una tarea complicada.

El mejor aspecto de este Motorola Moto E6 Plus es el de su batería, pero es que por un precio igual o similar, tenemos alternativas mejores en prácticamente todo, como el Redmi 7, con mejor procesador, cámaras y experiencia en general. Solo podemos recomendar este teléfono a quien quiera la posibilidad de intercambiar la batería fácilmente y que esté dispuesto a renunciar a todo lo demás por ello. Sin duda, Motorola tiene muchos mejores terminales que este Motorola Moto E6 Plus.

Juanjo Segura

Redactor en Pro Android | Apasionado por el mundo Android y por la natación. Siempre dispuesto a ayudar a cualquiera con problemas y/o dudas sobre smartphones. Me gusta cacharrear con cualquier aparato electrónico.

17/10/2019 19:30