Vine-para-Android

Ya os contamos que muy a nuestro pesar, Twitter había comunicado el cese de publicaciones en Vine para posteriormente cerrar la aplicación cuando el tráfico hubiera bajado hasta los mínimos. No sabemos muy bien los motivos, ya que es una de las mejores cosas que ha hecho y que hará Twitter. La red social de vídeos le ha quitado mucho protagonismo a otras redes de la competencia como Instagram o Facebook, aunque en estos momentos no se encuentra en su mejor momento.


Es más seguro para nuestra salud besar un váter que hablar por teléfono 


Twitter ha querido empezar a despedir empleados y ha decidido que Vine es prescindible en su lista de allegados. Por el momento la aplicación seguirá activa, aunque no tendrá ningún tipo de soporte y el cese de contenido es inminente. Esto provocará que los usuarios cierren sus perfiles y se olviden para siempre de una de las mejores redes sociales que hemos tenido en mucho tiempo. 

Todo esto podría cambiar gracias a PornHub

No sabemos si antes del comunicado, la gente de Twitter ofreció Vine a alguna compañía interesada en comprarla, pero lo que sí sabemos es que ahora una de las compañías más importantes del mundo del porno se ha interesado por la aplicación de vídeos cortos.

Esta es PornHub, y aunque posiblemente no la conozcas porque nunca has entrado en ella, tenemos que decirte que es una de las páginas porno que más tráfico mueve en todo el mundo. Pues bien, el CEO de PornHub ha enviado una carta al mismo cargo de Twitter para comunicarle que quiere comprar su red social. Esto es lo que podemos leer de dicha carta. 

We figure since Twitter has dropped (Vine) and is having significant layoffs, that you and your stakeholders could benefit from a cash infusion from the sale of Vine. Not to mention we would be saving Vine gems like ‘Damn Daniel,’ ‘Awkward Puppets’ and many more.

No sabemos el motivo por el cual PornHub quiere comprar la aplicación y tampoco sabemos si es para un modelo de negocio distinto al del porno, pero de lo que estamos seguros es, que Twitter negará la venta de una aplicación de la cual ya ha desistido y no querrá que se convierta en una red social porno donde la gente suba contenido sexual.


Allo llega a su versión 2.0