Test de resistencia del Google Pixel 3 XL: ¿el móvil menos resistente a arañazos del mercado?

Hace un par de semanas que se presentó el Google Pixel 3 y 3 XL. Ya conoces todos sus detalles de diseño, características y otras curiosidades que te hemos contado. Hoy podemos anunciar que el Google Pixel 3 XL ya ha pasado por uno de los test más esperados de YouTube. El canal JerryRigEverything lo ha maltratado como suele hacer y ya podemos sacar una conclusión con este dispositivo. Podemos decir que es uno de los más decepcionantes que hemos visto en la gama alta, pues tiene un fallo que puede echarte para atrás a la hora de comprarlo. Podemos catalogarlo como un dispositivo resistente a todas las pruebas, excepto a una: los arañazos.

Este año Google ha decidido cubrir la parte trasera del terminal con un cristal esmerilado que deja un aspecto mate. Al tacto es bastante agradable y aunque se trata de cristal su sensación nos recuerda más al metal. Aunque algunos analistas ya dejaron pistas en el evento de presentación hoy lo podemos confirmar. Este cristal es un fallo muy grave de diseño.


El Pocophone F1 soluciona uno de sus problemas más grandes


El cristal trasero del Google Pixel 3 XL se raya con mirarlo

La pantalla, la resistencia al doblaje o el fuego. En todos estos apartados el móvil responde de forma normal y es comparable con el resto de gamas alta que han pasado por esa mesa de tortura. La cosa cambia cuando el Pixel 3 XL se enfrenta a cualquier objeto mínimamente metálico. Prácticamente cualquier material araña la parte trasera. Cualquier smartphone de cristal puede resistir perfectamente el paso de una moneda por su superficie. El Google Pixel 3 XL no. Si introduces el móvil con unas monedas en el bolsillo, este saldrá muy mal parado. 

El cristal esmerilado que ha utilizado Google es muy estético y agradable al tacto, pero tiene resistencia 0 a cualquier material que haga contacto con esta superficie. Unas llaves, una moneda, un bolígrafo… Cualquier cosa araña esta parte trasera. Y no, no se va con el tiempo. Pasar el dedo ayuda a retirar alguna viruta y hacer que el arañazo se note menos, pero seguirá ahí de por vida.

El cristal aumenta la fragilidad de los smartphones considerablemente, pues una caída puede destrozar la parte trasera. Eso sí, muchos de estos smartphones de cristal soportan arañazos de llaves, monedas o pequeños objetos metálicos. El Google Pixel 3 XL suma un nuevo condicionante a esta fragilidad del cristal. 

Si tienes un anillo en la mano es posible que el simple hecho de sostener el smartphone arañe la parte trasera. Es algo muy problemático y que podría condicionar las ventas del dispositivo. Si no optas por una funda estamos seguros de que tras una semana de uso tu móvil tendrá varios arañazos muy antiestéticos en la parte trasera. 


Samsung está trabajando en un sensor de huellas bajo que funciona en toda la pantalla


 

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

22/10/2018 11:35