nexusae0_kondik

Si eres un usuario de Android y te gusta moverte entre las noticias relacionadas con el sistema operativo, seguro que conoces Cyanogen. Es una de las empresas más importantes y que más le ha dado al sistema operativo, con una de las comunidades más grandes. Pero hay que ser realistas, las cosas en Android ya no son como antes, y los usuarios no ven tanta necesidad de rootear sus dispositivos y cambiar la ROM una y otra vez por gusto. Ahora el sistema es mucho más completo y lidia con los problemas que veíamos hace unos años sin necesidad de cambiar nada.


Este podría ser el nuevo Moto Z 2017


Esto ha hecho que una empresa como Cyanogen no esté en su mejor momento. Pero no solo eso, sino que muy pronto podríamos ver cambios muy drásticos en su camino. Ya hemos visto como un nuevo director ha sido nombrado, el cual ha comunicado que dejarán una de sus oficinas para pasar  estar todos los empleados juntos y poder trabajar de una manera más unida. Esto se resume en que los problemas económicos de la empresa son reales y necesitan recortar gastos. Esto lo han conseguido pasando a estar en solo una oficina y despidiendo a una parte importante de la plantilla. Pero no es todo…

Uno de los primeros fundadores se despide

Posiblemente te suene el nombre de Steve Kondik ya que fue uno de los fundadores de la compañía. Es una de las personas que más ha aportado a Cyanogen, pero parece que no encaja en la nueva etapa de la empresa. Gracias a un comunicado podemos saber que Steve ha dejado de formar parte de la compañía. 

www.fandroides.com_wp_content_uploads_2015_08_cyanogenmod_logo

Ya sabíamos que desde hace un tiempo no se encontraba a gusto, y que los problemas en el trabajo el otro fundador de Cyanogen eran reales. Esto nos ha dejado con la situación actual, donde Steve Kondik ya no pertenece a la compañía.

No sabemos muy bien cuál será el camino de Cyanogen ahora, ni de Steve Kondik, una persona a la cual seguro no le costará encontrar un puesto de trabajo en otra compañía.


El nuevo Xiaomi Lunar nos medirá el sueño