samsung-galaxy-s6-edge

Acabamos de pasar una época de filtraciones sobre Samsung no que veremos hasta dentro de unos meses con la salida del Galaxy S8. El Note 7 ha sido uno de los mejores dispositivos que se ha presentado este año, y deja una pausa en las presentaciones de la compañía hasta marzo de 2017 en el MWC de Barcelona. Esta fecha no se puede confirmar al 100%, pero todos sabemos que lo hará un día antes del mayor evento de telefonía del mundo.


Android consigue un 97% de mercado en la India 


Ha falta de unos cuantos meses para esto ya se ha hablado sobre la posibilidad de que el Samsung Galaxy S8 venga solo en versión curva. Esto es algo que Samsung ya ha puesto en marcha con el Note 7, pero aunque parezca similar no tiene nada que ver, por lo que hay motivos para pensar que esto finalmente no ocurra.

Las pantallas pequeñas siguen teniendo mercado

Hace unas horas os hemos hablado sobre los datos de Samsung en el primer trimestre. La compañía es la encargada de fabricar los 3 terminales más vendidos del primer semestre del año, algo que nadie se puede permitir decir en estos momentos, salvo ella. Uno de estos dispositivos es el Galaxy S7 Edge y el otro el Galaxy S7. Entre los dos suman la friolera de 25,1 millones de dispositivos vendidos en 6 meses. 

Si para 2017 Samsung decide lanzar solo una versión curva del S8, muchas de las ventas que tiene el Galaxy S7 desaparecerán, yendo el dinero a las arcas de otras compañías. Puede que a ti no te gusten las pantallas pequeñas, pero hay una gran cantidad de mercado a la cual le encantan y siguen necesitando 5,1 pulgadas. Además, también hay usuarios a los cuales las pantallas curvas no les parecen productivas, algo en lo que también tienen razón.

Puede que si solo se lanza una versión curva, esta tenga más ventas que la versión curva anterior, pero en conjunto, las ventas irán hacia abajo, algo que Samsung no quiere. La compañía sabe bien lo que necesitan los usuarios, y en su gama S no se la jugará ofreciendo una sola versión curva.


Pokémon Go llega a los 200 millones de dólares en tan solo un mes