Samsung Galaxy Note 9 vs Samsung Galaxy Note 8: ¿qué ha cambiado?

Ahora que ya te hemos contado todos los detalles del Samsung Galaxy Note 9 os podemos contar todo lo que ha cambiado respecto al Note 8. El  nuevo dispositivo de Samsung tiene un antecesor que se lanzó en las mismas fechas de 2017. Llegó como un terminal bastante novedoso, renovando bastante el diseño de la serie. Ahora, al igual que ocurrió a principios de año con el S9, los cambios no son tan apreciables. A simple vista puede que no diferencies los dispositivos, aunque hay varios detalles que delatan el nuevo modelo. En general es un dispositivo más potente, aunque no por ello el Note 8 deja de ser una mala opción de mercado. Sin más, vamos con un Samsung Galaxy Note 9 vs Samsung Galaxy Note 8.

El Note 9 ha seguido la línea de diseño que ya se estrenó en el Note 8. La pantalla, las curvas y los materiales han cambiado muy poco, aunque algunos detalles están más pulidos que el año pasado. Ya os contamos en el análisis del Note 8 que es un teléfono construido casi a la perfección, con detalles de mucha calidad y robusto en la mano. Eso sí, también es muy frágil por culpa de la trasera de cristal y la gran pantalla.


La batería del Huawei Mate 20 será la más grande de la gama alta


Dos diseños muy similares con mejoras importantes

Si hay algo que criticamos en el Note 8, fue la posición del sensor de huellas. Este componente estaba colocado en un lugar muy poco accesible y su uso era casi nulo en la mayoría de los casos. Esto se mejora en el nuevo terminal, colocando este sensor justo debajo de la cámara y no al lado. Este posiblemente es el cambio de diseño más drástico e importante entre los dos dispositivos, ya que el resto del cuerpo es muy similar.

Las curvas de la pantalla con idénticas y en el frontal el cambio más apreciable es la reducción del bisel inferior. Esta optimización ha conseguido que la pantalla crezca ligeramente respecto al año pasado, aunque solo 0,1 pulgadas. La sensación en la mano se espera que sea casi idéntica a la del Note 8, por lo que si te gustó el anterior Note, este también será de tu agrado.

Samsung Galaxy Note 8

En la parte inferior seguimos teniendo un USB Type-C, una entrada de audio para los auriculares, el S-Pen y un altavoz. Todo está situado en la misma posición y con una calidad extrema.

Dos pantallas Super AMOLED que se diferencian en tamaño

La historia se repite una vez más. El Samsung Galaxy Note 9 monta una pantalla ligeramente mejor que la del Note 8. No en resolución, sino en el muestreo de colores y calidad. Este cambio es muy poco apreciable del S8 al S9 y lo mismo ocurre con el nuevo Note 9. El panel mantiene formato y resolución, aunque aumenta ligeramente en tamaño. Pasa de 6,3 a 6,4 pulgadas. La mayoría de los biseles son idénticos, algo que no ocurre con el inferior, que se reduce ligeramente.

De nuevo tenemos una curva en cada lateral, por lo que la experiencia visual de ambos dispositivos será prácticamente idéntica. Sin duda, cualquiera de los dos es perfecto para consumir contenido multimedia.

Un nuevo procesador más potente y eficiente

Sí, el Samsung Galaxy Note 9 tiene el mismo procesador Exynos del S9. Este es más potente y eficiente que el montado en el Note 8. Si actualmente tienes el dispositivo del 2017 sabrás que su rendimiento es espectacular, algo con lo que no tendrás problema en ninguno de los dos. Ambos tienen 6 GB de RAM y corren todo a la perfección. Mientras que el procesador del Note 9 es un Exynos 9810, el que monta el Note 8 es un 8895. La diferencia entre ambos no es abismal, pero sí que mejora la potencia bruta y es más eficiente.

Exynos 9810

Esto, sumado a la nueva batería de 4.000 mAh puede ser una ver las mayores bazas del dispositivo para ofrecer una gran autonomía. Es una diferencia importante respecto al Note 8, pues este dispositivo cuenta con 3.300 mAh.

Una cámara mejorada que suma inteligencia artificial

Por lo general la serie Note copia muchos elementos de los Galaxy S. La cámara es algo que de nuevo toma prestado del Samsung Galaxy S9 Plus, pero con la llegada de la inteligencia artificial. Respecto al Note 8 el cambio es significativo, pues llega el nuevo sensor con apertura variable. Se mantiene el zoom X2, aunque con una calidad y versatilidad bastante mejor.

Pero lo más interesante de la cámara del Note 9 es que incluye inteligencia artificial por primera vez por parte de la coreana. Este detalle ni siquiera está presente en el S9 Plus, por lo que el salto podría ser importante de un dispositivo a otro. La calidad del Note 8 es muy buena, pero este Note 9 estará por encima en varios aspectos fotográficos.

Un precio muy diferente que puede marcar la diferencia

Después de ver los aspectos más importantes que han cambiado de un año a otro, ahora toca hablar sobre la situación de los dos dispositivos. El Note 9 llega con un precio por encima de los 1.000 euros, por lo que es una opción que muy pocos usuarios se podrán permitir. La buena noticia es que el Note 8 ha bajado mucho de precio en este último año. Es fácil encontrarlo por unos 630 euros en Amazon, unos 400 euros por debajo del precio base.

Conociendo los cambios de diseño y hardware interno, no creemos que merezca la pena cambiar de dispositivo en caso de tener un Note 8. Y si estabas pensando en comprar uno, seguramente la mejor opción sea optar por el Note 8, pues es uno de los mejores móviles del mercado que no ha visto demasiadas novedades en su renovación.


Ya es oficial: Qualcomm Snapdragon 670 para los gama media más potentes


 

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

09/08/2018 17:33