_91756973_re035790761

Todo el revuelo del Samsung Galaxy Note 7 seguro está dando más de un dolor de cabeza a la compañía. No nos imaginamos a los inversores que decidieron ingresar dinero en las cuentas de Samsung antes de la salida del Note 7 con fin de que las acciones subieran de valor y así ganar una buena cantidad de dinero. Ya os hemos contado que finalmente, y tras una serie de reemplazos y comunicados, Samsung ha hecho oficial la parada permanente de la producción del Note 7.


Oppo R9s se dará a conocer el 19 de octubre 


Esto significa que no habrá más Galaxy Note 7 y por lo tanto, si no lo tienes ya, será realmente difícil que lo compres. Sí, sabemos que se trata de uno de los mejores dispositivos del año, pero también de uno de los más peligrosos de usar. Se cuentan por cientos los casos de incendios, algo que nunca habíamos visto en la industria de la telefonía. El plan de Samsung a partir de ahora es retirar todos los Samsung Galaxy Note 7, y devolver el dinero a los usuarios que lo han comprado.

Pero… ¿y si quiero seguir con mi Note 7?

Bien, al tratarse de un terminal tan exclusivo y que no podrás encontrar en otra compañía puede que estés pensando en correr el riesgo y quedarte con él. Pues bien, lo primero que debes saber, es que Samsung recomienda apagarlo y guardarlo hasta que llegue a sus manos para ser, posiblemente, destruido. Cuando la compañía que ha fabricado dicho teléfono llega hasta este punto da que pensar.

Pero si tú quieres seguir usando el dispositivo debes saber, que por el momento Samsung no tiene ningún plan para los usuarios como tú. Es decir, todavía no se ha planteado que haya usuarios que se quieran quedar con los dispositivos defectuosos. Claramente lo hará, cuando el número de Note 7 en el mercado vaya bajando tras la recogida.

Realmente pueden pasar dos cosas: que paguen o que fuercen una actualización. La primera es la más sencilla pero a la vez la menos probable. Pero la segunda opción sí la deberemos tener en cuenta, ya que Samsung puede forzar una actualización en todos los dispositivos que sigan en el mercado para dejarlos inactivos o inhabilitados. 

Por este motivo, si tenéis un Note 7 os recomendamos que aceptéis el reembolso del dinero o el cambio por un Galaxy S7 Edge para no quedaros con un dispositivo que no tendrá soporte, ni actualizaciones, y que probablemente se incendie cuando estás durmiendo.


Samsung envía cajas de aislamiento para recoger el Note 7